Palabras Pronunciadas por Wen Jiabao en Entrevista con Periodistas que Ofreció junto con Dirigentes de UE (Texto Íntegro)

2009/05/21

El Primer Ministro del Consejo de Estado Wen Jiabao asistió el 20 de mayo de 2009 en Praga, capital de Chequia, a la XI Cumbre China-UE, tras la cual él y Václav Klaus, Presidente de Chequia (Presidente de Turno de la UE), y José Barroso, Presidente de la Comisión Europea, se entrevistaron con periodistas. El siguiente es el texto íntegro de las palabras pronunciadas por el Primer Ministro Wen Jiabao en la entrevista:

Amigos periodistas:

¡Buenas tardes! Me es muy grato este encuentro con Uds. Este es mi segundo viaje a Europa en menos de cinco meses. En enero pasado, durante las Fiestas de Primavera de China, visité el Cuartel General de la UE y cuatro países europeos y asistí a la reunión de invierno del Foro Económico Mundial en Davos. Noté que algunos medios llamaron a aquel viaje como "viaje de confianza". Efectivamente, la frase más repetida en aquella ocasión fue: frente a la crisis, la confianza vale más que el oro y la moneda. Un importante fruto de aquel viaje fue el acuerdo a que llegamos los Dirigentes de la UE y yo en Bruselas sobre la reanudación cuánto antes posible de la Cumbre China-UE. Esta mañana volé 10 horas para venir a asistir a la reunión. Como muchos asuntos urgentes me esperan en China, volaré esta noche a Beijing, otro viaje de 10 horas. 20 horas me costarán en total la ida y vuelta. Dije la verdad al decir al comienzo de la reunión que vine con sinceridad, responsabilidad y confianza. Así lo dije y así lo hice. Es una tradición de los chinos ser fieles a sus palabras y resueltos en sus acciones. La credibilidad es un principio fundamental tanto para las relaciones entre los hombres como para las entre los Estados. Creo que también debemos atenernos a este principio para desarrollar las relaciones China-UE.

Desde la creación de la Unión Europea hasta hoy día cuando la UE cuenta ya con 27 miembros, China ha venido viendo con buenos ojos y apoyando la integración europea. Durante decenios, China no ha cambiado esta posición por cualquiera dificultad que halle. Hace seis años, China y la UE declararon la asociación estratégica comprehensiva, que no sólo es un fruto de los esfuerzos conjuntos de ambas partes sino un solemne compromiso con el futuro y la comunidad internacional. El desarrollo de las relaciones China-UE responde a la tendencia de la historia y la necesidad del progreso de la época y beneficia a los pueblos chino y europeos y a toda la comunidad internacional. Quisiera recalcar aquí que la UE es el mayor socio comercial de China. El volumen global de su comercio bilateral llegó el año pasado a los 425.600 millones de US dólares. En los últimos 5 años, la exportación de la UE a China registró un aumento promedio superior al 20% por año, convirtiendo a China en su más importante mercado de exportación en todo el mundo. Casi todas las empresas importantes de los países de la UE han invertido en China. Ellas son beneficiarias de la cooperación China-UE y testigos de la reforma y apertura de China. Ambas partes deben afianzar la confianza, profundizar la cooperación y seguir marchando hacia delante con las manos cogidas.

Hoy circulan en el mundo diversos puntos de vista sobre la perspectiva del desarrollo de China y el papel que China va a desempeñar. Quisiera aprovechar esta ocasión para señalar responsablemente tres puntos: 1. Las relaciones China-UE se basan sobre el respeto mutuo y el trato en pie de igualdad, tanto en el pasado, en el presente como en el futuro. 2. China sigue siendo un país en desarrollo a pesar de los grandes logros en su desarrollo. Se necesita todavía largos años y arduos esfuerzos de varias generaciones para realizar la modernización de China. 3. China aplica firmemente una política exterior de paz independiente y autónoma y una estrategia de apertura en busca de cooperación de beneficio mutuo y ganar-ganar. China está dispuesta a desarrollar relaciones de amistad y cooperación con todos los países del mundo y no perseguirá de ninguna manera la hegemonía. Uno o dos países o bloques de potencias no pueden solucionar problemas globales. La multipolarización y el multilateralismo representan la tendencia general de los acontecimientos y la voluntad de los pueblos. Es infundada y errónea la afirmación divulgada por ciertas personas de que el mundo estará bajo el dominio de China y EEUU.

Señalé en la Cumbre que las relaciones China-UE son estratégicas en su núcleo, su contenido es comprehensivo y su clave consiste en el progreso al compás del tiempo. En la actual situación política y económica internacional, compleja y cambiante, China y Europa deben persistir en el posicionamiento básico como socios estratégicos, tomar la ampliación de la cooperación pragmática como hilo principal y el progreso al compás del tiempo como origen de fuerza, promoviendo así el desarrollo comprehensivo, profundo y persistente de las relaciones bilaterales.

Por lo tanto es necesario poner en pleno juego el papel de orientación estratégica de la Cumbre China-UE para el desarrollo de las relaciones bilaterales, darle importancia y elevar su calidad y eficiencia; poner en pleno juego el papel garantizador del Diálogo Ecónomo y Comercial de Alto Nivel China-UE y otros mecanismos de consulta para hacer progresar el intercambio y la cooperación en distintos terrenos y poner en pleno juego el papel estabilizador del marco legal y llegar cuanto antes posible al consenso sobre la firma de un Acuerdo de Asociación y Cooperación China-UE. Subrayé que lo más importante para la cooperación estratégica entre China y UE es atenerse a los principios de respeto mutuo y no intervención en los asuntos internos del otro, tener en consideración las respectivas inquietudes y manejar de manera apropiada los problemas sensibles para que las relaciones bilaterales dejen de ser afectadas por factores aislados y momentáneos. Espero que la UE reconozca cuanto antes posible el status de economía de mercado de China y levante el embargo a la venta de armas a China, lo que favorecerá a la UE y a las relaciones China-UE.

Intercambié de manera concentrada con la parte europea opiniones sobre cómo enfrentar la crisis financiera internacional. China y la UE tienen intereses comunes y amplios consensos en los esfuerzos por enfrentar la crisis. Deben trabajar juntas para superar las dificultades actuales y hacer sus aportes a la recuperación cuánto pronta posible de la economía mundial. A raíz de mi visita a Europa en enero pasado, China envió a Europa una misión para promover el comercio y la inversión, que logró positivos resultados. Quisiera anunciar aquí que China enviará pronto otra misión de compras a la UE para aumentar la importación desde Europa. China está dispuesta a unir sus esfuerzos con los de la UE para promover ulteriormente la inversión mutua y fortalecer la cooperación en los terrenos de Pymes, facilitación del comercio, ciencia y tecnología, transporte y servicios postales y combatir con acciones prácticas toda forma de proteccionalismo en el comercio y la inversión. Espero que la UE relaje las restricciones a la exportación de productos de alta tecnología a China para crear nuevos puntos de crecimiento en la cooperación económica y comercial bilateral y promover el continuo aumento del comercio y la inversión. China está dispuesta a fortalecer el diálogo y estrechar la comunicación y coordinación con la UE en la política macroeconómica y en el sector financiero para promover juntas el progreso de la reforma del sistema financiero internacional. China y la UE acaban de firmar tres acuerdos de cooperación sobre energía, ciencia y tecnología y las Pymes. Estos son tres importantes terrenos en que China y la UE deben profundizar su cooperación de beneficio mutuo. Las dos partes deben colaborar estrechamente para llevarlos a efecto de manera concienzuda.

Expliqué extensivamente a mis interlocutores europeos la política y las medidas que China ha tomado para enfrentar el cambio climático. Subrayé que la comunidad internacional no debe vacilar en su decisión ni relajar sus acciones para enfrentar el cambio climático a pesar del impacto de la crisis financiera internacional. Ateniéndose al principio de "responsabilidades comunes pero diferenciadas", China está dispuesta a trabajar junto con la UE para que la Conferencia de Copenhague a celebrarse a fines del año logre resultados positivos. También intercambié con la parte europea puntos de vista sobre el problema de energía y algunos problemas internacionales.

Considero que la Cumbre ha sido fructífera y ha logrado su objetivo de aumentar la confianza mutua, promover la cooperación y profundizar las relaciones. El desarrollo de las relaciones entre China y Europa representa la cooperación de beneficio mutuo entre el mayor país en desarrollo y el mayor bloque de países desarrollados, el intercambio amistoso entre dos antiguas civilizaciones y el sincero diálogo entre dos sistemas sociales diferentes. El logro del desarrollo común y armonioso de China y la UE favorece radicalmente el desarrollo armonioso y sostenible del mundo y es la responsabilidad y misión común de China y la UE. China está llena de confianza en su propio porvenir, en el desarrollo de la UE y en el futuro de nuestras relaciones bilaterales. China está dispuesta a ser buen amigo y buen socio de la UE, se esforzará por promover el desarrollo en la armonía y lograr el objeto de ganar-ganar a través de la cooperación y hacer así mayores aportes al progreso de la humanidad.

Al finalizar mis palabras, quisiera agradecer a la parte checa, Presidente de Turno de la UE, por los cuantiosos preparativos que hizo por la celebración de la Cumbre y por la hospitalaria acogida dispensada a la delegación china. Espero volver a reunirme con los Dirigentes de la UE en la XII Cumbre China-UE, que tendrá lugar en Beijing a fines de este año.

¡Muchas gracias!

 Para sus Amigos   Imprimir

Contáctenos en la siguiente dirección: Chaoyangmen Nan Dajie 2, Distrito Chaoyang, Beijing, 100701 Teléfono: 86-10-65961114