Forjar la Armadura de Cobre e Hierro de la Economía y Amistad China-Chile--Discurso del Primer Ministro del Consejo de Estado de la República Popular China Li Keqiang en la Inauguración del Seminario Económico-Comercial en el Marco del 45º Aniversario de Relaciones Diplomáticas China-Chile y el VII Encuentro del Consejo Bilateral de Negocios China-Chile

2015/05/28

(Santiago, 26 de mayo del 2015)

Excma. Sra. Presidenta Michelle Bachelet,
Señoras y señores, amigos:

Esta visita mía coincide con el 45º aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre China y Chile y el 10º de la aplicación del Tratado de Libre Comercio binacional, un momento digno de nuestra celebración conjunta. A medida que se desarrollan las relaciones bilaterales sino-chilenas, se crearon múltiples "primeros" en las relaciones de China con los Estados latinoamericanos y caribeños y seguimos testimoniando de continuo nuevos primeros en este camino. Estoy convencido de que este Seminario Económico-Comercial en el marco del 45º Aniversario de Relaciones Diplomáticas China-Chile y el VII Encuentro del Consejo Bilateral de Negocios China-Chile darán un nuevo impulso a la cooperación binacional. A nombre del Gobierno y pueblos chinos exteriorizo las congratulaciones por la celebración de la reunión y anticipo mis votos porque se corone con pleno éxito.

El pueblo chino siente mucho cariño hacia el chileno, tal como refleja en la traducción del nombre de su noble país que se conoce como Zhi Li, palabras que encierran el bello significado de "sabiduría" y "ventura". Aprovechando esta ocasión, formulo votos por la eterna ventura del pueblo chileno.

Señoras y señores:

En la actualidad, la economía mundial se encuentra en un proceso de recuperación tortuosa y difícil y todavía vivimos los impactos de la crisis financiera internacional con una diferenciación en la orientación del desarrollo económico de las principales economías. Tanto los países desarrollados como los en vías de desarrollo están enfrentando la presión de la tendencia descendente del crecimiento económico, razón por la que compartimos la misma tarea de sobreponernos a las dificultades y promover la recuperación estable de la economía global. Ayer, en el discurso que pronuncié en la CEPAL, propuse la iniciativa de tomar la construcción infraestructural como asidero, reforzar la cooperación en las industrias e inversiones, impulsar la cooperación en la fabricación de equipos y desarrollar efectivamente las economías reales. Asimismo, en el contexto de la globalización económica, hemos de enarbolar en alto la gran bandera del libre comercio y oponernos resueltamente al proteccionismo comercial y de inversiones como un "buen remedio" de respuesta a la tendencia descendente del crecimiento económico y la promoción de la recuperación económica mundial. El libre comercio favorece a la asignación de recursos a nivel global para poner en pleno juego nuestras propias fortalezas comparativas, formar una cadena industrial donde cohesionan nuestros intereses a fin de realizar el beneficio mutuo y la ganancia compartida. Los hechos se han encargado de demostrar que para salir definitivamente de las consecuencias de la crisis financiera internacional y promover juntos el crecimiento económico entre todos los países, el libre comercio es lo fundamental porque la reindustrialización de los países desarrollados y el desarrollo de sus industrias emergentes dependen del libre comercio mientras que la promoción de la industrialización y modernización de los países en desarrollo y su actualización de la estructura industrial requieren aún más optar por el camino del libre comercio.

Los 70 años de la post-guerra fueron en general de paz y progreso mundiales gracias a la independencia política y el desarrollo económico de los diversos países así como un orden internacional de estabilidad en lo fundamental. Los mecanismos multilaterales comerciales, representados por la OMC, plasman principalmente el orden económico internacional y también favorecen a la globalización económica y especialmente benefician a las economías emergentes y los numerosos países en desarrollo. China, como un firme partidario y constructor del orden político y económico internacional, está enfrascada en salvaguardar los actuales mecanismos y reglas razonables y eficaces de la economía y comercio internacionales con la disposición de trabajar junto con la comunidad internacional para participar en y promover de forma constructiva las reformas concernientes a fin de aportar activamente a la agenda de post-Bali de la Ronda de Doha y su conclusión de todas las negociaciones. Abogamos por perfeccionar el sistema comercial multilateral y promover la liberalización y facilitación del comercio bilateral y regional, de tal forma que las dos "ruedas" roden juntos hacia adelante.

A lo largo de más de 30 años, China ha logrado un rápido y sostenido desarrollo socio-económico debido a la reforma y apertura y estamos con las puertas cada día más abiertas hacia el exterior. Tanto en la actualidad como en el futuro, nos adheriremos invariablemente a la estrategia de apertura de beneficio mutuo y ganancia compartida y apoyaremos firmemente el libre comercio. China tiene en estos momentos firmados tratados de libre comercio con múltiples países y regiones e impulsará una mayor construcción de zonas de libre comercio a nivel bilateral y regional.

Chile fue el primer país en suscribir un Tratado de Libre Comercio con China. Se trata de un TLC entre un país de la OECD y el mayor país en desarrollo del mundo, hecho que demuestra la fuerte complementariedad entre China y Chile. Este año coincide con el 10º aniversario de la aplicación de este TLC y el primer año de la culminación de la etapa de reducción y exención de aranceles comerciales bilaterales. A partir del 1º de enero de este año, se ha aplicado el arancel cero para un 97% de los productos en la categoría arancelaria entre ambas partes. China y Chile van a realizar discusiones sobre la actualización de nuestro TLC. La parte china también está dispuesta a celebrar negociaciones sobre el TLC con otros países latinoamericanos y caribeños o las organizaciones de esta región con el fin de elevar el nivel de la liberalización y facilitación del comercio e inversiones y promover el desarrollo de la cooperación económico-comercial entre China y América Latina y el Caribe en su conjunto a nuevas alturas.

Señoras y señores,

La cooperación sino-chilena siempre ha estado al frente de la cooperación entre China y América Latina y el Caribe. Los 45 años de relaciones diplomáticas entre ambos países han sido testigo de los cada vez más frecuentes contactos de alto nivel y los resultados fructíferos de los intercambios y la cooperación en las áreas económico-comercial, científico-tecnológica y cultural. Al inicio del establecimiento de relaciones diplomáticas, el volumen comercial bilateral sumó tan sólo los 15 millones de dólares, cifra que alcanzó los más de 34 mil millones de dólares en el año 2014, creciendo más de 2000 veces. Siendo por igual economías emergentes de relevancia y encontrándose en una fase crucial de desarrollo, China y Chile tienen una alta complementariedad económica, al tiempo que enfrentan oportunidades únicas para profundizar la cooperación sustancial. Ayer, sostuve una conversación fructífera con la Presidenta Bachelet, alcanzando amplias coincidencias sobre el fortalecimiento de la confianza mutua política, el impulso a la cooperación económico-comercial y la ampliación de los intercambios en materia educativa, científico-tecnológica y cultural. La parte china está dispuesta a participar en las construcciones infraestructurales tales como el "Túnel Bioceánico", así como importar los productos agrícolas competitivos de Chile. Los empresarios de ambos países deben aprovechar las oportunidades y explorar el potencial de la cooperación a fin de impulsar un desarrollo más integral, profundo y equilibrado de los lazos bilaterales. Para ello, formulo las siguientes propuestas:

Primero, seguir ampliando el volumen comercial bilateral. China es el primer socio comercial y destino de exportaciones de Chile, siendo Chile nuestro tercer socio comercial en América Latina y el Caribe. Actualmente, China es el mayor comprador del cobre, celulosa y sus productos derivados, así como de la harina de pescado de Chile. Los arándanos, vinos y salmones de Chile ya son nada inusuales en las mesas de los ciudadanos chinos. Sin embargo, en comparación con las demandas generadas por la actualización de las estructuras industriales y del consumo de los habitantes de ambos países, aún queda mucho espacio para el crecimiento del comercio bilateral. Ambos países van a instalar cuanto antes la Comisión Binacional Permanente, al tiempo de hacer buen uso de los mecanismos tales como el Diálogo Estratégico para la Cooperación y Coordinación Económica y la Comisión Mixta Económico-Comercial, a fin de fortalecer la coordinación sobre políticas macroeconómicas y liberar plenamente los dividendos del Tratado de Libre Comercial con miras a impulsar la constante actualización de la construcción de la Zona de Libre Comercio.

Segundo, fortalecer la cooperación en materia de industrias, inversiones y finanzas. En comparación con la cooperación comercial, la cooperación industrial y de inversiones entre China y Chile aún tiene mucho potencial. Ambos países deben ampliar la cooperación industrial e intensificar las inversiones mutuas a fin de que éstas conformen junto con el comercio la "doble vía" del tren rápido de la cooperación bilateral. Chile tiene mucha demanda en áreas como la construcción infraestructural. China está dispuesta a participar en la construcción infraestructural de Chile mediante múltiples modelos de cooperación tales como PPP y concesiones, entre otros. La Presidenta Bachelet y yo coincidimos en la necesidad de impulsar la cooperación industrial y de inversiones entre ambos países y de aprovechar la coyuntura de la firma del Acuerdo de SWAPS entre ambos países y el establecimiento en Chile del primer banco chino de liquidación en Renminbi en América Latina y el Caribe para fortalecer la cooperación financiera, con vistas a establecer una plataforma de servicios financieros y brindar un fuerte respaldo para la cooperación industrial entre China y la región. La parte china está dispuesta a intensificar la cooperación en otras áreas tales como la energía limpia con Chile y da la bienvenida para que las empresas de ambos países amplíen sus inversiones mutuas. Durante la visita, ambos países suscribieron el Acuerdo para Evitar la Doble Tributación, enviando una señal positiva al empresariado comercial e industrial de ambas partes, lo cual sin duda brindará perspectivas más amplias para la ampliación de las inversiones mutuas entre China y Chile.

Tercero, profundizar el intercambio cultural y compartir las experiencias de la gestión social. El intercambio cultural constituye un puente de comunicación para las almas de ambos pueblos. Siendo uno de los países más modernos de América Latina y el Caribe, Chile ha establecido un sistema de gestión social maduro y ha acumulado vastas experiencias. China ha enviado muchas delegaciones a visitar Chile y aprender de las prácticas exitosas de su país en áreas como el sistema de protección social. Tanto China como Chile son países frecuentemente afectados por los desastres naturales. China tomó de referencia muchas experiencias provechosas de Chile en las operaciones de rescate contra terremotos. Ambas partes pueden seguir impulsando los intercambios en materia del monitoreo, la prevención y el rescate de desastres naturales como el terremoto y el tsunami. Chile cuenta con vastos bosques vírgenes en la zona de los Andes, mientras que China también tiene zonas protoecológicas en el altiplano de Qinghai y el Tíbet. Ambas partes pueden realizar cooperaciones en las áreas de protección ecológica tales como los bosques, las especies raras y los recursos hídricos, al tiempo de preservar el medio ambiente latinoamericano y la biodiversidad en el proceso de la cooperación y el desarrollo.

Señoras y señores,

La larga distancia física no puede obstruir el intercambio entre ambas partes, de la misma manera que el vasto océano no impide la comunicación entre las almas. La cooperación amistosa entre China y Chile cuenta con amplias perspectivas. Espero que los empresarios de ambos países puedan proceder como un refrán latinoamericano reza: "Agarre hoy que vale más que dos mañanas", para aprovechar las oportunidades de la época y asir más porvenires a fin de beneficiar a ambos pueblos. Siendo una civilización antigua, China gozó de renombre mundial por los objetos de bronce, mientras que Chile también ostenta fama internacional por la buena calidad de su cobre. Es mi deseo que China y Chile profundicen la cooperación económica y cultural a fin de forjar la armadura de cobre e hierro de la economía y amistad entre ambos países, en aras de aportar mayores contribuciones al desarrollo económico de China, América Latina y el Caribe y de todo el mundo.

¡Gracias a todos!

 Para sus Amigos   Imprimir

Contáctenos en la siguiente dirección: Chaoyangmen Nan Dajie 2, Distrito Chaoyang, Beijing, 100701 Teléfono: 86-10-65961114