CREAR JUNTOS UN NUEVO PORVENIR DE LA ASOCIACIÓN DE COOPERACIÓN INTEGRAL ENTRE CHINA Y AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

2015/05/28

Discurso en la sede de la Comisión Económica de las Naciones Unidas
para América Latina y el Caribe (CEPAL)

(Santiago, 25 de mayo del 2015)

Excma. Sra. Presidenta Michelle Bachelet,
Estimada Sra. Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL,
Estimados Jefes de Misiones Diplomáticas,
Señoras y señores, amigos todos:

¡Buenas tardes a todos! Es un gran placer para mí venir a la prestigiosa Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe (CEPAL) y reunirme con ustedes. A pesar de la lejanía entre China y esta región, los corazones de los pueblos de ambas orillas del Océano Pacífico están bien de cerca, por lo que esta gira mía es como una visita a viejos amigos a quienes no he visto desde hace tiempo, que me hace sentir como volver a casa. En nombre del Gobierno y pueblo chinos, quisiera expresar los cordiales saludos y mejores votos a los amigos aquí presentes y a todos los pueblos de América Latina y el Caribe.

En julio pasado, el Presidente Xi Jinping formuló, durante su visita a esta región, la construcción del Quinteto de la nueva configuración de nuestras ralaciones, y anunció junto con los líderes de la región el establecimiento de la Asociación de Cooperación Integral China-América Latina y el Caribe caracterizada por la Igualdad, el Beneficio Recíproco y el Desarrollo Compartido, lo cual marcó la entrada de nuestras relaciones en una nueva etapa histórica de cooperación integral. Éste es mi primer viaje a esta región en calidad de Primer Ministro del Gobierno chino. Cada uno de los cuatro países que he visitado durante este periplo me ha dejado una impresión profunda con su renovada fisonomía que refleja los grandes éxitos que ha conquistado esta región en su desarrollo socio-económico. He sostenido respectivamente conversaciones con los líderes de los cuatro países, realizado amplios intercambios con dirigentes parlamentarios y locales, líderes de los sectores industrial, comercial y empresarial así como representantes de los círculos cultural y artístico, además de la gente local, gracias a ello he profundizado mis conocimientos sobre esta tierra y su gente y afianzado mis convicciones sobre la profundización de la amistad sino-latinoamericana y caribeña.

En mi intervención en la clausura de la Cumbre Empresarial China-Brasil, dije que esta región constituye una relevante piedra angular de la paz y estabilidad mundiales, una fuerza emergente de la prosperidad y crecimiento globales y un destacado representante de la convivencia inclusiva y armoniosa de la humanidad. En una palabra, al cruzar el umbral del nuevo siglo, América Latina y el Caribe se ha convertido ya en una nueva área líder en constante ascenso en el plano político y económico global.

La posición internacional de América Latina y el Caribe se ha elevado notablemente. Los países de la región, uniéndose en aras del autorobustecimiento, han tamado como una prioridad de su política exterior a la promoción de la integración regional, sus organizaciones de integración regional de distintos niveles avanzan paralelamente y el establecimiento de la CELAC marcó un importante paso en la integración regional. Los países de la región abogan por solucionar los conflictos internos e interestatales mediante el diálogo y la conciliación y participan y promueven activamente la cooperación Sur-Sur. En cuanto a los asuntos internacionales de trascendencia, tales como la gobernanza global, el cambio climático, la seguridad energética y alimentaria así como la reforma del sistema financiero internacional, la posición común de América Latina y el Caribe defendió enérgicamente los intereses de los países en vías de desarrollo, constituyéndose ya de esta forma en una importante fuerza a favor de la paz y la justicia en el escenario internacional.

La singular y multifacética cultura de América Latina y el Caribe florece con toda brillantez. En esta región, donde la selva tropical amazónica protoecológica, la majestuosa cordillera de los Andes, la extensa pradera de las Pampas, junto con su singular geografía, la biodiversidad y la historia de las actividades humanas, engendraron la civilización latinoamericana pletórica de vitalidad e inclusividad. Durante esta gira, realicé especialmente una visita a un museo representativo de arqueología e historia que me permitió conocer en profundidad la espléndida historia de las civilizaciones antiguas latinoamericanas. Mediante el intercambio con escritores y artistas de ambas partes, he podido palpar el peculiar encanto de las novelas, la poesía, la danza, el fútbol y la música latinoamericanos. Las distintas culturas conviven en esta tierra armoniosamente en constante fusión y referencia mutua, forjando la civilización latinoamericana caracterizada por la coexistencia plural y un nutrido y profundo contenido esplendoroso que merecen con toda razón el prestigio de ser joyas de la civilización mundial.

El desarrollo económico de América Latina y el Caribe contempla un enorme potencial. Entre las naciones en vías de desarrollo de Asia, África y América Latina y el Caribe, ésta última ha sido la primera región en dar inicio al proceso de la industrialización y la urbanización, acumulando no pocas experiencias en la exploración de la humanidad por la modernización. Los intercambios con los líderes y representantes del sector empresarial de los países que visité me han hecho sentir profundamente que los países de la región, con sus miradas puestas en el futuro, vienen reajustando activamente sus estrategias de desarrollo, que se traducen en el continuo aprovechamiento de sus fortalezas en energía y recursos naturales al tiempo de acelerar la reestructuración industrial, la elevación del nivel de la mercantilización a la vez de conceder importancia a la planificación y supervisión del gobierno y la aplicación de las políticas de una mayor apertura al momento de construir un sistema industrial relativamente completo, y a pesar de encarar la presión descendente del crecimiento económico en la actualidad, su tendencia general al alza no ha cambiado.

Señoras y señores,

En la actualidad, la economía mundial se encuentra en un profundo reajuste, cuya recuperación se muestra tortuosa, los diversos países necesitan desplegar sus ventajas complementarias y desarrollar con fuerza la economía real. Los países en desarrollo están promoviendo la industrialización y la urbanización, mientras que las naciones desarrolladas también resaltan la reindustrialización. Bajo este gran contexto, jalar el desarrollo de la fabricación de equipos, materias primas básicas y sus servicios relacionados mediante la ampliación de la construcción en infraestructuras constituye una buena receta para hacer crecer la economía y responder a la presión a la baja. Hoy día, ante el continuo avance de la globalización, los países se encuentran en distintos lugares de la cadena industrial, por lo que la cooperación internacional en capacidad productiva, en otras palabras, la cooperación en industrias e inversiones, o sea, en la construcción de un país, introducir de acuerdo con las necesidades, equipos y líneas de producción de materiales de construcción, tecnologías avanzadas y experiencias en gestión empresarial de otros países que sean competitivas, puede desplegar plenamente las ventajas comparativas de cada uno, reducir eficazmente el coste de la construcción de infraestructuras para promover la diversificación industrial y la ampliación del empleo, logrando el beneficio mutuo, la ganancia compartida y el desarrollo conjunto, en fomento del crecimiento fuerte, sostenido y equilibrado de la economía mundial.

Los éxitos en el desarrollo socio-económico mundialmente llamativos que ha conquistado China en los últimos 30 y tanto años comenzaron con la reforma y apertura, la apertura también promovió las reformas. Hemos introducido líneas de producción industriales extranjeros y las mantuvimos en constante actualización e innovación, con ello logramos hoy la mayor capacidad productiva en siderurgia y materiales de construcción del mundo.

La cooperación entre China y esta región en materia de capacidad productiva se encuentra en su justo momento, diríamos que es como matar muchos pájaros de un tiro. China posee la capacidad de fabricación de equipos y tecnologías integrales con elevada relación calidad precio, mientras que esta región abriga necesidades en su ampliación de la construcción de infraestructuras y la actualización de sus industrias. Durante nuestra cooperación, se podrá también fusionar con las tecnologías avanzadas de Estados Unidos y Europa para promover la construcción de las infraestructuras y la actualización industrial de la región con bajo coste y elevado punto de partida. Pongo un ejemplo, el 30% de las partes de los trenes para metro que China exportó al Brasil, que ostentan una buena relación calidad precio, fueron compradas de empresas europeas, mientras que un 20% de las partes importantes de los ferry entre puertos producidos por China para Brasil son comprados de Estados Unidos. Por lo tanto, la promoción de la cooperación entre China y la región en capacidad productiva podrá fomentar el desarrollo de Ganar-ganar de todas las partes. En esta visita mía he alcanzado consensos al respecto con todos los líderes de los cuatro países, asimismo, he tomado nota de que, en el artículo publicado ayer por la Sra. Alicia Bárcena, también se formuló la idea de que la región debe intensificar la diversificación de sus exportaciones y su fuerza productiva, la ampliación de las inversiones chinas hacia la región puede promover la integración industrial y fomentar el comercio y la construcción de la cadena de valores de la región, estas ideas coinciden con las propuestas chinas.

Para desarrollar la economía real y promover la cooperación internacional en capacidad productiva, se necesita el sustento financiero. A través del establecimiento de plataformas como el Fondo de Cooperación Internacional en Capacidad Productiva, se concentrará la inversión en la economía real. En resumidas cuentas, la cooperación en capacidad productiva constituye una nueva vía de la profundización de la cooperación Norte-Sur entre los paíse en vías de desarrollo y los desarrollados, que no sólo significa la fusión del desarrollo industrial con las inversiones en infraestructuras y entre la industrialización y la reindustrialización, sino también entre las finanzas y la economía real, lo cual contribuirá sin duda a la enérgica promoción de la recuperación de la economía mundial.

Como una de las principales economías emergentes y el mayor país en vías de desarrollo del mundo, China ha adoptado una serie de medidas enérgicas en políticas para estabilizar el crecimiento económico, convirtiéndose en una fuerza importante de sostenimiento del desarrollo de la economía global. En los últimos años, la economía china sufrió una cierta ralentización del crecimiento debido a la presión a la baja de la economía mundial y la obvia evidencia de las contradicciones domésticas acumuladas durante largo tiempo, sin embargo, el crecimiento se ha mantenido en un 7,4% y 7% para el año pasado y el primer trimestre de este año respectivamente, acompañados por el aumento sincrónico del empleo y el ingreso de los habitantes y los notables éxitos en el ahorro de energía y reducción de emisiones. En los meses de abril y mayo corriente, el funcionamiento económico ha continuado con su tendencia de mejora, traducida en la recuperación de la rentabilidad de las empresas industriales y la mejora de las previsiones del mercado, abrigamos la capacidad y la convicción de mantener el funcionamiento económico dentro de unos límites razonables para materializar las metas del desarrollo socio-económico fijadas para este año, como un crecimiento de alrededor de un 7%, entre otras. De cara al futuro, fijamos la mirada en mantener el crecimiento en un ritmo medio superior y ascender a la gama media superior para enfrascarnos en promover la reforma estructural, impulsar las actividades emprendedoras e innovadoras de las masas, aumentar el suministro de productos y servicios públicos y explorar el inmenso potencial del desarrollo urbano, rural y regional. Mediante la aplicación de una nueva ronda de apertura al exterior caracterizada por un nivel más elevado, se realizará la cooperación internacional, con las empresas como sujeto, en materia de capacidad productiva y fabricación de equipos, lo cual traerá sin duda también a todos los países del mundo nuevas oportunidades de desarrollo.

Señoras y señores,

Esta segunda visita mía a la región en 12 años me ha permitido constatar los grandes avances en nuestras relaciones y palpar la creciente estrechez de los lazos amistosos sino-latinoamericanos y caribeños. Pese al inmenso océano que media entre China y la región, nuestra amistad tiene una larga data. Al entrar en el siglo XXI, nuestros intercambios de alto nivel son cada día más frecuentes y se registra una mayor profundización de la cooperación en los diversos ámbitos. En la actualidad, China se posiciona como el segundo socio comercial de la región y el primero en este término de muchos de sus países. Mientras tanto, esta región constituye una de las que ostentan un mayor aumento en sus exportaciones a China, y un importante destino de inversiones chinas en el ultramar. Las frutas, vinos tintos y carnes bovinas de origen latinoamericano y caribeño se han servido en las mesas de millones de familias chinas. Los turistas chinos, al recorrer sus ciudades, son saludados con Ni Hao (hola en español), de manera que la fiebre por América Latina y el Caribe en China y la fiebre por China en esta región se realzan mutuamente. De cara al futuro, China está dispuesta a profundizar su cooperación con esta región para aprenderse mutumente tomado como referencia la una a la otra y abrir juntos un nuevo camino de la Asociación de Cooperación Integral China-América Latina y el Caribe. Al respecto, ambas partes deben ceñirse en forjar los cuatro pilares de amistad, confianza mutua, beneficio recíproco, ganancia compartida, referencia mutua de civilizaciones y cooperación en conjunto, para apisonar juntos bien fuerte los cimientos de la comunidad de destino entre China y América Latina y el Caribe.

Primero, consolidar la amistad tradicional y la confianza mutua política. China atribuye alta importancia al desarrollo de las relaciones de cooperación omnidireccional con la región. Durante esta visita, la parte china publicó Declaraciones Conjuntas con los Gobiernos de los cuatro países de la región, definiendo con mayor claridad los rumbos prioritarios del desarrollo de nuestras relaciones de cara al futuro. Sin disputas históricas ni conflictos de intereses fundamentales entre las dos partes, China y esta región abogan por tratar las relaciones interestatales sobre los principios de respeto mutuo, igualdad en los tratos, cooperación y ganancia compartida y rechazan, por igual, la imposición de la voluntad propia a los demás, China se encuentra en la disposición de estrechar todavía más los contactos de alto nivel con los países de la región, con el objetivo de solucionar, con una visión de largo alcance y de manera adecuada, los problemas concretos que afectan a los lazos entre ambas partes. China y esta región deben intensificar aún más su colaboración internacional y reforzar su coordinación para emitir voces comunes en los temas trascendentales como la reforma de la estructura financiera internacional y la respuesta al cambio climático, entre otros, con el propósito de forjar una red global de asociaciones de desarrollo equilibrada y de beneficio universal, salvaguardando de mejor manera los intereses comunes y el derecho a voz de los numerosos países en vías de desarrollo. Este año se celebra el 70 aniversario de la victoria de la Guerra Mundial Antifascista y la fundación de las Naciones Unidas, como dijo el poeta latinoamericano Alfonso Reyes, sólo las figuras cargadas de pasado están ricas de porvenir, echando una mirada retrospectiva, sentimos redoblados lo difícil que es conseguir la paz y el desarrollo. La parte china está dispuesta a continuar salvaguardando con la parte latinoamericana la equidad y la justicia en la arena internacional y promover la paz, la estabilidad y el desarrollo mundiales.

Segundo, promover la elevación de la calidad y la actualización de la cooperación económico-comercial. Durante esta visita mía, China ha alcanzado por separado con los cuatros países latinoamericanos un acuerdo marco sobre la cooperación en materia de capacidad productiva, impulsando la colaboración en megaproyectos como el Ferrocarril y el Túnel Bioceánicos, entre otros, y suscribiendo en total más de 70 documentos de cooperación en las áreas de energía, minería, construcción de infraestructuras e innovación científico-tecnológica. En mi intervención en la clausura de la Cumbre Empresarial China-Brasil, planteé una nueva idea para la cooperación entre China y la región en capacidad productiva y fabricación de equipos, consistente en articularse con las necesidades de desarrollo de los países de la región, siguiendo el principio de apertura e inclusividad y desplegando las ventajas comparativas de cada uno para materializar el beneficio mutuo, la ganancia compartida y el desarrollo conjunto. La parte china propone que ambas partes exploren juntos el nuevo modelo de cooperación 3x3, es decir, la construcción conjunta de las tres grandes vías logística, energética e informática, materializar la interacción virtuosa entre las empresas, la sociedad y el gobierno, y ampliar los tres canales de financiación que son los fondos, los créditos y los seguros. La parte china estimula a sus empresas a invertir en la región, fomentar su cooperación con los países de esta región en el procesamiento profundo de productos energéticos, mineros y agrícolas para forjar la cooperación en toda la cadena industrial de maquinarias, siderurgia, materiales de construcción, industria química y alimentos, promover la articulación entre los equipos chinos y las necesidades latinoamericanas y abrir áreas de cooperación de cara al futuro como nuevas energías y la internet. Ambas partes pueden explorar la posibilidad de establecer zonas económicas especiales y polígonos industriales, y negociar sobre las diversas medidas, incluido los TLCs, encaminadas a facilitar el comercio y las inversiones. La parte china estableció el Fondo Especial para la Cooperación Industrial entre China y la región, al que China financiará 30 mil millones de dólares, destinados a apoyar la cooperación entre China y la región en materia de industrias e inversiones. Aquí quiero resaltar especialmente que la cooperación entre China y la región se desarrolla sobre la base del respeto mutuo de las civilizaciones mutuas y la protección de la biodiversidad y el medio ambiente, los equipos chinos también corresponderán a las exigencias locales medioambientales.

Tercero, tomar múltiples medidas para impulsar el intercambio cultural. Esta visita ha cosechado resultados sumamente fructíferos en materia de la referencia mutua entre las civilizaciones de China y América Latina y el Caribe. La parte china está dispuesta a trabajar junto con esta región para llevar a buen puerto las actividades del Año del Intercambio Cultural entre China y América Latina y el Caribe en el 2016. Ambas partes pueden explorar el establecimiento del mecanismo del Diálogo entre las Civilizaciones de China y América Latina y el Caribe y encarrilarlo al Foro China-CELAC, al tiempo de negociar la instalación del proyecto de traducción mutua de las obras clásicas de las culturas y pensamientos de China y América Latina y el Caribe, a fin de incrementar el conocimiento cultural entre ambos pueblos. Ambas partes también deben fortalecer el intercambio de experiencias y la cooperación en materia de urbanización, reducción de la pobreza, investigación científico-tecnológica, sanidad y protección ambiental, entre otras áreas de bienestar social. Estamos implementando las medidas para fortalecer el intercambio cultural, llevaremos a buen término el Campamento de Intercambio y Capacitación de Líderes Jóvenes de China y la región, activaremos en un momento oportuno el programa de Diálogo entre Estudiosos Jóvenes de China y América Latina y el Caribe, al tiempo que incrementaremos las becas gubernamentales para que profesores y estudiantes de las lenguas española y portuguesa de las universidades chinas reciban capacitación en los países de la región para construir sobre el Océano Pacífico un puente entre las almas de ambos pueblos.

Cuarto, perfeccionar e innovar el mecanismo de la cooperación en conjunto. La parte china está dispuesta a ampliar la cooperación amistosa con los países de la CELAC, al tiempo de hacer buen uso de la plataforma de la Primera Reunión Ministerial del Foro China-CELAC y llevar a buen término los frutos de la Primera Reunión Ministerial del Foro China-CELAC. Hay que seguir llevando a buen puerto la Cumbre Empresarial, el Foro de Políticos Jóvenes, el Foro de la Amistad entre las Sociedades Civiles y el Foro de Asuntos Jurídicos entre China y América Latina y el Caribe, al tiempo de celebrar las primeras reuniones de los subforos en materia de cooperación en infraestructuras, innovación científico-tecnológica y de energías, dar buen uso al paquete de arreglos de financiación en el marco del Foro China-CELAC. La parte china se encuentra en la disposición de seguir intensificando el diálogo y la cooperación con la Unasur, el Caricom, el Mercosur y la Alianza del Pacífico, entre otras organizaciones regionales, con vistas a desplegar cada uno sus superioridades y habilidades en la cooperación en capacidad productiva y construir una red de cooperación omnidireccional y multidimensional entre China y América Latina y el Caribe.

La CEPAL, principal Think-Tank de la región y activa promotora e impulsora de la cooperación económica entre los países latinoamericanos y caribeños y de la integración regional, había formulado nuevas teorías económicas a los países en vías de desarrollo, con los latinoamericanos incluidos. La versión en chino de la Revista CEPAL cuenta con numerosos lectores en China. Me permito extender los sinceros agradecimientos y la consideración a todos los miembros de la CEPAL por sus esfuerzos en promoción de la cooperación amistosa entre China y América Latina y el Caribe.

Señoras y señores,

Para los chinos, Chile siempre ha gozado del renombre de país del fin del mundo. El visitar su país ha sido un deseo que he venido acariciando desde hace tiempo. Esta visita mía coincide con el 45° aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre China y Chile. El desarrollo de los lazos sino-chilenos siempre ha estado a la vanguardia de las relaciones entre China y América Latina y el Caribe. Durante esta visita, sostuve una exitosa reunión de trabajo con la Presidenta Bachelet. Ambos países han decidido establecer en Santiago el primer banco de liquidación en Renminbi de la región. La parte china ofrecerá a la parte chilena una cuota RQFII de 50 mil millones de yuanes para apoyar el desarrollo de la economía real con la cooperación financiera. Abrigo el deseo de que Chile desempeñe un papel de mayor relevancia en impulsar las relaciones entre China y América Latina y el Caribe.

El famoso poeta chileno Pablo Neruda había expresado, en mi cabeza hay un tercer ojo, que ve al mar, y en su extremo está China. Un hombre de letras de la Dinastía Song Xin Qiji también escribió otro famoso verso, Las montañas verdes no pueden impedir que las aguas corran hacia el oriente. En el horizonte del mundo, ya vislumbramos el despegue de las figuras de América Latina y el Caribe, Asia y África, lo que constituye precisamente la aurora del desarrollo y el progreso de la sociedad humana. China está dispuesta a aunar sus esfuerzos con los países latinoamericanos y caribeños para aportar su granito de arena a la construcción de nuestro feliz hogar y trabajar en conjunto por un mundo más hermoso.

¡Gracias!

 Para sus Amigos   Imprimir

Contáctenos en la siguiente dirección: Chaoyangmen Nan Dajie 2, Distrito Chaoyang, Beijing, 100701 Teléfono: 86-10-65961114