La Paz, el Desarrollo y la Cooperación--Bandera de la Diplomacia China en la Nueva Epoca

Por Li Zhaoxing
2005/08/22

[Versión china]  [Versión inglesa]  [Versión francesa] [Versión rusa] [Versión árabe]

Bajo la guía de la bandera de la paz, el desarrollo y la cooperación, la diplomacia china ha abierto nuevos horizontes y ha avanzado con pujanza sirviendo a la construcción nacional y contribuyendo al mantenimiento de la paz mundial y la promoción del desarrollo común.

I. La paz, el desarrollo y la cooperación constituyen la corriente irresistible de nuestra era.

Con el advenimiento del siglo XXI la situación mundial ha continuado experimentando profundos cambios, la multipolarización y la globalización económica han evolucionado en profundidad en un proceso sinuoso, la ciencia y la tecnología han progresado vertiginosamente, la sociedad humana ha avanzado a pasos acelerados y han surgido sin cesar nuevas situaciones y contradicciones. Preservar la paz mundial y promover el desarrollo compartido constituyen la misión común de todos los pueblos del mundo.

En el proceso de exploración y práctica la comunidad internacional ha comprendido en mayor profundidad que se debe poner a la altura de los tiempos y del progreso de la humanidad, procurar la paz y promover el desarrollo por medio de la cooperación, trabajar por ampliar la convergencia de los intereses de los diversos países, y buscar beneficios mutuos y ganar entre todos.

Necesitamos la cooperación para mantener la seguridad común. Las amenazas de seguridad no tradicional han aumentado y están entretejidas con las de seguridad tradicional. Ha resaltado cada día más el carácter transnacional, interrelacionado y fortuito de las distintas cuestiones de seguridad. La seguridad de un país determinado está estrechamente conectada con la seguridad regional y global. Sólo mediante la cooperación internacional se puede solucionar eficazmente el problema de seguridad común de los países. Son inviables la mentalidad de guerra fría, el unilateralismo y la primacía de la fuerza.

Necesitamos la cooperación para realizar el desarrollo común. La tendencia a la globalización económica ha profundizado sin cesar la interdependencia de las economías de los diversos países, ha agudizado el desequilibrio de desarrollo y ha colocado a una parte de Estados ante el riesgo de la marginación. La economía globalizada necesita una cooperación global. Sólo a través de la cooperación se podrá solucionar paulatinamente el desbalance del desarrollo global, prevenir riesgos económicos y financieros, y ayudar a los países a aprovechar la oportunidad de la globalización para lograr un desarrollo compartido.

Necesitamos la cooperación para impulsar la coexistencia armoniosa entre las distintas civilizaciones. La informatización ha modificado el modo de vida y de producción de la gente y ha hecho más complicadas las relaciones entre los Estados y entre las civilizaciones. Sólo respetándose, tolerándose y aprendiéndose mutuamente, y fortaleciendo la comunicación, el diálogo y la cooperación, las distintas civilizaciones podrán lograr su propio desarrollo y al mismo tiempo contribuir al progreso común de la humanidad.

En los últimos años la cooperación de la sociedad internacional en múltiples campos, a distintos niveles y por diversos canales ha llegado a ser una opción realista de un número creciente de países. La aspiración de los diversos pueblos a la paz, el desarrollo y la cooperación ha configurado la corriente de nuestra era.

II. Nuestro compromiso por la paz, el desarrollo y la cooperación está determinado por la naturaleza de China como país socialista y por la tarea fundamental de construir una sociedad modestamente acomodada en todos sus sentidos.

Conforme al espíritu de la Carta de la ONU y sobre la base de los Cinco Principios de Coexistencia Pacífica, China ha apostado por desarrollar las relaciones diplomáticas y el intercambio económico y cultural con otros países, y oponerse a la guerra de agresión, el hegemonismo y la política de prepotencia. Lo que más necesita y aprecia el pueblo chino es la paz y el desarrollo. China representa la fuerza para defender la paz mundial y promover el desarrollo común. La importante oportunidad estratégica de que hablamos se refiere al entorno internacional y el proceso histórico en que la paz mundial sea mantenida y el desarrollo común promovido. Sólo bajo esta gran premisa estratégica podremos alcanzar el grandioso objetivo de edificar una sociedad modestamente acomodada en todos sus sentidos.

Amar la paz, honrar el compromiso y vivir en armonía con otros países forman parte importante de la tradición cultural china. En sus relaciones externas la Nación china preconiza la cordialidad, la benevolencia y la buena vecindad, propicia la paz en diversidad y busca la armonía universal. La cultura china con una historia de 5 mil años constituye una fuente inagotable de sabiduría para su diplomacia. La enseñanza de que "no hagas a otros lo que no quieres que hagan contigo", planteada por Confucio más de 2 milenios atrás y grabada en la pared de la antesala de la sede de la ONU, es calificada como regla de oro para el tratamiento de las relaciones entre Estados. El desarrollo de China ha de aportar una nueva contribución al progreso de la humanidad.

El desarrollo pacífico de China constituye un camino de desarrollarse a sí mismo a través de la defensa de la paz mundial y promover la paz mundial con su propio desarrollo, un camino de coordinar el desarrollo nacional y la apertura hacia el exterior, y un camino que significa participar con valentía en la competencia internacional pacífica y propugnar al mismo tiempo una cooperación amplia. Al escoger este camino China ha tenido el propósito de avanzar con los tiempos, fomentar la cooperación amistosa con los demás países sobre la base de igualdad y beneficio mutuo y obtener ganancias compartidas. Ha querido superar los modelos tradicionales, persistir primordialmente en su autosostenimiento, la reforma y la innovación, guiarse por la concepción científica de desarrollo, obtener un desarrollo integral, armonioso y sostenible y estructurar con esfuerzo una sociedad socialista de armonía.

III. La tesis de paz, desarrollo y cooperación constituye un enriquecimiento y desarrollo de la política exterior independiente y de paz de China.

El Gobierno chino aplica con firmeza la política exterior independiente y de paz, aboga por que todos los países, grandes o pequeños, ricos o pobres y poderosos o débiles, deban tratarse en pie de igualdad y convivir en amistad. Los países deben intensificar y expandir el intercambio y la cooperación en los campos económico, científico-tecnológico y cultural sobre la base de beneficios mutuos y promover el desarrollo y la prosperidad común. Esta posición china sirve a los intereses fundamentales de los pueblos de China y del resto del mundo y ha ganado amplios elogios.

Tras entrar en la nueva centuria, China, manteniendo los objetivos diplomáticos de salvaguardar la paz mundial y promover el desarrollo común, ha formulado en la práctica diplomática una serie de nuevos pensamientos y proposiciones, con lo cual ha enriquecido y desarrollado su política exterior independiente y de paz.

Promover activamente un nuevo orden justo y razonable. China favorece el multilateralismo, la democratización y la legalización de las relaciones internacionales y el establecimiento de un orden internacional justo y razonable. Como núcleo del mecanismo multilateral internacional e importante escenario para la práctica del multilateralismo, la ONU debe someterse a una reforma indispensable y razonable que tenga en máxima consideración las demandas e inquietudes razonables de los países en vías de desarrollo.

Llevar concienzudamente a la práctica el nuevo concepto de desarrollo centrado en la igualdad y beneficio mutuo. China opina que en la búsqueda del desarrollo los países deben esforzarse por ganar entre todos, estimular a abrirse unos a otros en lugar de aislarse, entablar una competencia equitativa en vez de lucrarse con perjuicio de otros y complementarse con ventajas del otro y no tomar el campo del vecino como desaguadero. La sociedad internacional debe intensificar la coordinación y llevar la globalización económica hacia un rumbo favorable a la prosperidad común. Es necesario garantizar la participación igualitaria de las naciones en desarrollo en los asuntos económicos internacionales. Es menester establecer un sistema comercial abierto y equitativo y reformar y perfeccionar el régimen financiero internacional. Hay que solucionar adecuadamente las fricciones económicas y comerciales a través del diálogo y oponerse a la adopción arbitraria de sanciones unilaterales y de medidas de represalia.

Impulsar el nuevo concepto de seguridad que tiene como contenido principal la confianza mutua, el beneficio recíproco, la igualdad y la colaboración. China sostiene que los países deben confiarse unos a otros en materia de seguridad y preservar la seguridad regional e internacional por medio de la cooperación recíprocamente beneficiosa. Nos comprometemos a zanjar las contradicciones mediante la consulta y a buscar la estabilidad por medio de la cooperación. China respalda el diálogo sobre la seguridad, la creación de mecanismos de cooperación para la seguridad regional, así como el reforzamiento y la profundización de la cooperación multilateral de seguridad, con miras a resolver la amenaza y el desafío de seguridad que se afrontan. China se opone a toda forma de terrorismo, y está a favor de combatir el terrorismo y eliminar sus raíces a través de la intensificación de la cooperación internacional.

Hacer valer el nuevo concepto de civilización caracterizado por el respeto a la diversidad. China considera que la diversidad de las civilizaciones mundiales constituye el patrimonio común de la sociedad humana y la fuente valiosa para alcanzar la prosperidad, razón por la cual hay que esforzarse por preservarla. Constituye un derecho inalienable para los pueblos escoger por sí solos el camino de desarrollo conforme a sus condiciones concretas, derecho que debe ser respetado. Los países deben, sobre la base de la igualdad, aprenderse uno de otro en el diálogo entre las civilizaciones, complementarse y estructurar juntos un mundo de concordia.

Los postulados arriba mencionados del Gobierno chino revisten una marcada peculiaridad china, conllevan una evidente característica de nuestros tiempos, reflejan la demanda universal por el desarrollo mundial y el progreso humano y ejercerán una positiva influencia sobre el sano desarrollo de las relaciones internacionales contemporáneas.

IV. La bandera de la paz, el desarrollo y la cooperación ha conducido a la diplomacia china de éxito a éxito.

Promover con esfuerzo la paz, la estabilidad y la prosperidad en la región de Asia. China se adhiere al principio de tratar de buena fe a los vecinos y tomarlos como socios y a la política de vivir en amistad, paz y coprosperidad con los vecinos, y ha jugado un papel importante en el mantenimiento de la paz regional y la promoción del desarrollo común. China ha demostrado con acciones concretas que es buena vecina, amiga y socia de los países del entorno.

Durante la crisis financiera asiática en 1997 y partiendo de los intereses comunes de los países asiáticos, China mantuvo la estabilidad del precio del RMB, y proporcionó dentro de sus posibilidades la ayuda a los países interesados, con lo cual desempeñó un relevante rol en la superación final de la crisis de los países asiáticos.

Tras haber ocurrido el terremoto y el Tsunami en el Océano Indico, el Gobierno y el pueblo chinos se mostraron identificados con los Gobiernos y pueblos afectados, respondieron de inmediato y llevaron a cabo una operación de socorro exterior de mayor envergadura desde la fundación de la nueva China.

En el problema nuclear de la Península Coreana, partiendo de los intereses generales, China ha desplegado esfuerzos incansables, ha mediado activamente y ha promovido la realización de las conversaciones tripartitas y a seis bandas, con lo que ha evitado la escalada de la tensión peninsular y ha jugado un papel constructivo en el mantenimiento de la paz y la estabilidad en el nordeste de Asia.

China es un activo partícipe y apoyo en la cooperación regional de Asia, y ha desempeñado un rol positivo en la ANSEA+China, la ANSEA+China, Japón y la República de Corea, la Organización de Cooperación de Shanghai, el Foro Regional de la ANSEA y el Diálogo de Cooperación Asiática. En el proceso de la cooperación regional, China persiste en el principio de concertación, igualdad y beneficio recíproco y progreso gradual, toma en consideración los intereses y las preocupaciones de las diversas partes e impulsa con acciones reales el desarrollo compartido con los demás países asiáticos.

El desarrollo de China forma parte importante de la revitalización asiática. A partir de 1996 China ha contribuido con el 44% del crecimiento de la economía asiática. En 2004, el monto comercial de China con Asia alcanzó 665.030 millones de USD representando el 57,6% del volumen total del comercio exterior chino de ese mismo año. Aprovechar bien la coyuntura del desarrollo chino para ampliar la cooperación de beneficio mutuo con nuestro país ha llegado ya a ser una opción unánime de los países asiáticos.

A la luz de los principios de entendimiento y concesión mutua, y equidad y racionalidad, y al cabo de las consultas y negociaciones, China ha logrado solucionar integralmente los problemas fronterizos dejados por la historia con Rusia y otros países, y ha suscrito con India las directrices políticas para la solución de litigios fronterizos. China ha firmado con la ANSEA la Declaración de la Conducta de las Partes en el Mar Meridional de China y ha conseguido junto con Filipinas y Vietnam progresos cualitativos en la explotación conjunta del Mar Meridional de China.

Potenciar y fomentar la solidaridad y la cooperación con los países en vías de desarrollo constituye un pilar fundamental de la diplomacia china. Frente a la nueva situación China se esfuerza por impulsar la cooperación Sur-Sur y el diálogo Norte-Sur y trabaja por explorar nuevas áreas y vías de cooperación recíprocamente beneficiosa con los países en desarrollo. Continúa ofreciéndoles asistencia a su alcance, y ayudándoles a superar las dificultades y a aumentar su capacidad para el desarrollo autónomo. Ha ofrecido a los países menos desarrollados asiáticos y africanos el tratamiento preferencial arancelario, y ha condonado la deuda de 38 países asiáticos y africanos en vías de desarrollo por el valor de 13.778 millones de RMB. Ha promovido activamente la creación del Foro de Cooperación China-Africa y el Foro de Cooperación China-Arabe, intensificando así el diálogo colectivo y la cooperación con los países en proceso de desarrollo ante la nueva situación.

Estabilizar y fomentar las relaciones con los países desarrollados en interés del mantenimiento y la promoción de la estabilidad estratégica mundial. China tiene establecidas distintas formas de asociaciones con las principales potencias, trabaja por ampliar la convergencia de los intereses comunes y trata adecuadamente las divergencias, con miras a mantener e impulsar juntos la paz y la prosperidad en el mundo.

Las relaciones entre China y Estados Unidos han mantenido en conjunto la estabilidad y el progreso. Han sido estrechos el diálogo y el contacto entre ambas partes a diferentes niveles y han aumentado la comprensión y la confianza mutuas. Los dos países han reforzado sin cesar el diálogo y la cooperación en los ámbitos económico, científico-tecnológico, de la lucha contra el terrorismo, la no proliferación y la seguridad regional. Esto corresponde a los intereses fundamentales de ambas partes y beneficia además a la paz y la estabilidad del mundo.

La asociación de colaboración estratégica chino-rusa sigue profundizándose, y los dirigentes de ambos países mantienen estrechos contactos y se confían y se respetan mutuamente. Los dos países han intensificado incesantemente la cooperación de beneficio mutuo en las áreas política, económica, militar, energética y otras, y han estrechado la coordinación y colaboración en los temas internacionales y regionales con el fin de impulsar juntos el multilateralismo y la democratización de las relaciones internacionales.

Viene enriqueciéndose el contenido del partenariado estratégico integral entre China y la UE. Se han vuelto intensos los contactos de alto nivel entre China y la UE y sus miembros. En 2004 China llegó a ser el primer socio comercial más importante de la UE mientras la UE el segundo mayor socio comercial de China. El intercambio y la cooperación chino-europeos en la cultura, la ciencia y tecnología, la educación, la protección del medio ambiente y otros campos han mantenido un vigoroso dinamismo.

China y Japón, vecinos separados por una franja de agua, mantienen una estrecha cooperación económica e intensos contactos personales. China atribuye importancia a sus relaciones con Japón. Ante la situación compleja aparecida en años recientes en las relaciones políticas entre China y Japón, sostenemos que ambas partes, sobre todo los líderes de los dos países deben actuar desde una altura estratégica y con una visión de largo alcance, adherirse estrictamente a los principios establecidos en los tres documentos políticos firmados por ambos países, comprometerse a "tomar la historia como espejo y mirar hacia el futuro", reforzar el intercambio y la cooperación y eliminar los obstáculos, a fin de crear condiciones para el desarrollo estable y saludable de las relaciones entre ambos Estados.

Desplegar activamente la diplomacia multilateral para llevar adelante la cooperación internacional. China participa activamente en el trabajo de la ONU, vela por la autoridad y el papel de la ONU y su Consejo de la Seguridad, y lleva a cabo una amplia cooperación internacional en el antiterrorismo, el control de armamentos, el mantenimiento de la paz, el desarrollo, los derechos humanos, la justicia y la preservación del medio ambiente. A lo largo de los últimos 15 años China ha participado en 15 operaciones de mantenimiento de la paz bajo el mandato de la ONU y ha enviado en total más de tres mil efectivos entre unidades no combatientes, contingentes policiales y funcionarios civiles. Sobre los problemas de Irak y Darfur de Sudán, China ha perseverado en los principios y ha jugado un papel constructivo. Como participante del APEC y ASEM China ha hecho aportes a la cooperación regional e interregional.

El desarrollo de China no puede separarse del mundo, y a su vez la estabilidad y la prosperidad del mundo necesitan de China. Enarbolando la bandera de la paz, el desarrollo y la cooperación y persistiendo en el camino de desarrollo pacífico, China ha de hacer nuevas contribuciones al mantenimiento de la paz y el desarrollo en el mundo.

 Para sus Amigos   Imprimir

Contáctenos en la siguiente dirección: Chaoyangmen Nan Dajie 2, Distrito Chaoyang, Beijing, 100701 Teléfono: 86-10-65961114