Imprimir
Para sus Amigos
  Portada > Conocer a China > Tibet
 
CREENCIA RELIGIOSA


CREENCIA RELIGIOSA

De toda la población de la Región Autónoma del Tibet, la mayoría profesa el budismo tibetano; unos 2.000 habitantes, el islamismo, y otros 600 , la religión católica. El budismo tibetano es una rama del budismo chino. Ya en el siglo VII, el budismo se introdujo sucesivamente en el entonces Reino Tufan desde la parte central de China y Nepal. Al comienzo, lo profesaban los nobles y más tarde se difundía gradualmente entre el pueblo. El proceso de la difusión comprende el período de Hong Anterior(siglo VII-siglo IX, equiivalente al período de Tufan) y el período de Hong Posterior (siglo X - mediados de siglo XX). En el largo período de Hong Posterior, llegaron de vez en cuando a la meseta Qinghai-Tibet monjes prominentes budistas de la India y de la zona cachemira a predicar doctrinas religiosas y, al mismo tiempo, asimilando y fusionando la Bon, religión primitiva inherente del Tibet, se formó el budismo tibetano perteneciente a la secta muhayanista (Gran Vehículo). El budismo tibetano tiene sus propias características. Por ejemplo, el sistema de reencarnación de buda viviente no lo tienen otras sectas budistas del resto de China. En el largo período de desarrollo, se forman muchas sectas, entre otras destacan la Secta Ningma( conocida popularmente como Secta Roja), la Sagya ( Secta Florida), la Gagyuba (Secta Blanca) y la Geluba (Secta Amarilla). De las cuales, tuvo mayor influencia la Secta Geluba fundada por Tsongkhapa a comienzos del siglo XV después de la reforma de la religión. Esta secta se convirtió más tarde en dos sistemas de buda viviente con el Dalai y el Bainqen a la cabeza.

Respeto y Protección de la Libertad de Creencia Religiosa: El respeto a y la protección de la libertad de creencia religiosa es la política fundamental del Gobierno Chino respecto a la religión. Al igual que otros lugares del país, la Región Autónoma del Tibet practica la política de libertad de creencia religiosa . El contenido y la interpretación completa de esta política consiste en que todo ciudadano goza de la libertad de creer en la religión y también de la libertad de no creer en la religión; goza de la libertad de creer  en cierta religión y también de la libertad de creer en otra diferente y, dentro de una misma religión, tiene la libertad de creer en una secta determinada y también la de creer en otra distinta; y además, tiene la libertad de pasar de no creyente a creyente y viceversa. Después de la liberación pacífica del Tibet, los organismos de todos los niveles del Tibet aplican concienzudamente esta política, siendo objeto de elogios por los bonzos y sacerdotes. Ahora, el pueblo tibetano bajo la protección de la Constitución del Estado y las leyes, goza de la plena libertad de desarrollar las actividades religiosas normales. Durante el período de la "Gran Revolución Cultural" comprendido entre 1966 y 1976, al igual que otras zonas del país, la política de libertad de creencia religiosa en el Tibet fue saboteada, los locales destinados a los oficios religiosos y sus instalaciones fueron seriamente dañados. Al término de la "Gran Revolución Cultural", la Región Autónoma del Tibet ha puesto en práctica de manera integral dicha política, restaurando o constituyendo seguidamentre organismos de trabajo religioso, reanudando las tradicionales fiestas religiosas y étnicas y aumentando numerosos locales destinados a oficios religiosos. En la actualidad, la Región Autónoma del Tibet cuenta con más de 1.400 monaterios grandes y pequeños y locales religiosos, los cuales han satisfecho  las necesidades de la vida religiosa normal de los fieles. En más de diez años transcurridos, el Estado ha asignado a la región 220 millones de yuanes por concepto de fondos especiales para reparar el monasterio Jokhan construido en el siglo VII, el monasterio Sanye construido por el rey de Tufan en el siglo VIII, y los cuatro famosos monasterios de la Secta Geluba del budismo tibetano el Daipung, el Sera, el Gandain y el Trashilhumpo. El Estado ha invertido 55 millones de yuanes para mantener el Palacio Potala y el mantenimiento ha durado cinco años. Ha destinado 6.700.000 yuanes por concepto de fondos especiales, 111 kilos de oro, más de 2.000 kilos de plata y gran cantidad de joyas para restaurar las estupas de alma y salas conmemorativa del Bainqen V al Bainqen IX. En enero de 1992, falleció el Bainqen Erdini X Qoigyi Gyainzain. El Estado destinó fondos para construir en el monasterio Trashibunpo una estupa y una sala conmemorativa para guardar los restos del Bainen Erdini X. Según la práctica tradicional del budismo tibetano, se celebró una gran ceremonia inaugural.

Desarrollo de Actividades Religiosas por su propia iniciativa:Las distintas organizaciones religiosas del Tibet desarrollan las actividades religiosas por su propia voluntad. La sucursal en la Región Autónoma del Tibet de la Asociación de Budistas de China ha establecido la Academia Budista del Tibet y se han abierto cursos de estudio de cánones búdicos en los monasterios de diferentes sectas. Se recomiendan anualmente a determinados budas vivientes y monjes para ir a Beijing a superarse en la Academia Budista Superior de China. En 1984, el Gobierno de la Región Autónoma regaló la Bkah-Gyur de la edición de Lhasa en tibetano de la Tripitaka a la Asociacion Budista de la Región Autónoma del Tibet. Después de haber montado una imprenta de cánones en Llhasa, el Gobierno de la Región se puso a suministrar la obra Bkah-Gyur de la edición de Lhasa en tibetano a los monasterios de la religión budista en el idioma tibetano dentro o fuera de la región, obra que imprimió dicha imprenta. En 1990, la Asociación Budista de la Región Autónoma empezó a grabar e imprimir en el monasterio Muru la Bkah-Gyur de la edición de Lhasa en tibetano de la Tripitaka,trabajo que el Dalai Lama XIII había pensado hacer pero no había podido ponerlo en práctica. En 1985, la Asociación Budista de la Región Autónoma del Tibet creó la publiación "El budismo del Tibet". En la actualidad, hay en toda la región 34.000 monjes y monjas. Centenares de personalidades de los círculos religiosos han sido elegidas delegados a las asambleas populares de todos los niveles, miembros de la Conferencia Consultiva Política o miembros del Consejo de la Asociación Budista o desempeñan cargos en el gobierno de diversos niveles. Organizaciones budistas y personalidades de los sectores religiosos de la Región Autónoma del Tibet han efectuado numerosas visitas de estudio a países extranjeros o realizado intercambios académicos y, a su vez, han atendido en la región a organizaciones y personalidades de decenas de países que han venido al Tibet para realizar visitas y estudios o para rendir homenaje religioso en su peregrinación .


  Imprimir   Para sus Amigos