Vigésimo Quinto Aniversario de la Incorporación de China al APEC---Retrospección y Perspectivas

--(Li Baodong, Viceministro de Relaciones Exteriores de la República Popular China, Gestión, Perú)
2016/11/16

La XXIV Reunión de Líderes Económicos del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) se celebrará los días 19 y 20 de noviembre del presente año en Lima, Perú, a la que asistirá invitado el líder chino. Esta Reunión cerrará con broche de oro la diplomacia económica multilateral del año, que atraerá la mirada de todo el mundo hacia Lima, Perú, y revestirá un significado trascendental para profundizar en mayor medida la cooperación regional Asia-Pacífico y revitalizar la economía mundial. La comunidad internacional sigue con gran interés y aguarda enormes expectativas del rol que jugará China en esta Reunión.

Este año se recuerda el 25º aniversario de la incorporación de China al APEC, cuya membresía en esta gran familia se oficializó en 1991. A lo largo de los 25 años, China y las demás economías del foro han venido cooperando sinceramente para avanzar juntos y firmes en la promoción de la gran apertura, inclusión y desarrollo del Asia-Pacífico, impulsando enérgicamente el crecimiento económico, progreso social y bienestar del pueblo de la región.

Asia-Pacífico constituye la placa más importante de la economía mundial y la región con mayor dinamismo de desarrollo. Las 21 economías miembro del APEC cubren casi todo el círculo económico del Pacífico, y representan el 40% de la población global, el 60% del PIB mundial y el 48% del comercio global. APEC es el mecanismo de cooperación económica de más alto nivel, con más amplias esferas y de mayor influencia en la región Asia-Pacífico, así como el foro de cooperación económico-comercial regional más importante en el que China forma parte.

Para China, ingresar al APEC fue tanto una necesidad objetiva de su desarrollo económico como una opción histórica para su integración acelerada a la economía mundial, hecho trascendental para la profundización de la reforma, la ampliación de la apertura así como una mayor participación en la globalización económica. El comercio exterior y las inversiones foráneas constituyen una importante fuerza propulsora del desarrollo económico de China, sin embargo, en los años 90 del siglo pasado, China no era miembro ni del GATT ni de la posterior OMC, fundada en 1994. APEC estableció en 1994 las Metas de Bogor destinadas a promover la liberalización del comercio y las inversiones y la entrada de China en el APEC coadyuvó a la creación de un entorno externo más estable y abierto, al desarrollo sostenido y sano de la economía china y al acoplamiento de la economía china con la mundial. Gracias a los 25 años de desarrollo, China ya tiene vínculos económico-comerciales cada día más estrechos con las economías de Asia-Pacífico. En la actualidad, el 62% del comercio de China, el 83% del uso de inversiones extranjeras en términos reales y el 68% de nuestras inversiones directas en el exterior se realizan con los miembros del APEC. La absoluta mayoría de los principales socios comerciales de China son miembros del foro.

China necesita al APEC y viceversa. Siendo la economía con mayor población y más rápido desarrollo, China ha participado activamente en la cooperación del APEC, aportando importantes contribuciones al desarrollo de la región Asia-Pacífico y a la construcción del APEC. En la primera Reunión de Líderes de Seattle en 1993, China propuso la forma de cooperación basada en la autodecisión, voluntariedad y consenso así como la iniciativa del respeto mutuo, igualdad y beneficio recíproco, apertura entre sí y prosperidad común, que se convirtieron en importantes principios guía de la colaboración en el APEC. China apoya activamente las Metas de Bogor y las ha implementado con acciones tales como las múltiples y fuertes reducciones de los aranceles dentro del marco del APEC, la promoción de la liberalización y facilitación del comercio y las inversiones regionales y del fortalecimiento del sistema multilateral del comercio global mediante las contribuciones del APEC, lo cual ha sido aplaudido por las distintas partes. China se ha involucrado amplia y profundamente en la cooperación del APEC en las diversas áreas, y en especial, ha venido promoviendo activamente la cooperación económico-técnica y la construcción de capacidades conforme a las características diversificadas de los miembros del APEC y las necesidades de las economías en desarrollo. En la última década, China ha patrocinado más de 200 programas de cooperación económico-técnica en materia de integración económica regional, conectividad, construcción infraestructural, desarrollo de recursos humanos, ciencia y tecnología, medio ambiente y PYMES, entre otras, granjeándose el alto aprecio de los miembros del foro, particularmente las economías en desarrollo.

Cabe destacar que China ha ejercido exitosamente la Presidencia de la Reunión de Líderes del foro en dos ocasiones, dejando reluciente la marca del APEC. En el 2001, China celebró la IX Reunión de Líderes del APEC en Shanghai, dando sólidos pasos hacia la cooperación regional Asia-Pacífico, fortaleciendo la confianza y la determinación de los miembros en hacer frente a los desafíos de la crisis financiera asiática y recuperar el crecimiento de la economía global y abriendo camino a la cooperación regional Asia-Pacífico en el nuevo siglo. En el 2014, se realizó exitosamente en Beijing la XXII Reunión de Líderes del APEC bajo el lema central Moldeando el Futuro a través de la Asociación Asia-Pacífico, ocasión en la que se deliberaron sobre tres temas prioritarios: Avance de la Integración Económica Regional, Promoción del Desarrollo Innovador, Reforma y Crecimiento Económico y Fortalecimiento del Desarrollo Integral en Infraestructuras y Conectividad, se activó el proceso de la construcción del Área de Libre Comercio Asia-Pacífico, se señaló la ruta del crecimiento mediante la innovación y la reforma, se elaboró el Plan de Conectividad APEC para 2015-2025, se estableció la nueva agenda de cooperación sobre economía azul, economía verde, economía en internet, urbanización y superación de la trampa de la renta media, inyectando un titánico dinamismo al APEC y aportando contribuciones históricas a la cooperación Asia-Pacífico.

En la actualidad, la economía mundial está sufriendo una débil recuperación, acompañada de una prolongada atonía del comercio y las inversiones, la emergencia del proteccionismo, los notorios riesgos de la inestabilidad y la incertidumbre y el fuerte viento en contra que tropieza la globalización económica. En este contexto, el mundo ha depositado grandes expectativas en Asia-Pacífico, en Lima y en China.

El lema central de esta Reunión es Crecimiento de Calidad y Desarrollo Humano. Vamos a seguir trabajando de la mano con todas las partes de Asia-Pacífico para enfrentar los retos, profundizar la cooperación mutuamente beneficiosa y forjar juntos un panorama económico abierto Asia-Pacífico caracterizado por el desarrollo innovador, el crecimiento interconectado y la convergencia de intereses.

En la Reunión celebrada hace dos años en Beijing se planteó que el APEC impulsará el establecimiento de una Asociación Asia-Pacífico caracterizada por la confianza mutua, la inclusión, la cooperación y la ganancia compartida, y que se convertirá en pionero, líder y emprendedor de la cooperación tanto global como de Asia-Pacífico. Trabajaremos junto con todas las economías miembro del APEC para seguir moldeando el futuro a través de la Asociación Asia-Pacífico y promover de continuo la profundización y ampliación de la cooperación regional en aras de poner en pleno juego el rol de líder y motor del Asia-Pacífico para la economía mundial y liberar a plenitud el dinamismo y el potencial de la economía regional.

En cuanto a los temas concretos, primero se continuará promoviendo el proceso del Área de Libre Comercio Asia-Pacífico (FTAAP). De acuerdo con la hoja de ruta establecida en la Reunión de Beijing, este año se concluirán los Estudios Colectivos y Estratégicos para presentar un informe a los líderes. El FTAAP concierne al futuro de esta región y a la posición y rol del APEC. Apostamos por adoptar medidas estratégicas ambiciosas para consolidar su ímpetu de avance. En segundo lugar, se apoyará la elaboración de la Hoja de Ruta para la Competitividad del Sector Servicios a fin de establecer las metas decenales para su desarrollo. Tercero, se seguirá impulsando la implementación del Plan de Conectividad APEC para 2015-2025, y en cuarto lugar, se fomentará el crecimiento innovador y la reforma estructural y se realizará con empeño la cooperación en las áreas de urbanización, alimentación, agricultura, educación, desarrollo de recursos humanos, economía en internet y participación de la mujer en la vida económica.

Las Metas de Bogor fijadas por APEC en 1994 vencerán en el 2020. Este año, a iniciativa del Perú, miembro anfitrión, iniciamos las deliberaciones sobre las expectativas de la futura cooperación Asia-Pacífico. Los avances y frutos de cooperación en estos temas de la Reunión en Lima contribuirán a esbozar nuevas expectativas y proyectos para la cooperación Asia-Pacífico.

Los 25 años de China en el APEC se han encargado de demostrar que el desarrollo y progreso de China no pueden separarse del Asia-Pacífico, mientras que la prosperidad común de esta región tampoco sería posible sin China, el Asia-Pacífico constituye nuestra ensenada, nuestro hogar. Al regresar el APEC a América Latina ocho años después, supondrá una oportunidad histórica para la profundización de la cooperación entre China y las economías latinoamericanas. Nos asiste la convicción de que, con el esfuerzo aunado de todas las partes, la Reunión del APEC en Lima culminará con positivos resultados para escribir un nuevo capítulo en la cooperación regional Asia-Pacífico.

 Para sus Amigos   Imprimir

Contáctenos en la siguiente dirección: Chaoyangmen Nan Dajie 2, Distrito Chaoyang, Beijing, 100701 Teléfono: 86-10-65961114