China y Rusia Emiten una Declaración Conjunta y Anuncian la Determinación de Toda la Alineación de Su Frontera Común

2004/10/14

A invitación de Hu Jintao, Presidente de la República Popular China, Vladimir Putin, Presidente de la Federación Rusa efectuó del 14 al 16 de octubre de 2004 una visita de Estado a la República Popular China.

Los Jefes de Estado de los dos países consideraron que la celebración este año del 55 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre China y Rusia reviste un significado especial. Ambas partes discutieron de manera integral y profunda el estado actual de las relaciones chino-rusas y sus perspectivas, y señalaron que cualesquieran que sean los cambios en la situación internacional, profundizar la asociación de colaboración estratégica chino-rusa constituirá la prioridad de la política exterior de los dos países. Esto corresponde a los intereses fundamentales de ambos países y pueblos y favorece al mantenimiento y la promoción de la paz, la estabilidad y el desarrollo económico en la región y en todo el mundo. Animados por la sincera voluntad de continuar impulsando y profundizando la cooperación y el intercambio de los dos países en los distintos campos y con el propósito de abrir nuevos horizontes en las relaciones chino-rusas, los dos Jefes de Estado declararon lo siguiente:

I

Al cabo de más de 10 años de desarrollo, las relaciones chino-rusas han alcanzado ya un alto nivel sin precedentes. El Tratado de Buena Vecindad y Cooperación Amistosa entre China y Rusia firmado el 16 de julio de 2001 constituye un importante jalón en el proceso de desarrollo de las relaciones entre los dos países y un documento programático que guía el desarrollo de estas relaciones. Ambas partes se adherirán a los principios y el espíritu consagrados en este Tratado, y continuarán tomando medidas indispensables para poner íntegramente en práctica el Tratado y todos los acuerdos de cooperación concluídos por ambas partes y para enriquecer sin cesar y con nuevo contenido la asociación de colaboración estratégica chino-rusa. Ambas partes destacaron que reforzar la confianza mutua política, profundizar la cooperación económica, ampliar la cooperación humanística y el contacto entre las sociedades y estrechar la coordinación y colaboración en los asuntos internacionales, forman parte importante del contenido de la asociación de colaboración estratégica chino-rusa.

Las dos partes ratificaron el Programa de Implementación (2005-2008) del Tratado de Buena Vecindad y Cooperación Amistosa entre China y Rusia, considerando que este Programa tiene un importante significado real para poner en práctica en los próximos años dicho Tratado, profundizar y expandir la cooperación en las diferentes áreas y empujar continuamente hacia adelante la asociación de colaboración estratégica chino-rusa.

Ambas partes llegaron a un consenso sobre la designación del 2006 como Año de Rusia en China y del 2007 como Año de China en Rusia.

Ambas partes reiteraron seguir prestándose apoyo en los importantes problemas relacionados con su unidad y soberanía estatales y la integridad territorialo. Rusia reafirmó que mantendrá como siempre la posición de principio sobre Taiwan y Tibet contenida en el Tratado de Buena Vecindad y Cooperación Amistosa entre China y Rusia suscrita el 16 de julio de 2001 y en los demás documentos políticos bilaterales, posición que consiste en reconocer que en el mundo existe una sola China, el Gobierno de la República Popular China es el único Gobierno legítimo que representa a toda China y Taiwan forma parte inseparable de China. Rusia está en contra de toda forma de "independencia de Taiwan", no acepta "dos Chinas o una China y un Taiwan", se opone al ingreso de Taiwan en la ONU y en las otras organizaciones internacionales que sólo admiten a los Estados soberanos, y no vende armas a Taiwan. Rusia reconoce que Tibet es una parte inalienable de China. China apoya a Rusia en todos sus esfuerzos por defender la unidad estatal y combatir las fuerzas terroristas y separatistas chechenas. Ambas partes señalaron que las visitas recíprocas entre los Jefes de Estado, Presidentes de Parlamento y Primeros Ministros de ambos países, así como las reuniones de subcomisión dentro del marco de los encuentros periódicos entre los Primeros Ministros constituyen ya la estructura básica de la cooperación entre los dos países. Esto contribuye a la coordinación oportuna de las posiciones entre ambas partes sobre los importantes temas bilaterales e internacionales, a su estrecha colaboración al respecto y a hacer frente a los desafíos de nuestros días. Ambas partes se comprometieron a seguir esforzándose por perfeccionar y desarrollar todos los mecanismos de cooperación y por asegurar un continuo desarrollo de su cooperación en los campos político, económico, cientifico-tecnológico, humanístico e internacional. Ambas partes estimaron que es muy importante arrancar cuanto antes el mecanismo de consulta de alto nivel sobre la seguridad.

Ambas partes indicaron que el acuerdo alcanzado sobre el trazado de la frontera chino-rusa en dos áreas pendientes representa una solución equilibrada y razonable que aporta beneficios políticos a ambos. La firma esta vez del Acuerdo Suplementario sobre el Sector Este de la Frontera Chino-Rusa y la firma anterior de los dos acuerdos fronterizos significan que ya ha sido esablecida toda la alineación de la frontera chino-rusa que mide más de 4300 kilómetros. Este resultado merece ser apreciado y suficientemente reconocido. La solución del litigio fronterizo entre China y Rusia representará una segura garantía para la amistad de generación en generación, la buena vecindad y la cooperación entre ambos pueblos, dará importante aporte a la seguridad y la estabilidad en Asia y el Pacífico y en el mundo entero, y establecerá un buen ejémplo para el arreglo de los contenciosos fronterizos de otros países del mundo. El acuerdo fronterizo entre los dos países y los demás acuerdos relativos crean nuevas condiciones para acometer juntos acciones con el propósito de proteger el medio ambiente en las regiones fronterizas, aprovechar correctamente los recursos naturales, hacer la navegación, emprender la cooperación económica y garantizar la seguridad y la estabilidad en zonas fronterizas, lo cual enriquecerá el contenido de la asociación de colaboración estratégica chino-rusa. Las experiencias de ambas partes han demostrado que un diálogo pacífico, la justicia y la equidad, la consulta en pie de igualdad, el entendimiento y la concesión mutuos y el equilibrio de intereses constituyen una vía justa y eficaz para solucionar los problemas tan complicados y sensibles como el litigio fronterizo.

Ambas partes enfatizaron que profundizar integralmente la cooperación económica y comercial incluida la cooperación en la energía y la inversión significan un factor crucial para consolidar y fomentar la asociación de colaboración estratégica chino-rusa. La cooperación económica y comercial bilateral presenta una buena tendencia de desarrollo y será muy probable que para finales de este año el monto comercial bilateral alcance la meta de 20 mil millones de dólares. Sin embargo aún no está suficientemente explotado el potencial en este aspecto. Ambas partes adoptarán medidas eficaces, elaborarán planes de cooperación global de medio y largo plazo, optimizarán la composición del comercio bilateral, ampliarán transacciones de productos mecánicos y electrónicos, perfeccionarán las formas y métodos de cooperación económico-comercial e inversora, pondrán en ejecución prioritariamente proyectos de cooperación de gran invergadura en las distintas áreas, promoverán un efectivo avance de la cooperación en el campo energético, ampliarán la cooperación en el uso civil de la energía nuclear, e intensificarán la cooperación cientifico-tecnológica en los campos prioritarios como son la navegación aeroespacial, la energía nuclear y otras fuentes, la fuerza motriz, los nuevos materiales, la industria química, la biología, las comunicaciones y la tecnología informática.

Ambas partes creyeron que la creación de una organización empresarial juega un papel significativo para la cooperación económica y comercial chino-rusa y saludaron la celebración de la primera reunión en Beijing del Consejo Chino-Ruso de Empresarios en el marco de la Comisión Chino-Rusa para la Amistad, la Paz y el Desarrollo. China apoya firmemente el pronto ingreso de Rusia en la OMC. Mediante esfuerzos, ambas partes terminaron exitosamente la negociación bilateral sobre el acceso al mercado para el ingreso de Rusia en dicha Institución, firmaron el documento correspondiente y declararon el reconocimiento mutuo de sus respectivos status de plena economía de mercado. Ambas partes creyeron que esto es un importante reflejo de la asociación de colaboración estratégica chino-rusa y prometieron reforzar, tras el acceso ruso a la OMC, la cooperación en el marco de dicha Organización, conforme al principio de respeto mutuo, igualdad y beneficio recíproco.

II

Ambas partes pasaron revista a la capacidad y la superioridad que tiene la ONU en la resolución de los importante problemas internacionales y regionales, se pronunciaron por perseverar en el multilateralismo y respetar, desplegar y fortalecer el papel de la ONU y su Consejo de Seguridad, y consideraron que es insustituíble el rol predominante de la ONU en defender la paz y la estabilidad en el mundo, afrontar eficazmente los retos y amenazas de nuestros tiempos, promover el establecimiento de un orden mundial justo y razonable y garantizar un desarrollo igual para todos los Estados. Ambas partes recalcaron que los propósitos y principios establecidos en la Carta de la ONU continúan siendo las normas fundamentales que hay que observar para tratar los asuntos internacionales.

Las dos partes estimaron que es una necesidad apremiante conciliar las disputas internacionales bajo los auspicios de la ONU y disolver las crísis sobre la base de los principios del derecho internacional reconocidos universalmente. La adopción de cualquier acción coercitiva debe ser aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU y aplicada bajo su supervisión. Ambas partes reconocieron que es necesario introducir una apropiada reforma al Consejo de Seguridad con el fin de fortalecer la capacidad de responder a la amenaza y el desafío, aumentar la representatividad y elevar la eficiencia de su labor. Ambas partes manifestaron la voluntad de unirse a los diversos países en un esfuerzo incansable por establecer un mundo de paz, desarrollo y armonía y por hacer realidad un nuevo orden político y económico internacional justo y razonable.

III

Ambas partes discutieron el estado actual y la perspectiva de la lucha contra el terrorismo internacional, consideraron que el terrorismo, el separatismo y el extremismo constituyen una grave amenaza a la seguridad de los Estados soberanos y a la paz y seguridad del mundo, y se comprometieron a seguir manteniendo una cooperación general sobre la base de la cooperación bilateral y multilateral y en el marco de las organizaciones regionales e internacionales pertinentes. Opinaron que la comunidad internacional debe unirse y combatir toda forma de terrorismo resuelta e implacablemente.

Ambas partes sostuvieron que se debe tomar a la ONU como plataforma para reforzar la cooperación global antiterrorista y elaborar un conjunto de estrategias contra el terrorismo. Hicieron incapié en que sólo se podrá realizar cabalmente dichos objetivos bajo el liderazgo de la ONU, sobre la base del derecho internacional, a la luz de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y en estrecha cooperación con el principal centro de coordinación, el Comité contra el Terrorismo del Consejo de Seguridad.

Ambas partes señalaron que en la lucha antiterrorista no se debe aplicar un doble rasero. La eliminación del terrorismo internacional requiere el concurso de todos los Estados del mundo. Ni los autores de los actos terroristas, ni sus protectores directos o indirectos, ni sus patrocinadores pueden escapar de la responsabilidad criminal. Ambas partes puntualizaron que la pobreza, el atraso, la injusticia social, las corrientes ideológicas extremistas, el conflicto y la guerra, etc. son todos caldo de cultivo del terrorismo.

Ambas partes reafirmaron que las fuerzas secesionistas de Chechenia y "Turquistán oriental" forman parte del terrorismo internacional y deben ser objeto de ataque común para la lucha antiterrorista internacional. Adoptarán medidas dirigidas, necesarias y prácticas dentro del marco bilateral y unilateral. China entiende y respalda firmemente todas las medidas adoptadas por Rusia para restaurar el orden constitucional en la República de Chechenia y combatir el terrorismo. Rusia apoya resueltamente todas las medidas tomadas por China para golpear a las fuerzas separatistas y terroristas de "Turquistán oriental" y erradicar el peligro terrorista.

IV

La asociación de colaboración estratégica chino-rusa y su coordinación en la ONU, la Organización de Cooperación de Shanghai y otro organismos internacionales han hecho enormes contribuciones a la salvaguardia de la paz y la seguridad mundiales. En todas las actividades de la Organización de Cooperación de Shanghai, organización internacional regional representativa, ha primado siempre el pensamiento de construir un mundo donde haya equidad y justicia, igualdad y beneficio mutuo así como respeto de uno por otro.

Ambas partes estimaron que los propósitos y principios de la Organización de Cooperación de Shanghai están acorde con la corriente del desarrollo de nuestra época y concuerdan con la situación real de la región. Las actividades de esta Organización favorecen a la consolidación de la seguridad y estabilidad regionales y a la promoción de un desarrollo común de los Estados de la región. Impulsar el desarrollo de esta Orgnización constituye una prioridad de las políticas exteriores china y rusa. Ambas partes la toman como importante medio para establecer la paz, la seguridad y la cooperación en el continente euroasiático y en especial en Asia Central, y como uno de los elementos básicos para crear en el futuro un panorama mundial multipolar basado en el derecho internacional.

V

Ambas partes reafirmaron seguir trabajando juntos para evitar todo tipo de armamento en el espacio extraterrestre y exhortaron a los diversos países a apoyar la iniciativa de China y Rusia para negociar y concluir un documento legal internacional en esta materia.

Ambas partes enfatizaron que la proliferación de armas de destrucción masiva y sus vehículos y materiales relacionados constituye una grave amenaza para la paz y la seguridad en el mundo. Consideraron que se debe continuar con acciones coordinadas para hacer frente a dicha amenaza. En este sentido, saludaron la Resolución 1540 aprobada por el Consejo de Seguridad considerando que ésta tiene gran significado para evitar la propagación de estas armas con sus vehículos y materiales correspondientes. Se mostraron a favor de aplicar rigurosamente dicha Resolución y fortalecer en mayor medida el papel de la ONU en la no proliferación.

Ambas partes asignaron importancia a reforzar en gran medida los mecanismos internacionales de no proliferación nuclear, indicando que el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares firmado el 1 de julio de 1968 representa el pilar principal de dichos mecanismos y un factor importante para el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales. Consideraron muy importante celebrar exitosamente en 2005 una conferencia para revisar el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares. Tomando en consideración que el Tratado de Prohibición Total de Pruebas Nucleares suscrito el 24 de septiembre de 1996 es importante para el desarme nuclear y el reforzamiento del mecanismo de no proliferación nuclear, ambas partes abogaron por la pronta entrada en vigencia de dicho Tratado. Ambas partes concedieron una importancia particular a la coordinación de los esfuerzos internacionales para la eliminación del peligro del terrorismo nuclear. Creyeron que hay que atribuir atención especial a la protección física nuclear y al impedimento de la transferencia ilegal de materia prima nuclear. Tomarán medidas para desarrollar la colaboración en el marco del mecanismo multilateral de control de exportación nuclear.

Establecer zonas desnuclearizadas es una de las medidas para garantizar la estabilidad en Asia y en el mundo entero. Ambas partes apoyarán con todo esfuerzo el establecimiento de zonas desnuclearizadas y especialmente en Asia Central.

VI

Ambas partes se pronunciaron por la desnuclearización de la Península coreana. Consideraron que es necesario resolver cuanto antes el problema nuclear de dicha Península mediante el diálogo y de manera pacífica, y que las conversaciones a seis bandas constituyen un mecanismo eficaz para alcanzar dicha meta. Ambas partes valoraron positivamente los logros de la tercera ronda de estas conversaciones efectuada en junio de 2004.

Ambas partes reiteraron que seguirán dedicándose a las conversaciones de las seis partes y se esforzarán por buscar una solución aceptable para todas las partes. Enfatizaron que el objetivo final es asegurar el estatus desnuclearizado de la Península coreana, salvaguardar la paz, la estabilidad y la seguridad duraderas en la Península y en toda la región, así como promover un desarrollo común.

Ambas partes expresaron su preocupación por la continua escalada de los incidentes de violencia en Irak, destacaron la necesidad de llegar prioritariamente a un consenso nacional sobre los principales temas de la reconstrucción del país a través del diálogo interno en Irak, y de estabilizar lo más pronto posible la situación. Se mostraron a favor de aplicar seriamente la Resolución 1546 del Consejo de Seguridad, sobre todo el calendario del proceso político establecido en esta Resoluión, y creyeron que esto contribuirá a la creación de un Irak nuevo y democrático. Señalaron enfáticamente que la celebración de una conferencia internacional sobre Irak inyectará nuevo vigor a la reconstrucción de ese país. Estimaron que en aras de defender los intereses de toda la comunidad internacional, resulta necesario un esfuerzo común para reducir al mínimo los daños que causó la guerra de Irak a las relaciones internacionales.

Ambas partes apostaron por una solución duradera, justa y general del conflicto árabe-israelí sobre la base de las resoluciones del Consejo de Seguridad al respecto. Indicaron que el plan "hoja de ruta" elaborado por el Cuarteto sigue siendo el mejor proyecto para realizar la coexistencia de los dos Estados, Israel y Palestina y para su mantenimiento común de la paz y la seguridad.

Ambas partes sostuvieron que Afganistán debe convertirse en un Estado soberano, democrático y próspero, libre de terrorismo y drogas, y que conviva en armonía con sus vecinos y la comunidad internacional. La tarea primordial es garantizar una auténtica seguridad regional y que bajo el liderazgo de la ONU, la comunidad internacional preste un amplio apoyo a la reconstrucción de Afganistán. Esta labor debe llevarse a cabo en virtud de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y siempre bajo la supervisión de éste. Ambas partes comprometieron sus esfuerzos para hacer frente a la amenaza de la propagación de drogas de Afganistán, incluido participar en el establecimiento de una franja periférica de seguridad contra la droga en torno de este país, y en otras acciones internacionales.

Ambas partes aplaudieron el diálogo global entre India y Paquistán y consideraron que el que India y Paquistán solucionen sus divergencias por medios pacíficos, refuercen medidas de confianza, amplíen los vínculos económicos y comerciales, abran nuevas rutas de transporte y desarrollen la cooperación deportiva, cultural y en otros campos, ayudará al desenvolvimiento de las relaciones entre los dos países en los diferentes aspectos, responderá a los intereses binacionales y también favorecerá a la paz y la seguridad en la región de Asia Meridional.

VII

Ambas partes se comprometieron a intensificar el diálogo, coordinar la acción y salvaguardar la paz, la estabilidad y la prosperidad en Asia y el Pacífico, y se mostraron dispuestos a estrechar la colaboración bilateral y multilateral con otros países y foros regionales.

Ambas partes trabajarán por promover la formación de un sistema completo de cooperación para la seguridad en la región de Asia y el Pacífico, en el que todos los Estados participantes gocen de derechos iguales. Esto corresponde a la demanda de salvaguardar la estabilidad global. Ambas partes recalcaron que tiene un significado real la iniciativa planteada por la Organización de Cooperación de Shanghai de construir gradualmente en la región de Asia y el Pacífico una red de partenariado con la participación de múltiples partes. Ambas partes manifestaron su disposición a tomar juntos activas medidas para llevar a cabo esta iniciativa.

Ambas partes estimaron que el Forum Regional de la ANSEA constituye el principal canal oficial y multilateral de diálogo y cooperación para la seguridad que existe actualmente en la región de Asia y el Pacífico. A lo largo de más de 10 años, este Forum ha desempeñado un importante papel para promover el conocimiento mutuo entre las partes, incrementar la confianza entre sí e impulsar el diálogo y la cooperación para la seguridad en la región. Ambas partes expresaron su deseo de proseguir el fortalecimiento de la coordinación y la cooperación con el fin de hacer contribuciones al desarrollo del Forum Regional de la ANSEA y a la seguridad y estabilidad regionales.

La parte china reiteró su apoyo a Rusia a participar en el diálogo y la cooperación multilaterales en esta región, entender y respaldar el deseo de Rusia de entablar activamente el diálogo regional con el ASEM, el Diálogo de Asia para la Cooperación, "10+3" y la Cooperación entre China, Japón y la República de Corea, y de establecer vínculos con dichos mecanismos de cooperación.

El Presidente de la República Popular China

El Presidente de la Federación Rusa

Hu Jintao

Vladimir V. Putin

 

 

Beijing, 14 de octubre de 2004

 Para sus Amigos   Imprimir

Contáctenos en la siguiente dirección: Chaoyangmen Nan Dajie 2, Distrito Chaoyang, Beijing, 100701 Teléfono: 86-10-65961114