la República Popular China y el Reino de España publicaron una declaración conjunta

2005/11/15

la República Popular China y el Reino de España publicaron el 15 de noviembre una declaración conjunta cuyo texto completo es el siguiente:

Declaración Conjunta entre la República Popular China y el Reino de España

2005/11/15

1. A invitación de Su Majestad el Rey de España Don Juan Carlos I, el Presidente de la República Popular China Hu Jintao, realizó del 13 al 15 de noviembre de 2005 una visita de Estado a España. Durante la misma, el Presidente Hu Jintao mantuvo encuentros con Su Majestad el Rey de España, Don Juan Carlos I y se entrevistó con el Presidente del Gobierno de España y con los Presidentes del Congreso de los Diputados y del Senado de España. Ambas Partes realizaron un profundo y sincero intercambio de puntos de vista sobre las relaciones bilaterales y los temas de la agenda internacional de interés común, llegando a un amplio consenso. El Presidente Hu Jintao y Su Majestad el Rey Don Juan Carlos I inauguraron el I Encuentro Comercial e Industrial entre España y China.

2. Las Partes pasaron revista a la historia de las tradicionales relaciones de amistad entre China y España y en especial a los positivos resultados obtenidos durante la visita del Presidente del Gobierno de España a la R.P. China los pasados 21 a 23 de julio. Las Partes coinciden en que a lo largo de los 32 años transcurridos desde el establecimiento de relaciones diplomáticas éstas han experimentado un gran desarrollo con prometedoras expectativas de cara al futuro de la cooperación mutua en los distintos ámbitos.

En la actualidad, las relaciones internacionales se encuentran sometidas a profundos cambios y a nuevos retos. España y China deben reforzar sus relaciones de mutua confianza, incrementar su conocimiento y estrechar su cooperación en mayor beneficio de ambos pueblos y contribuir a la paz y al desarrollo internacional. Por ello, ambas Partes resuelven establecer de común acuerdo una Relación de Asociación Estratégica Integral.

3. China y España consideran que la Comunidad Internacional debe dar respuesta a las amenazas y a los retos en el marco de las Naciones Unidas y buscar soluciones políticas a las disputas internacionales a través de negociaciones y consultas. El fortalecimiento de las relaciones entre los dos países deberá contribuir al desarrollo de un multilateralismo capaz de favorecer la paz, la seguridad y la estabilidad internacionales, garantizando un orden internacional más justo y de hacer frente a los problemas globales, entre otros, la lucha contra el terrorismo a través de la cooperación bilateral y en el marco de las Naciones Unidas.

Ambas Partes seguirán impulsando una colaboración y coordinación más estrecha en su actuación en el ámbito de Naciones Unidas, una mayor eficacia en las Operaciones de Mantenimiento de la Paz y unos progresos efectivos en el control de armamentos y en el campo de la No Proliferación de las armas de destrucción masiva.

Las Partes actuarán de manera conjunta para la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio en la lucha contra la pobreza, el hambre, la enfermedad, toda forma de discriminación, el analfabetismo y para alcanzar un desarrollo sostenible, que evite la degradación del medio ambiente y asegure la protección de los recursos naturales.

China y España manifiestan su decidida voluntad de aunar esfuerzos para que los pueblos de las distintas civilizaciones se aproximen y conozcan y, en este sentido, apoyan la iniciativa de una "Alianza de Civilizaciones", cuyos trabajos para su desarrollo y puesta en práctica se han iniciado en el seno de la Naciones Unidas. Y, a este respecto, España agradece a China el apoyo prestado a esta iniciativa.

4. China y España recalcan la necesidad de profundizar y ampliar de manera continua sus relaciones en el marco de la Asociación Estratégica Integral entre China y la Unión Europea para que se convierta en un componente importante en la vinculación de esta relación. Ambas Partes destacan la importancia del diálogo entre China y la UE en materia de Derechos Humanos y apoyan su refuerzo, sobre la base de la igualdad y el respeto mutuo. Teniendo en cuenta las especificidades de los dos países, ambas Partes manifiestan la necesidad de promover la defensa y protección de los Derechos Humanos, de acuerdo con la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en conformidad con los Tratados Internacionales en el marco de las Naciones Unidas.

España reafirma su voluntad política de continuar trabajando con vistas al levantamiento del embargo de armas de la UE a China. En cumplimiento de las conclusiones del Consejo Europeo, España, junto con los demás Estados Miembros de la UE, tiene la voluntad de seguir realizando los esfuerzos oportunos a estos efectos.

España manifiesta su disposición a seguir trabajando para impulsar progresos positivos por parte de la Comisión Europea en relación al pleno estatuto de economía de mercado.

5. China y España recordaron que el pasado 21 de julio, con motivo de la visita del Presidente del Gobierno de España, se firmó por parte de los dos Ministros de Asuntos Exteriores en Beijing un Memorando de Entendimiento para el establecimiento de un mecanismo de diálogo político de alto nivel entre los dos países.

Las Partes se comprometen a profundizar en el diálogo político, fomentar intercambios de todo tipo entre ambos países, continuar con el desarrollo de encuentros y entrevistas bilaterales a todos los niveles, y ampliar la firma de acuerdos sectoriales de interés mutuo que configuren el marco jurídico apropiado de la Relación de Asociación Estratégica Integral.

Las Partes reiteraron su adhesión a los principios de respeto mutuo de soberanía y de integridad territorial de los Estados de acuerdo con el Derecho Internacional y las Resoluciones de NNUU. El Gobierno de España reafirma su continua adhesión al principio de una sola China, rechaza la adopción de cualesquiera acciones unilaterales que pudiera adoptar Taiwán en contra del principio de una sola China, y apoya el dialogo y los intercambios entre las dos orillas del Estrecho, con el deseo de una solución pacifica para la cuestión de Taiwán.

6. China y España pondrán en pleno juego la función del mecanismo de Comisión Mixta Económico-Comercial bilateral y aportarán su colaboración a la puesta en ejecución del "Plan Integral de Desarrollo del Mercado de China" elaborado por España, así como a los planes de presencia de las empresas chinas en los mercados europeos y español, en particular, con objeto de fomentar la inversión recíproca. Ambas Partes manifiestan su apoyo a la intensificación de las relaciones entre las empresas españolas y chinas para la realización de proyectos emblemáticos de mutuo interés, el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas y el dialogo sectorial, la colaboración científica y tecnológica y la cooperación de beneficio mutuo en áreas como el medio ambiente, las energías renovables, agro-industria, servicios urbanos y de infraestructuras, telecomunicaciones, industria del automóvil, transporte, sector financiero, distribución, turismo y sanidad, entre otros sectores. Se prestará especial atención a la cooperación reciproca en el desarrollo del protocolo de Kyoto.

Las dos Partes están dispuestas a dar adecuadas soluciones a las fricciones y conflictos surgidos en la cooperación mediante el diálogo y la consulta.

Asimismo, ambas Partes manifiestan su decidida voluntad de estrechar su cooperación en otras regiones del mundo, especialmente en América Latina.

7. China y España, respondiendo a sus propias realidades nacionales, expresan su respeto a las diferencias entre culturas y manifiestan su apoyo al establecimiento de canales de entendimiento y de conocimiento mutuo, abrigando la creencia de que ello contribuirá a unas relaciones bilaterales estables y duraderas. Los dos países profundizarán su intercambio y cooperación en el terreno cultural y ofrecerán facilidades para el establecimiento de centros culturales en los respectivos países. Ambas Partes acogen positivamente la apertura del Instituto Cervantes en China y del Centro Cultural chino en España.

Las Partes manifiestan su propósito de llevar a cabo un "Año de España en China" en 2007 y un "Festival del Arte chino en España" en 2007.

8. China y España resaltan la importancia que en el contexto de la globalización económica reviste el intercambio y cooperación educativos para fomentar el conocimiento entre los dos pueblos, en particular entre las jóvenes generaciones y promover el desarrollo económico y social mutuo. Las Partes fomentarán los intercambios de toda índole entre estudiantes, profesores e investigadores y acelerarán el proceso de reconocimiento mutuo de títulos académicos. Asimismo, se apoyará y promoverá la enseñanza y la difusión del idioma de un país en el otro. La Parte española expresa su colaboración a la apertura en España del Instituto Confucio.

9. China y España atribuyen importancia a los intercambios y a la cooperación en el terreno jurídico. Las Partes seguirán profundizando la cooperación mutua en este ámbito y en particular en la concertación de tratados, capacitación de profesionales judiciales, intercambio de expertos jurídicos e información jurídica, entre otras.

10. China y España fomentarán los contactos e intercambios entre gobiernos regionales y locales, medios académicos, centros de análisis y estudios, medios de comunicación y sociedad civil en general, con la finalidad de ampliar y fortalecer la base social de la relación mutua.

China y España manifiestan su apoyo a las actividades del Foro China- España como cauce apropiado para potenciar estos contactos.

 Para sus Amigos   Imprimir

Contáctenos en la siguiente dirección: Chaoyangmen Nan Dajie 2, Distrito Chaoyang, Beijing, 100701 Teléfono: 86-10-65961114