Discurso Pronunciado por Wen Jiabao en la V Cumbre China-UE de Negocios (Texto Completo)

2009/12/01

Desarrollar la Economía Verde y Promover el Crecimiento Continuo

Discurso Pronunciado por Wen Jiabao, Primer Ministro del Consejo de Estado de la República Popular China en la V cumbre China-UE de Negocios

Nanjing, 30 de noviembre de 2009

Su Excelencia Primer Ministro Federico Reinfeldt,

Su Excelencia Presidente José Manuel Barroso

Señoras y caballeros,

Estimados amigos,

Es para mí un gran placer asistir a la quinta cumbre China-UE de negocios. Deseo aprovechar esta oportunidad para expresar mi profundo respeto y sentidas gracias a los señores de todos los sectores sociales que han hecho por largos años contribuciones significativas al desarrollo de las relaciones y económicas y comerciales China-UE y de la amistad entre los pueblos de China y Europa. En este momento crucial del enfrentamiento a la crisis financiera internacional, es importante reforzar más aún la cooperación económica y comercial entre China y Europa. Esto contribuirá no sólo al crecimiento de nuestras propias economías sino también a la recuperación estable y prosperidad constante de la economía mundial. Sinceramente deseo a esta cumbre de negocios un éxito completo.

El tema de la cumbre, "economía verde y crecimiento constante", es también un importante tema del fortalecimiento de la cooperación entre China y Europa. Una revisión de la industrialización del mundo por más de 200 años pasados demuestra que la modernización de los países desarrollados, con una población de no más de mil millones de personas, fue alcanzada con un gran costo de los recursos y la ecología del mundo entero. Una frase famosa de la "estrategia de la conservación del mundo" dice: "No hemos heredado la tierra de nuestros padres; la hemos pedido prestada a nuestros niños." Para dejar a las futuras generaciones un planeta donde puedan sobrevivir y prosperar, necesitamos establecer un sistema circular y sostenible de la economía nacional que genere alto rendimiento con inversión, consumo y emisiones bajos. Necesitamos transformar los patrones existentes del desarrollo y de consumo y empujar el mundo a una trayectoria del desarrollo caracterizada por alta productividad, vida próspera y ecología sana.

En un esfuerzo por crear un mejor hogar para la raza humana, la conferencia de las Naciones Unidas de 1992 sobre el medio ambiente y el desarrollo adoptó dos documentos rectores, la Declaración de Río y la Agenda 21, así como una declaración de principios sobre los bosques. También se firmaron la convención marco de las Naciones Unidas sobre el cambio climático y la convención sobre la diversidad biológica. Desde entonces, el concepto de una "cultura verde" ha despertado una atención intensa en los países de todo el mundo, y el desarrollo sostenible se ha convertido en un consenso de la comunidad internacional. El protocolo de Kioto adoptado en 1997 y el mapa de ruta de Bali establecido en 2007 definieron las responsabilidades de los países en diferentes etapas del enfrentamiento al cambio climático, dando lugar a una "onda verde global" que acentuaba la armonía entre el desarrollo económico y el ambiente. La conferencia próxima de Copenhague representará otro momento importante en la cooperación internacional para enfrentar el cambio del clima. La buena voluntad y las promesas expresadas por los países en Copenhague promoverán un cambio histórico hacia la economía verde y el desarrollo sostenible. El gobierno chino tomará parte activa y constructiva en la conferencia y espera sinceramente que la conferencia se vea coronada de un resultado positivo.

Este año ha sido el año más difícil para el desarrollo económico y social de China desde el comienzo del nuevo siglo. Hemos trabajado muy duro para salir airosos de este período difícil y hacer frente a diversos desafíos con calma. La crisis financiera internacional ha causado una caída brusca de nuestra demanda externa y ha exacerbado el problema de la capacidad excesiva. Consecuentemente, las empresas han experimentado dificultades, se ha incrementado el número de desempleados y la economía se ha desacelerado notablemente. En respuesta a esto, el gobierno chino ha adoptado rápidamente diez medidas para elevar la demanda nacional y promover el desarrollo económico en forma constante y relativamente rápida. Hemos aplicado resueltamente una política fiscal dinámica y política monetaria adecuadamente moderada, hemos adoptado un paquete completo de plan de estímulo para enfrentar el impacto de la crisis financiera internacional y lo hemos venido mejorando en el curso de su puesta en práctica. Gracias a estos esfuerzos, hemos logrado cambiar la tendencia de desaceleración económica en un corto período de tiempo. En los primeros diez meses de este año, las ventas totales al por menor crecieron en un 15.3% frente al mismo periodo del año pasado y la inversión urbana de los bienes inmuebles, en un 33.1%. El PIB de China creció en 7.7% en los primeros tres cuartos del año. Junto con poner nuestra propia casa en orden, hemos intensificado activamente la cooperación e intercambio económicos y comerciales con los diversos países del mundo. Hemos aumentado la importación, la inversión en el extranjero y la ayuda al exterior, intensificado la coordinación de la política macroeconómica con otros países, y promovido la reforma de los sistemas internacionales comercial y financiero. Éstos han sido los esfuerzos activos que hemos hecho por promover la recuperación económica del mundo.

Frente al ambiente económico severo y complejo en el país y en el extranjero, el gobierno chino ha seguido con perseverancia la política básica estatal de conservación de los recursos y de protección del medio ambiente. Hemos hecho un progreso general en la ejecución del programa nacional de enfrentamiento al cambio de clima. Un 14.6% de la inversión adicional relativa a este año ha sido hecho en la reestructuración económica, innovación científica y tecnológica, ahorro de la energía, protección del medio ambiente y realce ecológico, contribuyendo al desarrollo verde, circular y continuo. Un progreso notable se ha hecho en el ahorro de la energía y la reducción de la contaminación. Se espera que el consumo energético por unidad de PIB registre una rebaja considerable en comparación con el año pasado, y que las emisiones del dióxido de sulfuro y la demanda de oxígeno producida por la reacción química se disminuyan en un 2.1% y 2.7% respectivamente. Se han alcanzado resultados positivos en el cierre de las capacidades de producción atrasadas. Se habrán cerrado antes del fin del año pequeñas centrales termoeléctricas con más de 21 millones de kilovatios en total y más de 1.000 minas pequeñas de carbón. La capacidad de sumidero de carbono de los bosques ha aumentado. La cobertura del bosque en China se levantó a 20.36% en 2008, alcanzando con dos años de antelación el objetivo que habíamos prometido al mundo. La construcción de instalaciones ambientales se ha acelerado. La capacidad urbana diaria del tratamiento de aguas residuales ha aumentado en 11.25 millones de metros cúbicos en 2009, y las instalaciones de la desulfurización del gas de escape han sido instaladas en centrales eléctricas con carbón con una capacidad de 70 millones de kilovatios. Las industrias verdes están proliferándose rápidamente. En 2008, la energía renovable y limpia ocupó un 9% el consumo de energía primaria. China ya ocupa el primer lugar en el mundo en términos de capacidad de energía hidráulica instalada, envergadura de la energía atómica en construcción, cobertura del panel solar del calentador de agua y capacidad de energía fotovoltaica instalada acumulativa, y cuarto lugar en el mundo en cuanto a la capacidad instalada de la energía eólica. Éstos han sido logros importantes de los esfuerzos de China por reajustar la estructura económica y transformar el patrón del desarrollo. También han contribuido positivamente al esfuerzo global por desarrollar la economía verde y enfrentar el cambio climático.

Hace un par de días, el gobierno chino anunció que antes de 2020 las emisiones del dióxido de carbono de China por unidad del PIB será reducido por 40-45% del nivel de 2005, que la parte de combustibles no fósiles en el consumo de la energía primaria será aumentado a un 15%, y que la superficie y reservas forestales serán incrementadas por 40 millones de hectáreas y 1.3 mil millones de metros cúbicos respectivamente. Estas son acciones voluntarias que China tomará a la luz de sus condiciones nacionales. Representan también una gran contribución que China hará al enfrentamiento global del cambio climático y demuestran completamente el alto sentido de responsabilidad de China por la nación china y la raza humana entera. Esfuerzos extraordinarios serán requeridos para alcanzar estas metas, y debemos tomar una mayor determinación y adoptar acciones más energéticas y políticas más eficaces para cumplir nuestras promesas.

Señoras y caballeros, estimados amigos,

El gobierno chino ha concedido siempre importancia a nuestras relaciones con la unión europea y ve en la UE uno de sus socios estratégicos importantes. En los últimos 34 años transcurridos desde el establecimiento de relaciones diplomáticas, las relaciones económicas y comerciales entre China y la UE, gracias al solícito cuidado y vigorosos esfuerzos de ambos lados, se han desarrollado y madurado constantemente., llegando a formar parte importante de la integral asociación estratégica China-UE. La UE es actualmente el socio comercial, mercado de exportación y abastecedor tecnológico más grande de China así como la cuarta más grande fuente de capital extranjero. China es el segundo mayor socio comercial de la UE y la fuente más grande de importaciones, y se ha convertido recientemente en el tercer mercado de exportación más grande de la UE. Desde el principio de este año, a pesar del impacto serio de la crisis financiera internacional, la cooperación económica y comercial entre nosotros ha registrado un crecimiento estable. En los primeros diez meses, el volumen comercial fue de US$292.4 mil millones, representando un 16.7% del comercio exterior total de China. Hasta septiembre de este año, la inversión directa acumulada de la UE en China había abarcado 31.000 proyectos y alcanzado US$66.5 mil millones. China había introducido 31.600 tecnologías de la UE con un valor de contrato total de más de US$125 mil millones. Los hechos demuestran que la cooperación económica y comercial ha servido de motor importante que conduce la asociación estratégica e integral China-EU y ayudado a promover el desarrollo equilibrado y ordenado de la economía mundial.

Esta mañana, me reuní con el primer ministro Reinfeldt, el presidente Barroso y otros líderes de la UE y nosotros discutimos el futuro de la relación China-UE. Convinimos en que el desarrollo de la asociación estratégica e integral China-UE debe basarse en la cooperación económica, guiarse por la alta tecnología y tomar la economía verde como prioridad. Nuestros dos lados necesitan trabajar para realzar la confianza mutua, enfocarse en una perspectiva de largo plazo y promover el beneficio mutuo. Con este fin, deseo hacer las siguientes sugerencias.

Primero, debemos profundizar la cooperación en el ahorro de la energía y la protección del medio ambiente para tratar el cambio del clima. Desde 2005 cuando forjamos una asociación sobre el cambio del clima, hemos realizado siete consultas productivas y llevado a cabo un número de proyectos de cooperación sobre la energía y la protección del medio ambiente. Debemos continuar con nuestras consultas sobre la garantía institucional, el arreglo de la financiación, la cooperación tecnológica y otros asuntos y establecer un mecanismo guiado por el gobierno, con participación de las empresas y conducido por las reglas del mercado, con el fin de elevar en forma integral nuestra capacidad de abordar el cambio del clima. La UE posee tecnologías avanzadas del ahorro de la energía y la protección del medio ambiente y ricas experiencias de la administración. Ha desarrollado políticas eficaces para asegurar el rendimiento energético y la protección del medio ambiente en industria, transporte, construcción y otras áreas. Estamos dispuestos a aprender de ustedes. Espero que las empresas de ambos lados exploren y aprovechen plenamente las oportunidades para el comercio y la inversión que les traiga el enfrentamiento al cambio climático para realizar la cooperación y los intercambios tecnológicos en una amplia gama de áreas.

Segundo, debemos fomentar los mercados libres y oponernos a todas las formas de proteccionismo. El solo tamaño de nuestro comercio de mercancías no puede reflejar la profundidad y el alcance de nuestras relaciones económicas. Debemos enfocar nuestro comercio actual y sus perspectivas desde una altura estratégica e integral. Ambos lados deben hacer pleno uso de la complementariedad económica, promover la liberalización y facilitación del comercio y la inversión, y comprometerse a no tomar medidas proteccionistas el uno contra el otro. Debemos intensificar la coordinación y la consulta en las negociaciones de la ronda de Doha de la OMC y promover el logro de un resultado integral y equilibrado en una fecha temprana. China cumple rigurosamente sus compromisos asumidos al ingresar en la OMC. Ha tomado medidas activas para abrir su mercado y ha adoptado las políticas del comercio exterior y financieras concordantes con las reglas de la OMC. China no busca un superávit comercial que esté más allá de un nivel razonable. Para tratar el desequilibrio comercial bilateral, China ha enviado varias misiones a los países europeos para promover el comercio y la inversión y continuará tomando medidas activas para aumentar las importaciones desde Europa.

Tercero, debemos promover el comercio de servicios y productos de alta tecnología. Como China está acelerando su reestructuración económica, las industrias de alta tecnología y terciarias son prioridades estratégicas. La UE tiene una gran ventaja en comercio de servicios y lleva la delantera en el mundo en muchos campos de alta tecnología. Hay perspectivas amplias de una cooperación comercial China-UE más cercana en servicios y productos de alta tecnología. Hemos formado ya a un grupo de trabajo para el comercio de alta tecnología. Deseamos que inicie sus labores cuanto antes para elaborar principios y definir métodos para desarrollar y promover el comercio bilateral de servicios y de alta tecnología, identificar áreas de prioridad, e impulsar el logro de progresos substanciales de nuestra cooperación. Espero que la UE relaje su control sobre la exportación de productos de alta tecnología a China, deje las empresas de ambos lados hacer negocios de una manera sin restricciones y desenvuelva completamente la ventaja industrial de la UE. China está lista para ampliar la cooperación con la UE sobre el derecho de propiedad intelectual e intensificará la protección del derecho de propiedad intelectual y la aplicación de la ley para salvaguardar los derechos e intereses legales de los negocios extranjeros incluidas las compañías de la UE.

Cuarto, debemos ampliar más aún la cooperación entre las empresas medianas y pequeñas, que son la espina dorsal de la economía china y la europea y también una importante área de crecimiento para la futura cooperación económica y comercial China-UE. Las empresas medianas y pequeñas de la UE son bien financiadas. Tienen diversas fuentes de financiamiento y cubren una amplia gama de negocios. Son competitivas en industrias de intensidad de capital y tecnología así como en el sector de los servicios. Las principales empresas medianas y pequeñas de China todavía son de intensidad laboral y carecen de soporte técnico para la investigación y desarrollo, creatividad cultural, diseño industrial y creación de la marca de fábrica. Hay una amplia perspectiva para la cooperación entre las empresas medianas y pequeñas de China y la UE. Ambos lados deben intensificar el diálogo de las empresas medianas y pequeñas sobre las medidas políticas y brindarles mayor ayuda en términos de financiamiento y facilitación para la participación en las exposiciones, inversión y comercio. El gobierno chino proporcionará plataformas necesarias y servirá de puente para promover la cooperación entre las empresas medianas y pequeñas de ambos lados.

Señoras y caballeros, estimados amigos,

La UE es la economía más grande del mundo mientras que China es el país en vías de desarrollo más grande del mundo. Una cooperación China-UE más cercana responderá a los intereses fundamentales de ambos lados. Todos ustedes presentes en esta cumbre se encuentran a la cabeza de los sectores empresariales de China y UE. Les compete a ustedes poner en juego el potencial enorme de la cooperación económica y comercial China-UE. Estoy plenamente convencido de que podremos presentar un nuevo aspecto de la cooperación económica y comercial China-UE siempre y cuando aprovechemos las oportunidades con una mente abierta y enfoquemos el futuro en un espíritu cooperativo.

Gracias.

 Para sus Amigos   Imprimir

Contáctenos en la siguiente dirección: Chaoyangmen Nan Dajie 2, Distrito Chaoyang, Beijing, 100701 Teléfono: 86-10-65961114