Imprimir
Para sus Amigos
  Portada > Servicios Consulares
 
CONVENCION DE VIENA SOBRE RELACIONES CONSULARES, HECHA EN VIENA EL 20 DE ABRIL DE 1963

2003/04/01



Las partes de los Estados partícipes de la presente Convención,
Recordando que las relaciones consulares han sido establecidas entre los pueblos desde la antigüedad,
Teniendo en cuenta los Propósitos y Principios de la Carta de las Naciones Unidas que conciernen a la igualdad soberana de los Estados, el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales, y la promoción de las relaciones amistosas entre las naciones,

Considerando que la Conferencia de Naciones Unidas sobre Intercambio e Inmunidades Diplomáticas adoptó la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas que se abrió para su firma el 18 de abril de 1961,

Creyendo que una convención internacional sobre relaciones consulares, privilegios e inmunidades también contribuiría al desarrollo de relaciones amistosas entre las naciones, independientemente de sus diferentes sistemas sociales y constitucionales,

Comprendiendo que el propósito de tales privilegios e inmunidades no es el de beneficiar a individuos sino el de asegurar el eficiente ejercicio de las funciones de los establecimientos consulares a nombre de sus respectivos Estados,

Afirmando que los preceptos de las leyes internacionales consuetudinarias continúan gobernando los asuntos no expresamente estipulados por las disposiciones de la presente Convención,

Han acordado lo siguiente:

Artículo 1

DEFINICIONES

1.Para los propósitos de la presente Convención, las siguientes
expresiones tendrán los significados que más abajo han sido asignados:


a) ?establecimiento consular? significa cualquier consulado general, consulado, vice-consulado o agencia consular;
b) ?distrito consular? significa el área asignada a un establecimiento consular para el ejercicio de sus funciones consulares;
c) ?jefe de establecimiento consular? significa la persona encargada del deber de actuar en esa capacidad;
d) ?funcionario consular? significa cualquier persona, incluyendo el jefe de un establecimiento consular, encargada de esa capacidad con el ejercicio de las funciones consulares;
e) ?empleado consular? significa cualquier persona empleada en el servicio técnico o administrativo de un establecimiento consular;
f) ?miembro del personal de servicio? significa cualquier persona empleada en el servicio doméstico de un establecimiento consular;
g) ?miembros del establecimiento consular? significan los funcionarios consulares, empleados consulares y miembros del personal de servicio;
h) ?miembros del personal consular? significan los funcionarios consulares menos el jefe de un establecimiento consular, empleados consulares y miembros del personal de servicio;
i) ?miembro del personal privado? significa una persona que se encuentra empleada exclusivamente en el servicio privado de un miembro del establecimiento consular;
j) ?locales consulares? significa todos los edificios o partes de edificios y los terrenos dependientes de ellos, sin tener en cuenta la propiedad, utilizados exclusivamente para los propósitos del establecimiento consular;
k) ?archivos consulares? incluyen los papeles, documentos, correspondencia, libros, películas, cintas y registros del establecimiento consular, conjuntamente con los cifrados y claves, ficheros y cualquier mueble destinado a su protección o custodia.

2. Los funcionarios consulares tienen dos categorías, a saber, los funcionarios consulares de carrera y los funcionarios consulares honorarios. Las disposiciones del Capítulo II de la presente Convención se aplican a los establecimientos consulares encabezados por funcionarios consulares de carrera; las disposiciones del Capítulo III rigen los establecimientos consulares encabezados por funcionarios consulares honorarios.

3. El estatus particular de los miembros de los establecimientos consulares que son nativos o residentes permanentes del Estado receptor se rige por el Artículo 71 de la presente Convención.


CAPITULO I

RELACIONES CONSULARES EN GENERAL

Sección I
ESTABLECIMIENTO Y TRATAMIENTO
DE LAS RELACIONES CONSULARES

Artículo 2

ESTABLECIMIENTO DE RELACIONES CONSULARES

1. El establecimiento de relaciones consulares entre Estados tiene lugar mediante consentimiento mutuo.
2. El consentimiento dado para el establecimiento de relaciones diplomáticas entre dos Estados implica, a menos que haya otra declaración, el consentimiento para el establecimiento de relaciones consulares.
3. La ruptura de las relaciones diplomáticas no comprenderá ipso facto la ruptura de las relaciones consulares.

Artículo 3

EJERCICIO DE LAS FUNCIONES CONSULARES

Las funciones consulares son ejercidas por los establecimientos consulares. También son ejercidas por las misiones diplomáticas de acuerdo con las disposiciones de la presente Convención.

Artículo 4

APERTURA DE UN ESTABLECIMIENTO CONSULAR

1. Un establecimiento consular se puede abrir en el territorio del Estado receptor sólo con el consentimiento de ese Estado.

2. El domicilio del establecimiento consular, su clasificación y el distrito consular deberán determinarse por parte del Estado emisor y deberán estar sujetos a la aprobación del Estado receptor.

3. Los cambios subsiguientes en el domicilio del establecimiento consular, su clasificación o distrito consular podrán hacerse por parte del Estado emisor sólo con el consentimiento del Estado receptor.

4. También se requerirá el consentimiento del Estado receptor si un consulado general o un consulado desea abrir un vice-consulado o una agencia consular en una localidad diferente a la que se encuentre ubicado.

5. El consentimiento expreso previo del Estado receptor también será necesario para la apertura de una oficina que forme parte de un establecimiento consular ya existente en cualquier otro lugar que no sea su domicilio.

Artículo 5

FUNCIONES CONSULARES

Las funciones consulares consisten en:

a) proteger en el Estado receptor los intereses del Estado emisor y de sus ciudadanos, tanto individuos como personas jurídicas dentro de los límites permitidos por las leyes internacionales;
b) fomentar el desarrollo de las relaciones comerciales, económicas, culturales y científicas entre el Estado emisor y el Estado receptor y promover las relaciones amistosas en otros terrenos entre los dos Estados de acuerdo a las disposiciones de la presente Convención;
c) comprobar, por todos los medios legales, las condiciones y los acontecimientos en la vida comercial, económica, cultural y científica del Estado receptor, reportando inmediatamente después al Gobierno del Estado emisor y proporcionándole información a las personas interesadas;
d) expedir pasaportes y documentos de viaje a los ciudadanos del Estado emisor, y visas o documentos apropiados a personas que deseen viajar al Estado emisor;
e) ayudar y dar asistencia a los ciudadanos, tanto individuos como personas jurídicas, del Estado emisor;
f) actuar como notario o registro civil y en capacidades de tipo similar, y hacer ciertas funciones de naturaleza administrativa, siempre que no haya nada en contra de las leyes y regulaciones del Estado receptor;
g) salvaguardar los intereses de los ciudadanos, tanto individuos como personas jurídicas, del Estado emisor en casos de sucesión por mortis causa en el territorio del Estado receptor, de acuerdo con las leyes y regulaciones del Estado receptor;
h) salvaguardar, dentro de los límites impuestos por las leyes y
regulaciones del Estado receptor, los intereses de los menores de
18-4
edad y otras personas que no tengan plena capacidad, que sean ciudadanos del Estado emisor, particularmente donde se requiera algún tipo de tutela o fideicomiso con respecto a tales personas;
i) sometiéndose a sus prácticas y procedimientos, conseguir en el Estado receptor representación, o disponer representación adecuada para los ciudadanos del Estado emisor ante los tribunales y otras autoridades del Estado receptor, con el propósito de obtener, de acuerdo con las leyes y regulaciones del Estado receptor, medidas provisionales para la preservación de los derechos e intereses de esos ciudadanos, donde, por ausencia u otra razón, tales ciudadanos no puedan en el momento adecuado asumir la defensa de sus derechos e intereses;
j) remitir documentos judiciales y extra-judiciales o formalizar cartas rogatorias o comisiones para buscar evidencias para los tribunales del Estado emisor de acuerdo con los convenios internacionales vigentes o, en ausencia de tales convenios internacionales, en cualquier otra forma compatible con las leyes y regulaciones del Estado receptor;
k) hacer uso de los derechos de supervisión e inspección dispuestos en las leyes y regulaciones del Estado emisor respecto a los barcos que tengan la nacionalidad del Estado emisor y respecto a los aviones registrados en ese Estado y a sus tripulaciones;
l) ofrecer ayuda a los barcos y aviones mencionados en el sub-párrafo (k) de este Artículo y a sus tripulaciones, tomando declaraciones con respecto al viaje de la nave, examinando y sellando los documentos del barco, y, sin prejuicio de los poderes de las autoridades del Estado receptor, realizar investigaciones sobre cualquier incidente que ocurra durante el viaje y poner fin a las disputas de cualquier tipo entre el capitán, los oficiales y marineros hasta donde ello sea autorizado por las leyes y regulaciones del Estado emisor;
m) ejercer cualquier otra función encomendada a un establecimiento consular por parte del Estado emisor que no esté prohibida por las leyes y regulaciones del Estado receptor, o para la cual no exista objeción por parte del Estado receptor, o que se encuentre contemplada en los acuerdos internacionales vigentes entre el Estado emisor y el Estado receptor.

Artículo 6

EJERCICIO DE LAS FUNCIONES
CONSULARES FUERA DEL
DISTRITO CONSULAR

Un funcionario consular puede, en circunstancias especiales, con el consentimiento del Estado receptor, ejercer sus funciones fuera de su distrito consular.

Artículo 7

EJERCICIO DE LAS FUNCIONES
CONSULARES EN UN TERCER ESTADO

El Estado emisor puede, una vez notificados los Estados concernientes, confiar a un establecimiento consular en un Estado en particular el ejercicio de las funciones consulares en otro Estado, a menos que haya objeción expresa por parte de uno de los Estados involucrados.

Articulo 8

EJERCICIO DE LAS FUNCIONES
CONSULARES EN NOMBRE
DE UN TERCER ESTADO

Mediante el envío de una notificación adecuada al Estado receptor, un establecimiento consular del Estado emisor puede, a menos que el Estado receptor tenga alguna objeción, ejercer las funciones consulares en el Estado receptor en nombre de un tercer Estado.

Artículo 9

CATEGORIAS DE JEFES DE
ESTABLECIMIENTOS CONSULARES

1. Los jefes de establecimientos consulares se dividen en cuatro categorías, a saber:

a) Cónsul general
b) Cónsul
c) Vice-cónsul
d) Agentes consulares.

2. El párrafo 1 de este Artículo de ningún modo restringe el derecho de ninguna de las Partes Contratantes para determinar la designación de funcionarios consulares además de los jefes de los establecimientos consulares.


Artículo 10

NOMBRAMIENTO Y ADMISION DE LOS
JEFES DE ESTABLECIMIENTOS CONSULARES

1. Los jefes de establecimientos consulares son nombrados por el Estado emisor y son admitidos para el ejercicio de sus funciones por el Estado receptor.

2. Sujetas a las disposiciones de la presente Convención, las formalidades para el nombramiento y para la admisión del jefe de un establecimiento consular son determinadas por las leyes, regulaciones y usos del Estado emisor y del Estado receptor, respectivamente.

Artículo 11

NOMBRAMIENTO CONSULAR O
NOTIFICACION DE DESIGNACION

1. El Estado emisor deberá proveer al jefe de un establecimiento consular de un documento en forma de nombramiento o instrumento similar, redactado para cada designación, certificando su capacidad y mostrando, como regla general, su nombre completo, su categoría y condición, el distrito consular y la sede del establecimiento consular.
2. El Estado emisor deberá enviar el nombramiento o instrumento similar a través del canal diplomático u otro canal apropiado al Gobierno del Estado en cuyo territorio el jefe del establecimiento consular ejercerá sus funciones.
3. Si el Estado receptor está de acuerdo, el Estado emisor puede enviar al Estado receptor, en lugar de un nombramiento o instrumento similar, una notificación contentiva de los pormenores requeridos por el párrafo 1 de este Artículo.


Artículo 12

EL EXEQUATUR

1. El jefe de un establecimiento consular es admitido para el ejercicio de sus funciones mediante una autorización del Estado receptor llamada exequatur, cualquiera que sea la forma de esta autorización.

2. El Estado que se niegue a otorgar un exequatur no está obligado a dar al Estado emisor las razones para tal negativa.

3. Sujeto a las disposiciones de los Artículos 13 y 15, el jefe de un
establecimiento consular no entrará en posesión de su cargo hasta que no haya recibido un exequatur.

Artículo 13

ADMISION PROVISIONAL DE LOS JEFES
DE ESTABLECIMIENTOS CONSULARES

Mientras espera el recibo del exequatur, el jefe de un establecimiento consular puede ser admitido provisionalmente para el ejercicio de sus funciones. En tal caso, se aplicarán las disposiciones de la presente Convención.

Artículo 14

NOTIFICACION A LAS AUTORIDADES
DEL DISTRITO CONSULAR

Tan pronto como el jefe del establecimiento consular sea admitido aunque sea provisionalmente para el ejercicio de sus funciones, el Estado receptor deberá notificar inmediatamente a las autoridades competentes del distrito consular. Deberá además asegurar que se tomen las medidas
necesarias para facilitar que el jefe de un establecimiento consular pueda llevar a cabo los deberes de su cargo y tener el beneficio de las disposiciones de la presente Convención.

Artículo 15

EJERCICIO TEMPORAL DE LAS FUNCIONES DE
JEFE DE UN ESTABLECIMIENTO CONSULAR

1. Si el jefe de un establecimiento consular no puede llevar a cabo sus funciones o el puesto de jefe del establecimiento consular se encuentra vacante, un jefe de establecimiento interino puede actuar provisionalmente en lugar del jefe del establecimiento consular.

2. El nombre completo del jefe interino del establecimiento se deberá
notificar bien por parte de la misión diplomática del Estado emisor o, si ese Estado no tuviera tal misión en el Estado receptor, por parte del jefe del establecimiento consular, o, si éste no pudiera hacerlo, por parte de cualquier autoridad competente del Estado emisor, al Ministro de Relaciones Exteriores del Estado receptor o a la autoridad designada por ese Ministerio. Como regla general, esta notificación deberá entregarse con antelación. El Estado receptor puede aceptar la admisión como jefe de establecimiento interino de una persona que no sea ni representante diplomático ni funcionario consular del Estado emisor en el Estado receptor dependiendo de su consentimiento.

3. Las autoridades competentes del Estado receptor deberán prestar ayuda y protección al jefe de establecimiento interino. Mientras esté a cargo del establecimiento, se le aplicarán las disposiciones de la presente Convención tal como se haría si fuese el jefe del establecimiento consular. El Estado receptor no estará obligado, no obstante, a garantizarle a un jefe de establecimiento interino ninguna facilidad, privilegio o inmunidad de las que disfrute el jefe del establecimiento consular solamente sujetas a condiciones no cumplidas por el jefe de establecimiento interino.

4. Cuando, en las circunstancias referidas en el párrafo 1 de este Artículo, un miembro del personal diplomático de la misión diplomática del Estado emisor en el Estado receptor sea designado por el Estado emisor como jefe de establecimiento interino, éste continuará disfrutando, si el Estado receptor no pone ninguna objeción, de los privilegios e inmunidades diplomáticas.

Artículo 16

PRECEDENCIA ENTRE JEFES DE
ESTABLECIMIENTOS CONSULARES

1. Los jefes de establecimientos consulares recibirán esa categoría de acuerdo a la fecha del otorgamiento del exequatur.

2. Si, no obstante, el jefe de un establecimiento consular es admitido para el ejercicio de sus funciones provisionalmente antes de la obtención del exequatur, su precedencia será determinada de acuerdo con la fecha de la admisión provisional; esta precedencia deberá mantenerse después del otorgamiento del exequatur.


3. El orden de precedencia entre dos o más jefes de establecimientos consulares que obtengan el exequatur o la admisión provisional en la misma fecha deberá determinarse de acuerdo con las fechas en las cuales sus nombramientos o instrumentos similares o las notificaciones a las que se refiere el párrafo 3 del Artículo 11 fueron presentados al Estado receptor.

4. Los jefes de establecimientos interinos deberán ocupar sus posiciones después de todos los jefes de establecimientos consulares y, entre ellos mismos, deberán ocuparlas de acuerdo a las fechas en las cuales asumieron sus funciones como jefes de establecimiento interinos tal como se indica en las notificaciones dadas en el párrafo 2 del Artículo 15.

5. Los funcionarios consulares honorarios que son jefes de establecimientos consulares deberán ocupar sus lugares después de los jefes de establecimientos consulares de carrera, en el orden y de acuerdo a las reglas prescritas en los párrafos anteriores.

6. Los jefes de establecimientos consulares tendrán precedencia por encima de los funcionarios consulares que no posean ese estatus.

Artículo 17

DESARROLLO DE ACTIVIDADES DIPLOMATICAS POR FUNCIONARIOS CONSULARES

1.En un Estado donde el Estado emisor no posea misión diplomática ni se encuentre representado por una misión diplomática de un tercer Estado, un funcionario consular puede, con el consentimiento del Estado receptor, y sin afectar su estatus consular, ser autorizado a ejecutar acciones diplomáticas. El desarrollo de tales actividades por parte de un funcionario consular no le conferirá ningún derecho a reclamar privilegios e inmunidades diplomáticas.

2.Un funcionario consular puede, después de la debida notificación dirigida al Estado receptor, actuar como representante del Estado emisor
ante cualquier organización inter-gubernamental. Al hacerlo, deberá tener derecho a disfrutar de cualquier privilegio e inmunidades de acuerdo a tal representación según las leyes internacionales consuetudinarias o por acuerdos internacionales; no obstante, respecto al desarrollo de cualquier función consular, no tendrá derecho a ninguna inmunidad mayor por jurisdicción que aquélla a que tenga derecho el funcionario consular bajo la presente Convención.


Artículo 18

NOMBRAMIENTO DE LA MISMA
PERSONA POR DOS O MAS ESTADOS
COMO FUNCIONARIO CONSULAR

Dos o más Estados pueden, con el consentimiento del Estado receptor, nombrar a la misma persona como funcionario consular en este Estado.

Artículo 19

DESIGNACION DE MIEMBROS
DEL PERSONAL CONSULAR

1. Sujeto a las disposiciones de los Artículos 20, 22 y 23, el Estado emisor puede nombrar libremente a los miembros del personal consular.

2.El Estado emisor deberá notificar al Estado receptor el nombre completo, categoría y clase de todos los funcionarios consulares que no sean el jefe del establecimiento consular, con suficiente tiempo de antelación para el Estado receptor, si así lo desea, a fin de poder ejercer los derechos que le confiere el párrafo 3 del Artículo 23.

3. El Estado emisor puede, si así lo requieren sus leyes y regulaciones, solicitar al Estado receptor que le otorgue un exequatur a un funcionario consular que no sea el jefe de un establecimiento consular.

4. El Estado receptor puede, si así lo requieren sus leyes y regulaciones otorgar un exequatur a un funcionario consular que no sea el jefe de un establecimiento consular.

Artículo 20

NUMERO DEL PERSONAL CONSULAR

En ausencia de un acuerdo expreso en cuanto al número del personal consular, el Estado receptor puede solicitar que el número del personal se mantenga dentro de los límites considerados por él como razonables y normales, teniendo en cuenta las circunstancias y condiciones en el distrito consular y a las necesidades del establecimiento en particular.

Artículo 21

PRECEDENCIA ENTRE FUNCIONARIOS
CONSULARES DE UN ESTABLECIMIENTO CONSULAR

La misión diplomática del Estado emisor o, si ese Estado no tuviese tal misión en el Estado receptor, el jefe del establecimiento consular, deberá notificar el orden de precedencia entre funcionarios consulares de un establecimiento consular y cualquier cambio en el mismo al Ministerio de Relaciones Exteriores del Estado receptor o a la autoridad designada por ese Ministerio.

Artículo 22

NACIONALIDAD DE LOS FUNCIONARIOS CONSULARES

1. Los funcionarios consulares deben, en principio, tener la nacionalidad del Estado emisor.

2. Los funcionarios consulares no pueden ser nombrados de entre personas que tengan la nacionalidad del Estado receptor, excepto con el consentimiento expreso de ese Estado, el cual puede retirarse en cualquier momento.

3.El Estado receptor puede reservarse el mismo derecho con respecto a los ciudadanos de un tercer Estado que tampoco sean ciudadanos del Estado emisor.

Artículo 23

PERSONAS DECLARADAS ?NON GRATA?

1. El Estado receptor puede en cualquier momento notificar al Estado
emisor que un funcionario consular es persona non grata o que cualquier
otro miembro del personal consular no es aceptable. En tal caso, el Estado emisor deberá, según el caso, bien retirar a la persona en cuestión o dar por terminadas sus funciones con el establecimiento consular.

2. Si el Estado emisor rehusa o no lleva a cabo en un tiempo razonable las obligaciones reflejadas en el párrafo 1 de este Artículo, el Estado receptor puede, según el caso, bien retirarle el exequatur a la persona en cuestión o dejar de considerarlo como miembro del establecimiento consular.

3. Una persona designada como miembro de un establecimiento consular es declarada inaceptable antes de llegar al territorio del Estado receptor o, si ya se encuentra en el Estado receptor, antes de tomar posesión en el establecimiento consular. En cualquiera de los casos, el Estado emisor deberá retirar su nombramiento.

4. En los casos mencionados en los párrafos 1 y 3 de este Artículo, el Estado receptor no está obligado a darle al Estado emisor las razones de su decisión.

Artículo 24

NOTIFICACION AL ESTADO RECEPTOR DE LOS NOMBRAMIENTOS, LLEGADAS y SALIDAS

1. El Ministerio de Relaciones Exteriores del Estado receptor o la autoridad designada por ese Ministerio deberá ser notificado de:

a) la designación de miembros de un establecimiento consular, su llegada después de la designación al establecimiento consular, su salida definitiva o la terminación de sus funciones y de cualquier otro cambio que afecte su estatus que pueda tener lugar en el transcurso de su servicio en el establecimiento consular;
b) la llegada y salida definitiva de una persona que pertenezca a la familia de un miembro de establecimiento consular y que forme parte de su casa y el hecho, donde sea apropiado,de que una persona se convierta o deje de ser miembro de esa familia;
c) la llegada y salida definitiva de miembros del personal privado y, donde sea apropiado, la terminación de su servicio como tal;
d) la contratación y el despedido de personas residentes en el Estado receptor como miembros de un establecimiento consular o como miembros del personal privado con derecho a privilegios e inmunidades.

2. Siempre que sea posible, también deberá notificarse con antelación la llegada y salida definitiva.





Sección II

FIN DE LAS FUNCIONES CONSULARES

Artículo 25

TERMINACION DE LAS FUNCIONES DE UN
MIEMBRO DE ESTABLECIMIENTO CONSULAR

Las funciones de un miembro de establecimiento consular deberán llegar a su fin inter alia:

a) por notificación del Estado emisor al Estado receptor de que sus funciones han concluido;
b) si se le retira el exequatur;
c) por notificacion del Estado receptor al Estado emisor de que el Estado receptor ha dejado de considerarlo miembro del personal consular.


Artículo 26

SALIDA DEL TERRITORIO
DEL ESTADO RECEPTOR

El Estado receptor deberá garantizar, aún en caso de conflicto armado, a los miembros del establecimiento consular y miembros del personal privado, que no sean ciudadanos del Estado receptor, y a sus familiares que formen parte de sus hogares independientemente de sus nacionalidades, el tiempo necesario y las facilidades para que puedan preparar sus salidas y partir lo más inmediatamente posible después de la terminación de las funciones de los miembros en cuestión. Especialmente, deberá poner a su disposición, en caso de necesidad, los medios de transporte necesarios para ellos y sus propiedades, excepto las propiedades adquiridas en el Estado receptor cuya exportación esté prohibida al momento de la partida.

Artículo 27

PROTECCION DE LOCALES CONSULARES Y ARCHIVOS Y DE LOS INTERESES DEL ESTADO EMISOR EN CIRCUNSTANCIAS EXCEPCIONALES

1. En caso de ruptura de relaciones consulares entre dos Estados:
a) el Estado receptor deberá respetar y proteger, aún en caso de conflicto armado, los locales consulares, conjuntamente con las propiedades del establecimiento consular y sus archivos;
b) el Estado emisor podrá confiar la custodia de los locales consulares, conjuntamente con las propiedades que en ellos se encuentren y sus archivos, a un tercer Estado aceptable para el Estado receptor;
c) el Estado emisor podrá confiar la protección de sus intereses y los intereses de sus ciudadanos a un tercer Estado aceptable para el Estado receptor.

2. En caso del cierre temporal o permanente de un establecimiento consular, se deberán aplicar las disposiciones del sub-párrafo (a) del párrafo 1 de este Artículo. Además:

a) si el Estado emisor, aunque no esté representado en el Estado receptor por una misión diplomática, posee otro establecimiento consular en el territorio de ese Estado, se le podrá confiar a ese establecimiento consular la custodia de los locales del establecimiento consular que se haya cerrado, conjuntamente con las propiedades que contiene y sus archivos, y, con el consentimiento del Estado receptor, el ejercicio de las funciones consulares en el distrito de ese establecimiento consular; o
b) en caso de que el Estado emisor no posea misión diplomática u otro establecimiento consular en el Estado receptor, serán aplicables los sub-párrafos (b) y (c) del párrafo 1 de este Artículo.

CAPITULO II

FACILIDADES, PRIVILEGIOS E INMUNIDADES RELATIVAS A LOS ESTABLECIMIENTOS CONSULARES, FUNCIONARIOS CONSULARES DE CARRERA Y OTROS MIEMBROS DE ESTABLECIMIENTO CONSULAR

Sección I

FACILIDADES, PRIVILEGIOS E INMUNIDADES RELATIVAS AL ESTABLECIMIENTO CONSULAR

Artículo 28

FACILIDADES PARA EL TRABAJO DEL ESTABLECIMIENTO CONSULAR

El Estado receptor deberá proporcionar todo tipo de facilidades para el ejercicio de las funciones del establecimiento consular.

Artículo 29

USO DEL ESCUDO Y LA BANDERA NACIONAL

1. El Estado emisor tendrá el derecho de utilizar el escudo y la
bandera de su país en el Estado receptor, de acuerdo con lo dispuesto en este Artículo.

2.La bandera nacional y el escudo del Estado emisor podrán estar colocados en el edificio que ocupa el establecimiento consular y a la puerta de entrada del mismo, en la residencia del jefe del establecimiento consular y en sus medios de transporte cuando se los utilice en asuntos oficiales.

3. En el ejercicio del derecho acordado en este Artículo se observarán las leyes, regulaciones y costumbres del Estado receptor.

Artículo 30

ALOJAMIENTO

1. El Estado receptor deberá facilitar al Estado emisor la adquisición en su territorio, de acuerdo con sus leyes y regulaciones, de los locales necesarios para su establecimiento consular o ayudar a este último a obtener alojamiento en alguna otra forma.

2. Además, deberá ayudar al establecimiento consular, cuando sea necesario, a obtener alojamiento adecuado para sus miembros.





Artículo 31
INVIOLABILIDAD DE LOS LOCALES CONSULARES
1. Los locales consulares serán inviolables hasta el punto de lo dispuesto en este Artículo.
2. Las autoridades del Estado receptor no deberán entrar en los locales consulares utilizados exclusivamente para el trabajo del establecimiento consular excepto con el consentimiento del jefe del establecimiento consular o persona designada por él, o del jefe de la misión diplomática del Estado emisor. El consentimiento del jefe del establecimiento consular puede asumirse, sin embargo, en caso de fuego u otro desastre que requiera una pronta acción preventiva o de protección.
3. Conforme a lo dispuesto en el párrafo 2 de este Artículo, el Estado receptor tiene el especial deber de tomar todas las medidas apropiadas para proteger los locales consulares contra cualquier intrusión o da?o y para evitar cualquier perturbación de la paz del establecimiento consular o deterioro de su dignidad.
4. Los locales consulares, sus equipos, las propiedades del establecimiento consular y sus medios de transporte deberán ser inmunes a cualquier forma de requisa con propósitos de defensa nacional o utilidad pública. Si la expropiación fuese necesaria para tales propósitos, deberán tomarse todas las medidas posibles para evitar la obstaculización del ejercicio de las funciones consulares, y deberá pagarse al Estado emisor una compensación pronta, adecuada y efectiva.
Artículo 32
EXENCION DE IMPUESTOS PARA LOS LOCALES CONSULARES
1. Los locales consulares y la residencia del jefe del establecimiento consular de carrera, de los cuales el Estado emisor o cualquier persona que actúe en su nombre sean propietarios o inquilinos

estarán exentos del pago de todo tipo de impuestos y derechos nacionales, regionales o municipales, excepto los pagos expuestos por servicios específicos prestados.
2. La exención del pago de impuestos a que se refiere el párrafo 1 de este Artículo no debe aplicarse a tales derechos e impuestos si, bajo las leyes del Estado receptor, son pagaderos para la persona que se haya contratado con el Estado emisor o con la persona que actúe en su nombre.
Artículo 33
INVIOLABILIDAD DE LOS ARCHIVOS
Y DOCUMENTOS CONSULARES
Los archivos y documentos consulares serán inviolables en todo momento y dondequiera que se encuentren.
Artículo 34
LIBERTAD DE MOVIMIENTO
1. Sujeto a sus leyes y regulaciones concernientes al acceso a las zonas que estén prohibidas o reguladas por razones de seguridad nacional, el Estado receptor deberá asegurar la libertad de todos los miembros del establecimiento consular para moverse y viajar en su territorio.
Artículo 35
LIBERTAD DE COMUNICACION
1. El Estado receptor deberá permitir y proteger la libertad de comunicación por parte del establecimiento consular para todo propósito oficial. En su comunicación con el Gobierno, las misiones diplomáticas y otros establecimientos consulares del Estado emisor, dondequiera que estén situados, el establecimiento consular puede emplear todos los medios apropiados, incluyendo correos consulares o diplomáticos, valijas consulares o diplomáticas y mensajes codificados o cifrados. No obstante, el establecimiento consular podrá instalar y utilizar un transmisor de radiotelegrafía sólo con el consentimiento del Estado receptor.
2. La correspondencia oficial del establecimiento consular será inviolable. Se entenderá por correspondencia oficial toda correspondencia relativa al establecimiento consular y sus funciones.
3. La valija consular no será abierta ni detenida. No obstante, si las autoridades competentes del Estado receptor tienen serias razones para creer que la valija contiene algo que no sea la correspondencia, los documentos o los artículos a que se refiere el párrafo 4 de este Artículo, podrán solicitar que un representante autorizado del Estado emisor abra la valija en su presencia. Si las autoridades del Estado emisor rehusaran acceder a esta solicitud, la valija debería devolverse a su lugar de origen.
4. Los paquetes que forman parte de la valija consular deberán tener marcas externas visibles de su carácter y podrán contener sólo correspondencia y documentos oficiales o artículos destinados exclusivamente para uso oficial.
5. Se deberá entregarle al correo o mensajero consular un documento oficial que indique su estatus y el número de paquetes que conforman la valija consular. Excepto con el consentimiento del Estado receptor, el correo no deberá ser ni ciudadano del Estado receptor, ni, a menos que sea ciudadano del Estado emisor, residente permanente del Estado receptor. Será protegido por el Estado receptor para el ejercicio de sus funciones. Disfrutará de la inviolabilidad personal y no será objeto de ninguna forma de arresto o detención.
6. El Estado emisor, sus misiones diplomáticas y sus establecimientos consulares pueden designar correos o mensajeros consulares ad hoc. En tales casos, se deben aplicar también las disposiciones del párrafo 5 de este Artículo excepto que las inmunidades allí expresadas dejarán de aplicarse cuando el correo en cuestión haya entregado al consignatario la valija consular a su cargo.
7. Una valija consular puede confiarse al capitán de un barco o de un avión comercial programado para tocar tierra en un puerto de entrada autorizado. Se debe entregarle un documento oficial que indique el número de paquetes que conforman la valija, pero no debe ser considerado como correo consular. Conforme a arreglos con las autoridades locales apropiadas, el establecimiento consular puede enviar a uno de sus miembros a tomar posesión, directa y libremente, de la valija que trae el capián del barco o del avión.


Artículo 36
COMUNICACI?N Y CONTACTO CON
CIUDADANOS DEL ESTADO EMISOR
1. Con vistas a facilitar el ejercicio de las funciones consulares relativas a los ciudadanos del Estado emisor:
a) los funcionarios consulares tendrán libertad de comunicación con los ciudadanos del Estado emisor y tendrán acceso a ellos. Los ciudadanos del Estado emisor tendrán la misma libertad con respecto a la comunicación con los funcionarios consulares del Estado emisor y al acceso a los mismos;
b) si así lo solicitara, las autoridades competentes del Estado receptor deberían informar, sin demora, al establecimiento consular del Estado emisor si, dentro de su distrito consular, un ciudadano de ese Estado es arrestado o puesto en prisión o bajo custodia pendiente de juicio o si está detenido de cualquier otra forma. Cualquier comunicación dirigida al establecimiento consular por parte de la persona arrestada, en prisión, custodia o detención, también deberá entregarse a dichas autoridades sin dilación, las cuales deberán informar a la persona pertinente, sin pérdida de tiempo, de sus derechos según este sub-párrafo;
c) los funcionarios consulares tendrán el derecho de visitar al ciudadano del Estado emisor que esté en prisión, custodia o detención, para conversar y comunicarse con él y para coordinar su representación legal. Tendrán también el derecho de visitar a cualquier ciudadano del Estado emisor que esté en prisión, custodia o detención en su distrito en prosecución de un juicio. No obstante, los funcionarios consulares deberán abstenerse de actuar a nombre del ciudadano que se encuentre en prisión, custodia o detención si el ciudadano se opusiera expresamente a esa acción.
2. Los derechos a que se refiere el párrafo 1 de este Artículo deberán ejercerse de conformidad con las leyes y regulaciones del Estado receptor, sujeto a la condición, no obstante, de que dichas leyes y regulaciones sirvan a todos los efectos pertinentes para los propósitos acordados en este Artículo sobre esos derechos.

Artículo 37
INFORMACION EN CASO DE MUERTES, TUTELA O FIDEICOMISO, NAUGRAGIOS Y ACCIDENTES AEREOS
Si las autoridades competentes del Estado receptor poseen información relevante, dichas autoridades tendrán el deber de:
a) en caso de muerte de un ciudadano del Estado emisor, informar sin demora al establecimiento consular en cuyo distrito haya ocurrido el fallecimiento;
b) informar al establecimiento consular competente, sin demora, de cualquier caso donde la designación de un tutor o fideicomisario pueda responder a los intereses de un menor u otra persona que sea ciudadano del Estado emisor y no posea total capacidad. No obstante, la entrega de esta información será sin perjuicio de la operación de las leyes y regulaciones del Estado receptor concerniente a tales designaciones;
c) informar sin demora al establecimiento consular más cercano al lugar de los hechos, si un barco que tenga la nacionalidad del Estado emisor naufraga o encalla en aguas jurisdiccionales o nacionales del Estado receptor, o si un avión registrado en el Estado emisor sufre un accidente en territorio del Estado receptor.

Artículo 38
COMUNICACI?N CON LAS AUTORIDADES
DEL ESTADO RECEPTOR
En el ejercicio de sus funciones, los funcionarios consulares pueden dirigirse a:
a) las autoridades locales competentes de su distrito consular;
b) las autoridades centrales competentes del Estado receptor si ello está permitido por las leyes, regulaciones y usos del Estado receptor o por los acuerdos internacionales relevantes y hasta donde éstos así lo permitan.

Artículo 39
HONORARIOS Y CARGOS CONSULARES
1. El establecimiento consular puede recaudar en el territorio del Estado receptor los honorarios y cargos estipulados por las leyes y regulaciones del Estado emisor para las acciones consulares.
2. Las sumas recaudadas por los honorarios y cargos a que se refiere el párrafo 1 de este Artículo, y los recibos de tales honorarios y cargos, estarán exentos del pago de derechos e impuestos en el Estado receptor.
Sección II
FACILIDADES, PRIVILEGIOS E INMUNIDADES RELATIVAS A LOS FUNCIONARIOS CONSULARES DE CARRERA Y OTROS MIEMBROS DEl ESTABLECIMIENTO CONSULAR
Artículo 40
PROTECCION DE LOS FUNCIONARIOS CONSULARES
El Estado receptor deberá tratar a los funcionarios consulares con el debido respeto y tomar todas las medidas apropiadas para evitar cualquier ataque a su persona, su libertad o su dignidad.
Artículo 41
INVIOLABILIDAD PERSONAL DE
LOS FUNCIONARIOS CONSULARES
1. Los funcionarios consulares no deberán estar expuestos a arresto o detención pendiente de juicio excepto en el caso de un delito grave y en el cumplimiento de una decisión de la autoridad judicial competente.
2. Excepto en el caso especificado en el párrafo 1 de este Artículo, los funcionarios consulares no serán puestos en prisión ni estarán expuestos a ninguna otra forma de restricción de su libertad personal salvo en el cumplimiento de una decisión judicial de resultado final.
3. Si se iniciaran procesos criminales contra un funcionario consular, éste tendría que comparecer ante las autoridades competentes. No obstante, los procesos se conducirán con el respeto que se le debe por razón de su posición oficial y, excepto en el caso especificado en el párrafo 1 de este Artículo, de una manera que obstaculice el ejercicio de las funciones consulares lo menos posible. Cuando, en las circunstancias mencionadas en el párrafo 1 de este Artículo, se ha hecho necesaria la detención de un funcionario consular, los procesos en su contra deberán iniciarse con el mínimo de demora.

Artículo 42
NOTIFICACION DE ARRESTO,
DETENCION O ENJUICIAMIENTO
En caso de arresto o detención, pendiente de juicio, de un miembro del personal consular, o inicio de procesos criminales contra él, el Estado receptor deberá notificar de inmediato al jefe del establecimiento consular. Si éste último fuese objeto de cualquiera de estas medidas, el Estado receptor debería notificar al Estado emisor a través del canal diplomático.

Artículo 43
INMUNIDAD DE JURISDICCION
1. Los funcionarios y empleados consulares no se someterán a la jurisdicción de las autoridades administrativas o judiciales del Estado receptor por actos llevados a cabo en el ejercicio de sus funciones consulares.
2. Las disposiciones del párrafo 1 de este Artículo no se aplicarán, sin embargo, respecto a una acción civil que ocurra:
a) como resultado de la conclusión de un contrato por parte de un funcionario o empleado consular en el cual no se contrató expresa o implícitamente como agente del Estado emisor; o
b )mediante una tercera parte por da?os que surjan de un accidente en el Estado receptor causado por un vehículo, un barco, o un avión.



Artículo 44
OBLIGACION DE DECLARAR
1. Los miembros de un establecimiento consular podrán ser llamados a asistir como testigos en el curso de un proceso administrativo o judicial. Un empleado consular o un miembro del personal de servicio no podrá rehusar, excepto en los casos mencionados en el párrafo 3 de este Artículo, dar su testimonio. Si un funcionario consular declinara hacerlo, no podría aplicársele ninguna medida coercitiva o castigo.
2. La autoridad que requiera el testimonio de un funcionario consular deberá evitar interferir en el ejrcicio de sus funciones. Puede, siempre que sea posible, tomar ese testimonio en su residencia o en el establecimiento consular, o aceptar una declaración suya por escrito.
3. Los miembros de un establecimiento consular no tienen obligación de declarar con respecto a asuntos relacionados con el ejercicio de sus funciones o mostrar correspondencia y documentos oficiales relacionados con esto. También tienen derecho a declinar dar su testimonio como testigo experto con respecto a las leyes del Estado emisor.

Artículo 45
RENUNCIA A PRIVILEGIOS E INMUNIDADES
1. El Estado emisor puede renunciar, con respecto a un miembro del establecimiento consular, a cualquiera de los privilegios e inmunidades estipulados en los Artículos 41, 43, y 44.
2. La renuncia a estos privilegios e inmunidades deberá ser expresa en todos los casos, excepto en los previstos en el párrafo 3 de este Artículo, y deberá comunicarse al Estado receptor por escrito.
3. El inicio del proceso por un funcionario o empleado consular en un asunto donde pudiera disfrutar de inmunidad de jurisdicción según el Artículo 43 debería impedirle invocar inmunidad de jurisdicción respecto a cualquier contra-reclamación directamente relacionada con la reclamación principal.
3. La renuncia a la inmunidad de jurisdicción para el caso de procesos civiles o administrativos no deberá implicar la renuncia a la inmunidad para las medidas de ejecución resultantes de la decisión judicial; con respecto a tales medidas, deberá ser necesaria una renuncia por separado.

Artículo 46
EXENCION DE REGISTRO DE EXTRANJEROS

Y PERMISOS DE RESIDENCIA

1. Los funcionarios o empleados consulares y familiares que formen
parte de sus casas deberán estar exentos de toda obligación bajo las leyes y regulaciones del Estado receptor respecto al registro de extranjeros y permisos de residencia.

2. Las disposiciones del párrafo 1 de este Artículo no deberán aplicarse, sin embargo, a un empleado consular que no sea empleado permanente del Estado emisor o que tenga alguna ocupación remunerada privada en el Estado receptor o a cualquier miembro de la famila de este empleado.

Artículo 47

EXENCION DE PERMISOS DE TRABAJO

1. Los miembros del establecimiento consular deberán estar exentos,
con relación a servicios prestados al Estado emisor, de cualquier obligación respecto a permisos de trabajo impuestos por las leyes y regulaciones del Estado receptor concerniente al empleo de extranjeros.

2. Los miembros del personal privado de los funcionarios y empleados
consulares deberán estar exentos, si no tienen ninguna otra ocupación remunerada en el Estado receptor, de las obligaciones referidas en el párrafo 1 de este Artículo.



Artículo 48

EXENCION DE SEGURIDAD SOCIAL


1.Sujetos a las disposiciones del párrafo 3 de este Artículo, los miembros del establecimiento consular deberán estar exentos de las disposiciones de seguridad social que estén vigentes en el Estado receptor, con respecto a los servicios prestados por ellos para el Estado emisor, y por los miembros de sus familias que formen parte de sus casas.
2.La exención que se incluye en el párrafo 1 de este Artículo también deberá ser aplicable a los miembros del personal privado que estén sólo al servicio de los miembros del establecimiento consular, a condición de que:
a)no sean ciudadanos o residentes permanentes del Estado receptor, y
b)que estén amparados por las disposiciones sobre la seguridad social en vigor en el Estado emisor o un tercer Estado.

3.Los miembros del establecimiento consular que empleen personas a las que no sea aplicable la exención incluida en el párrafo 2 de este Artículo deberán cumplir las obligaciones que con respecto a la seguridad social se encuentren en vigor en el Estado receptor para los empleadores.

4.La exención prevista en los párrafos 1 y 2 de este Artículo no imposibilitará la participación voluntaria del Estado receptor en el sistema de seguridad social, siempre que esa participación esté autorizada por ese Estado.

Artículo 49

EXENCION DE IMPUESTOS

1.Los funcionarios y empleados consulares y los miembros de sus familias que formen parte de sus casas estarán exentos de todos los derechos e impuestos, personales o reales, nacionales, regionales o municipales, excepto:

a) los impuestos indirectos del tipo que normalmente se incorpora al precio de mercancías y servicios;

b) derechos e impuestos sobre propiedades inmuebles privadas situadas en el territorio del Estado receptor, sujetos a las disposiciones del Artículo 32;

c) derechos de bienes, sucesión o herencia, y derechos de transferencias recaudados por el Estado receptor, sujetos a las disposiciones del párrafo (b) del Artículo 51;

d)derechos e impuestos sobre ingresos personales, incluyendo ganancias de capitales, que tengan su origen en el Estado receptor e impuestos sobre el capital con respecto a inversiones hechas en empresas comerciales o financieras en el Estado receptor;
e)cuentas recaudadas por servicios específicos prestados;
f)cargos de inscripción, del tribunal o de registro, derechos de hipotecas e impuestos del timbre sujetos a las disposiciones del Artículo 32.

2.Los miembros del personal de servicio estarán exentos de los derechos e impuestos sobre los sueldos que reciban por sus servicios.

3. Los miembros del establecimiento consular que empleen personas cuyos sueldos o salarios no estén exentos del pago de impuestos en el Estado receptor deberán cumplir con las obligaciones que las leyes y regulaciones de ese Estado impongan a los empleadores, con respecto al pago de impuestos de ingresos.


  Imprimir   Para sus Amigos
 
/>