Promover el desarrollo integral de las mujeres y construir conjuntamente y compartir un mundo mejor

2015/09/28

-Discurso en la Reunión de Líderes Mundiales Sobre Igualdad de Género y Empoderamiento de la Mujer

(Nueva York, 27 de septiembre de 2015)

Xi Jinping, presidente de la República Popular China

Estimado secretario general Ban Ki-moon,
Estimada directora ejecutiva Phumzile Mlambo-Ngcuka,
Estimados colegas,
Señoras, señores y amigos:

Con motivo del 70º aniversario de la fundación de las Naciones Unidas y del 20º aniversario de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer en Beijing, es de gran importancia para nosotros convocar esta Reunión de Líderes Mundiales para reafirmar nuestro compromiso con la equidad de género y el desarrollo de la mujer, y para hacer planes por un mejor futuro.

Las mujeres son creadoras de las civilizaciones material y espiritual, y una fuerza importante que promueve el desarrollo y el progreso de la sociedad. Sin ellas no existiría la humanidad, ni la sociedad.

La búsqueda de la equidad de género es una gran causa. Una revisión de la historia muestra que sin la liberación y el progreso de las mujeres, la liberación y el progreso de la humanidad no habrían sido factibles. Para lograr los nobles ideales de la igualdad de género, los seres humanos han experimentado procesos extraordinarios e inusuales. Desde el nacimiento de la primera declaración sobre los derechos de las mujeres hace 200 años en el mundo, hasta el establecimiento del Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, así como la fundación de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer y la aprobación de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, cada paso en la causa de las mujeres ha contribuido al progreso de la civilización humana.

Hace 20 años, la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer en Beijing aprobó la Declaración de Beijing y la Plataforma de Acción, estableciendo los objetivos estratégicos y los marcos de políticas para la promoción de la igualdad de género y la protección de los derechos de las mujeres. El espíritu proclamado en la Conferencia Mundial sobre las Mujeres de Beijing produjo cambios positivos en el ámbito global. Se ha reforzado cada vez más el consenso sobre la búsqueda de la igualdad de género en los diversos países y se han diversificado las acciones e iniciativas que promueven el desarrollo de las mujeres, con lo que se ha optimizado constantemente el ambiente de supervivencia y el desarrollo de las mujeres. ONU Mujeres ha tenido una gran cantidad de trabajo, lo que merece nuestro pleno reconocimiento.

A través de continuos esfuerzos, muchos sueños que parecían inalcanzables se han vuelto realidad: 143 países han adoptado leyes que estipulan claramente la igualdad de género, ya no existen obstáculos legales para la participación de las mujeres en las actividades políticas y económicas, y la educación, la libertad de matrimonio y la libertad de ocupación de las mujeres tienen ya un consenso social.

Al mismo tiempo, en el ámbito mundial, el nivel de desarrollo de las mujeres en diversos países y regiones sigue siendo desequilibrado; los derechos, las oportunidades, la asignación de recursos para los hombres y las mujeres siguen siendo desiguales; y el reconocimiento social del potencial, la capacidad y las contribuciones de las mujeres es aún insuficiente. Actualmente, de los 800 millones de pobres en el mundo, más de la mitad son mujeres. Cada vez que ocurren guerras y enfermedades, las mujeres siempre son las primeras víctimas y las más afectadas. Frente al terror y la violencia desenfrenada, las mujeres también sufren mucho. Hoy en día, las diversas formas de discriminación contra las mujeres siguen existiendo, y de vez en cuando ocurren casos de maltrato y violencia física contra las mujeres

Los hechos han demostrado que la igualdad de género requiere aún más esfuerzos. Tenemos que hacer esfuerzos incansables para abrir un camino más amplio para el desarrollo de la causa de las mujeres.

Señoras, señores y amigos:

Acabamos de aprobar la Agenda para el Desarrollo Después de 2015 y la perspectiva de género ha sido incluida en sus diversas áreas. Vamos a desplegar el espíritu de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer en Beijing y reafirmamos nuestro compromiso con la promoción de la igualdad de género y el desarrollo integral de las mujeres, y por ello aceleraremos nuestras acciones.

Primero, promover el desarrollo de las mujeres junto con el avance económico y social. El desarrollo no se podrá llevar a cabo sin las mujeres y el mismo debe beneficiar a todo el pueblo, incluidas las mujeres. Debemos establecer estrategias de desarrollo más científicas y razonables, teniendo en cuenta las condiciones nacionales de los diversos países, las diferencias de género, así como las necesidades específicas de las mujeres, para garantizar que estas compartan en pie de igualdad los frutos del desarrollo, y al mismo tiempo actualizar las políticas y medidas para estimular el potencial de las mujeres e impulsar su participación en el desarrollo económico y social. Las prácticas chinas han demostrado que la promoción de la participación de las mujeres en las actividades sociales y económicas puede elevar efectivamente el estatus de ellas, y a la vez mejorar en gran medida la productividad social y la vitalidad económica.

Segundo, proteger activamente los derechos e intereses de las mujeres, que son derechos humanos fundamentales, que deben ser protegidos por las leyes y reglamentos, y que deben ser incluidos en la voluntad nacional e integrarse en las normas y reglas sociales. Debemos reforzar la capacidad de las mujeres para que desempeñen su parte en la sociedad y la economía, elevar su nivel de participación en la toma de decisiones y en la gestión, y ayudarlas a que se conviertan en líderes en los sectores político, empresarial y académico. Debemos garantizar suficientes servicios médicos básicos para las mujeres, especialmente prestar atención a las necesidades de salud de las mujeres de zonas rurales, las discapacitadas, las migrantes, las de mayor edad y las de grupos étnicos minoritarios. Tenemos que tomar medidas para asegurar que las escuelas sean asequibles y seguras para todas las niñas, y desarrollar una educación vocacional y duradera para las mujeres, a fin de ayudarles a adaptarse mejor a los cambios en la sociedad y el mercado laboral.

Tercero, realizar esfuerzos conjuntos para construir sociedades armoniosas e inclusivas. Los hombres y las mujeres compartimos un mismo mundo. Una sociedad con menos discriminación o prejuicio contra las mujeres es, a menudo, más inclusiva y dinámica. Debemos erradicar todas las formas de violencia contra las mujeres, incluyendo la violencia doméstica. Debemos enfocarnos en la equidad de género y descartar las mentalidades retrógradas y las costumbres que inhiben el desarrollo de las mujeres. Valoro la iniciativa "Él para Ella" del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y espero que más hombres se unan a ella.

Cuarto, fomentar un entorno mundial favorable al desarrollo de las mujeres. Las mujeres y los niños son las mayores víctimas de todos los elementos no pacíficos y no tranquilos. Debemos defender con firmeza la paz, el desarrollo y la cooperación de ganancia compartida, apreciar mucho la paz y defenderla, de modo que todas las mujeres y niños disfruten del sol de la alegría y la tranquilidad.

Las organizaciones feministas de los distintos países deben reforzar las interacciones y fortalecer la amistad para lograr el desarrollo y el progreso comunes. Hay que seguir llevando a cabo la cooperación internacional en el área de las mujeres. Los países desarrollados deben aumentar la ayuda financiera y tecnológica a los países en desarrollo y reducir la brecha de desarrollo entre las mujeres de los distintos países.

Señoras, señores y amigos:

En un momento en el que el pueblo chino persigue una vida feliz, todas las mujeres chinas tienen la oportunidad de superarse en la vida y hacer realidad sus propios sueños. China aplicará de manera más activa la política estatal fundamental en el sentido de la equidad de género, desplegando el papel de "la mitad del cielo" que juegan las mujeres, apoyándolas en la realización de aportes y contribuciones, y haciendo realidad sus ideales y sueños. Las mujeres chinas continuarán promoviendo el desarrollo de los movimientos de mujeres de todo el mundo a través de su propio desarrollo, y harán mayores contribuciones a la igualdad de género a nivel mundial.

Con el fin de apoyar la causa global de la mujer y el trabajo de ONU Mujeres, China donará 10 millones de dólares a esta organización para implementar la Declaración de Beijing y la Plataforma de Acción, y materializar las metas correspondientes establecidas en la Agenda de Desarrollo Post-2015. En los próximos cinco años, China ayudará a otros países en desarrollo a construir "100 proyectos de salud para mujeres y niños", enviará equipos de expertos médicos para brindar servicios e implementará los proyectos de "100 campus felices" para financiar la educación de niñas pobres y elevar la tasa de matrícula de las niñas. China también recibirá a 30.000 mujeres de países en desarrollo para programas de capacitación y ofrecerá 100.000 oportunidades de formación de habilidades en comunidades locales de otros países en desarrollo. En el marco de los fondos correspondientes establecidos mediante la cooperación entre las Naciones Unidas y China, desarrollaremos especialmente proyectos que apoyen la formación de las capacidades de las mujeres de los países en desarrollo.

Señoras, señores y amigos:

Vamos a esforzarnos y a acelerar la acción para construir conjuntamente y compartir un mundo mejor para todas las mujeres y todos los hombres.

Formulo votos por que la reunión resulte exitosa.

Muchas gracias.

 Para sus Amigos   Imprimir

Contáctenos en la siguiente dirección: Chaoyangmen Nan Dajie 2, Distrito Chaoyang, Beijing, 100701 Teléfono: 86-10-65961114