Palabras en la Recepción por el 66º Aniversario de la Fundación de la República Popular China

2015/09/30

Li Keqiang, Primer Ministro del

Consejo de Estado de la República Popular China

(30 de septiembre del 2015)

Distinguidos invitados, amigos y compañeros:

El advenimiento de la Nueva China hace 66 años creó una nueva era en la historia china, dando inicio a la flamante marcha del pueblo chino en busca de una vida feliz. Esta noche, cuando celebramos solemnemente el cumpleaños de la República y el pueblo de las diversas etnias del país bendicen a la patria en variadas modalidades, quiero exteriorizar aquí, en nombre del Comité Central del Partido y del Consejo de Estado, las enhorabuenas de fiesta al pueblo de todas las etnias del país, los cordiales saludos a los compatriotas de Hong Kong, Macao y Taiwan así como a los chinos residentes en el ultramar, junto con los sinceros agradecimientos a los amigos extranjeros que han seguido de cerca y apoyado la modernización de China.

A lo largo de los 66 años, y en particular, a raíz de la reforma y apertura, bajo la conducción del Partido Comunista de China y valiéndose de la inteligencia y la lucha del pueblo chino, la causa del socialismo con características chinas ha conquistado esplendorosos éxitos mundialmente llamativos, lo cual se refleja en la notoria elevación del poderío integral y la influencia internacional de China, en la creciente holgura en la vida de las familias comunes y corrientes, y también en el disfrute del pueblo de más oportunidades de desarrollo y en el constante progreso social. Estos éxitos, a la vez de consolar a los antecesores que lucharon uno tras otro por la revitalización de la nación, constituyen también motivos de orgullo para los chinos de nuestros días.

En lo que va del año, bajo el firme liderazgo del Comité Central del Partido con el compañero Xi Jinping como Secretario General, toda la nación ha venido luchando juntos, logrando nuevos éxitos en todos los trabajos. A pesar de la depresión de la economía mundial y el aumento de la presión bajista de la economía china, mediante la aplicación de efectivas regulaciones y controles dentro de unos límites marcados, con objetivos bien definidos y en momentos oportunos, hemos logrado que la economía siga manteniendo una tendencia positiva en medio de los altibajos al tiempo de seguir hallándose dentro de unos límites razonables, mejorando aún más la calidad del desarrollo y evitando con eficacia los riesgos sistémicos; a través del impulso constante de la simplificación administrativa y la descentralización de los poderes, la integración entre la descentralización y el control, la optimización de los servicios y las reformas estructurales en los sectores fiscal, tributario, financiero y de empresas de propiedad estatal, hemos activado aún más el vigor del mercado, surtiendo efecto las actividades emprendedoras e innovadoras de las masas, se elevó la proporción del sector servicios y se fortaleció el papel propulsor del consumo en la economía, obteniendo nuevos avances en el reajuste estructural; mediante la activa ampliación del empleo y el aumento de la renta de los habitantes, hemos tejido con mayor solidez una "red segura" de la seguridad social, intensificando el esfuerzo por el alivio de la pobreza con enfoques precisos y acertados y propiciando nuevas mejoras en el nivel de vida de la población. A la luz de las decisiones y disposiciones del Comité Central del Partido y el Consejo de Estado y continuando con los esfuerzos de todo el país en el asalto a las plazas fuertes y la superación de las dificultades, podremos alcanzar las principales metas y tareas de desarrollo socio-económico para este año.

Siendo la segunda economía del mundo, no ha sido nada fácil para China mantener un crecimiento de aproximadamente 7% a base de un volumen económico de 10 billones de dólares norteamericanos. Y es todavía más ardua la tarea de continuar creando un futuro más promisorio a partir del nuevo punto de arranque. Frente a las oportunidades y retos, hemos de tener bien presentes la misión que pesa sobre nuestros hombros y los importantes encargos que nos ha encomendado el pueblo, para aplicar políticas mejor orientadas a las expectativas de la gente en aras de impulsar de continuo la causa de la reforma, la apertura y la modernización socialista.

El desarrollo es la vía fundamental para la revitalización de la nación y la tarea primordial. El desarrollo de China, tanto en el pasado como en el presente, requiere trabajos sólidos. Hemos de innovar sin cesar las modalidades de regulación y control macroeconómicos, proceder activamente a la ampliación de la demanda interna y el reajuste estructural, consolidar la base del mejoramiento económico, elevar la calidad y la rentabilidad del desarrollo, al tiempo de prevenir y controlar efectivamente todo tipo de riesgos, con miras a impulsar el crecimiento económico en un ritmo medio superior y ascender a la gama media superior.

La reforma y apertura constituyen la fuente de la fuerza motriz del desarrollo. Hemos de llevar invariablemente la profundización integral de la reforma, aplicar a fondo la estrategia de desarrollo propulsado por la innovación, fomentar las actividades emprendedoras e innovadoras de las masas a fin de aglutinar su sabiduría y esfuerzos, al tiempo de potenciar nuevas energías propulsoras del desarrollo. Hemos de ampliar cuantitativa y cualitativamente la apertura al exterior, participar omnidireccionalmente en la competencia y cooperación internacionales a fin de lograr el desarrollo de ganar-ganar.

La felicidad del pueblo es la mira para medir los efectos de la reforma y el desarrollo. Hemos de ampliar por todos los medios el empleo, aumentar por múltiples canales los ingresos de la población y esforzarnos por resolver las dificultades que acosan a las masas, de manera que los niños pobres dejen de tropezarse con el abandono de los estudios, que la gente de la calle deje de caerse en la desesperación por graves enfermedades, que los jóvenes que albergan sueños dejen de quedarse fuera de las actividades emprendedoras e innovadoras por los trámites nimios. Hemos de mejorar constantemente el ambiente ecológico en aras de incrementar sin cesar la sensación de felicidad de las masas.

El imperio de la ley es la piedra angular en la administración de un país moderno. Hemos de impulsar integralmente la gobernación del país con arreglo a la ley, acelerar la construcción de un gobierno regido por ella y redoblar esfuerzos por la edificación de una sociedad sujeta a la ley, con vistas a hacer del espíritu del imperio de la ley una garantía importante para impulsar el progreso de la civilización.

Estimados invitados, amigos y compañeros:

Nos atendremos a las directrices de "un país con dos sistemas", "administración de Hong Kong por los hongkoneses", "administración de Macao por los macaenses" y alto grado de autonomía, apoyando la prosperidad, estabilidad y armonía de Hong Kong y Macao en aras de conquistar constantes y renovados esplendores.

Persistiremos en las orientaciones fundamentales de "reunificación pacífica, un país con dos sistemas", defendiendo junto con los compatriotas taiwaneses los intereses supremos de la nación, compartiendo las oportunidades de desarrollo y dando continuidad a la consanguinidad cultural para edificar juntos una comunidad de destino común entre ambas orillas del Estrecho de Taiwan.

Perseveraremos en las concepciones de la paz, el desarrollo, la cooperación y el ganar--ganar, en aras de ampliar los puntos de convergencia de intereses con el resto del mundo y escribir de la mano un nuevo capítulo de paz y desarrollo de la humanidad.

Distinguidos huéspedes, amigos y compañeros:

El futuro se gana sólo por medio de la lucha. Mantengámonos estrechamente unidos en torno al Comité Central del Partido con el compañero Xi Jinping como Secretario General, enarbolemos la gran bandera del socialismo con peculiaridades chinas, trabajemos de manera sólida con espíritu intrépido y emprendedor, a la luz de las disposiciones estratégicas de "las cuatro integralidades" para seguir luchando incansablemente por transformar al nuestro en un país socialista moderno próspero, poderoso, democrático, civilizado y armonioso y hacer realidad el sueño chino de la gran revitalización de la nación china.

Ahora, propongo un brindis:

Por el 66º aniversario de la fundación de la República Popular China,

Por la prosperidad y la fortaleza de la gran patria y la felicidad y el bienestar del pueblo de las diversas etnias,

Por la amistad y la cooperación entre el pueblo chino y los pueblos de todas las latitudes,

Por la salud personal y la felicidad familiar de todos los presentes,

¡Salud!

 Para sus Amigos   Imprimir

Contáctenos en la siguiente dirección: Chaoyangmen Nan Dajie 2, Distrito Chaoyang, Beijing, 100701 Teléfono: 86-10-65961114