Intervención de Wen Jiabao en la Reunión de Alto Nivel de la ONU sobre los ODM (texto íntegro)

2010/09/23

El 22 de septiembre (hora local), Wen Jiabao, Primer Ministro del Consejo de Estado de China, pronunció un discurso en la renión de alto nivel de la ONU sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), cuyo texto íntegro es como sigue:

Luchar por alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio

--Intervención en la Reunión de Alto Nivel de la ONU sobre los ODM

Wen Jiabao

Primer Ministro del Consejo de Estado de la República Popular China

(22 de septiembre de 2010, Nueva York)

Señor presidente, estimados colegas:

Hace diez años que en este mismo salón solemne se celebró la Cumbre del Milenio de la ONU, en que los líderes de los diversos países juraron ante todo el mundo que harían realidad el derecho de desarrollo para cada uno y liberarían a toda la humanidad del hambre y la pobreza. La Cumbre del Milenio tocó el clarín de eliminación de la pobreza en todo el Globo, marcando un jalón para promover el desarrollo común de la humanidad.

Se han deslizado diez años en un simple chasquear de dedos. Gracias a los esfuezos mancumunados de la comunidad internacional, un gran número de gentes que sufrían hambre han logrado resolver en lo fundamental su problema de alimento y ropa, tantos niños que no tenían oportunidad de estudiar han entrado en las escuelas a que acariciaban largamente el sueño de su acceso, más y más pacientes del SIDA han recibido la solicitud de la sociedad y tratamiento oportuno. Sin embargo, hemos de notar al mismo tiempo que la imlementación de los ODM ha sido desigual en diferentes regiones y terrenos, muchos países no han hecho evidentes progresos en el mejoramiento de la salud de las mujeres y los niños, en el logro de la igualdad de género y en la protección eco-medioambiental, muchos países en vías de desarrollo han sido gravemente embestidos por la crisis financiera internacional, calamidades naturales y fluctuaciones de los mercados de alimentos y energía, mientras que se ha observado nuevo aumento de la población hambrienta global, todo lo cual muestra que aún hay un camino largo y empinado que recorrer para alcanzar los ODM.

China ha respondido activamente a la iniciativa de la ONU y ha hecho infatigables esfuerzos para cumplir los ODM. Desde 1978, el número de chinos que viven en la absoluta pobreza se ha reducido en más de 200 millones de personas, cifra que representa el 75 por ciento de la población total que ha salido de la pobreza en los países en vías de desarrollo. Hemos prestado atención a la garantización y la mejora de la vida del pueblo de modo institucional, hemos puesto en práctica la educación obligatoria gratuita de nueve años en las zonas tanto urbanas como rurales del país, ha aplicado el nuevo sistema de asistencia médica cooperativa entre los 800 millones de campesinos,ha iniciado el ensayo de nuevos seguros de vejez sociales en las zonas rurales y ha mejorado en gran medida la solución de los problemas con que se topan los grupos con baja renta en su busca de empleo, en el acceso de sus hijos a la escuela y en cuanto a las condiciones de la vivienda.

Somos conscientes de que China, con su enorme población, su débil base económica y sus desequilibrios en materia de desarrollo, aún no es un país rico. Su Producto Interior Bruto per cápita se sitúa en torno al puesto 100 en el mundo, y aún es muy pesada su tarea del desarrollo económico y la mejora de la vida del pueblo. Según los actuales estándares establecidos por el Gobierno chino, decenas de millones de chinos siguen viviendo bajo el umbral de la pobreza. Estamos elaborando el XII Plan Quiquenal para el Desarrollo Económico y Social y un Nuevo Programa para la Reducción de la Pobreza a través del Desarrollo para el próximo decebio, documentos que pondrán mayor énfasis en el alivio de la pobreza. Tenemos la firme convicción de que China alcanzará los ODM en el plazo previsto

Brindar apoyo a quien está en peligro y socorro a quien está en aprietos y ayudarse mutuamente en guardia son unas virtudes tradicionales de la nación china. Durante el transcurso de más de 60 años desde la fundación de la Nueva China, a la luz del internacionalismo y el humanitarismo, hemos prestado, dentro del alcance de nuestra capacidad, apoyo y ayuda de múltiples formas y de modo sincero y desinteresado a demás países en vías de desarrollo, que han promovido el desarrollo económico de estos países y el mejoramiento de la vida de sus pueblos, han profundizado la amistad entre China y los numerosos países en vías de desarrollo y han sentado un ejemplo de cooperación Sur-Sur. En adelante, el Gobierno chino se esforzará en mayor medida por afianzar y mejorar la ayuda al exterior y hará su debida contribución para que la humanidad vea cumplidos cuanto antes los ODM.

En primer lugar, impulsar el fomento de las obras a favor de la vida de los pueblos de los países en vías de desarrollo. He aquí el objeto principal que persigue China al apoyar y ayudar a países extranjeros. Hasta la fecha, China ha ayudado a países en vías de desarrollo a construir más de 150 escuelas, cerca de cien hospitales, más de 70 proyectos de instalaciones de agua potable y más de 60 gimnasios y estadios; ha enviado equipos médicos a cerca de 70 países, con un total de más de veinte mil trabajadores médicos, quienes han curado en suma acumulada a más de cien millones de enfermos. En los cinco años venideros, China construirá otras doscientas escuelas para demás países en vías de desarrollo, enviará tres mil expertos médicos y preparará a cinco mil trabajadores médicos, proporcionará aparatos e instrumentos médicos y medicamentos para cien hospitales, con el objeto principal de dedicarlos a la higiene de mujeres y niños y al tratamiento de malaria, tuberculosis, el SIDA y otras enfermedades; ayudará a construir 200 proyectos de energía limpia y protección medioamiental; reforzará la ayuda a los países en vías de desasrrollo en pequeñas islas en cuanto a la prevención y disminución de desastres y en la mejora de su capacidad en respuesta al cambio climático. Quisiera anunciar en esta ocasión que dentro los tres años que vienen China donará 14 millones de dólares americanos a la Fundación Mundial de SIDA, Tuberculosis y Malaria.

En segundo lugar, reducir o cancelar las deudas acumuladas de los países menos desarrollados. Hasta finales de 2009, el Gobierno chino restó 25.600 millones de yuanes de la deuda de los 50 países pobres y menos desarrollados que más deuda tienen. China cancelará todavía los préstamos gubernamentales sin interés brindados a estos países que vencen en 2010 pero sin haber pagado.

En tercer lugar, profundizar la cooperación financiera con otros países en vías de desarrollo. Para ayudarlos a afrontar la crisis financiera internacional, China ha ofrecido un monto de 10.000 millones de dólares americanos de préstamos concesionales a los países africanos, y un apoyo al crédito por valor de 15.000 millones de dólares americanos a Vietnam, Kampuchea, Laos, Indonesia y otros países de la ANSEA, y ha incrementado en 50.000 millones de dólares americanos sus fondos en el Fondo Monetario Internacional, con una clara demanda de que estos fondos sean utilizados prioritariamente a los países menos desarrollados. En adelante, China continuará prestando determinado apoyo financiero a los países en vías de desarrollo, en forma de préstamos en condiciones favorables y créditos al comprador de exportaciones chinas con trato preferencial.

En cuarto lugar, ampliar las relaciones económicas y comerciales con los países en vías de desarrollo. Con perseverancia en la reducción o eximición de aranceles aduaneros u otras vías, China ha creado condiciones para las exportaciones a China de los productos de los países en vías de desarrollo. China se ha comprometido a dar gradualmente un trato de arancel cero a un 95% de la lista de artículos imponibles de los países menos desarrollados. Desde julio de 2010, China ha dado un trato de arancel cero a las exportaciones de 33 países catalogados entre los menos desarrollados, incluyendo más de 4.700 fracciones arancelarias y cubriendo así la mayoría de las exportaciones de estos países a China. En adelante, seguiremos ampliando la cobertura de las exportaciones objeto del trato de arancel cero y el alcance de los países beneficiados y estimularemos a empresas chinas a acrecentar sus inversiones en demás países en vías de desarrollo.

En quinto lugar, intensificar la cooperación en agricultura con los países en vías de desarrollo. China ha terminado la construcción de más de 2000 proyectos agrícolas en estos países y les ha mandado un gran número de expertos y técnicos agrarios, quienes han propulsado vigorosamente el fomento de la agricultura local. En los próximos cinco años, China enviará a 3.000 expertos y técnicos agrarios a países en vías de desarrollo y ayudará a estos países a formar en el terreno agrícola a 5.000 personas en China. La cooperación se centrará en la planificación agraria, el arroz híbrido, la acuicultura, la construcción de obras hidráulicas para tierras de cultivo así como la maquinaria agrícola.

En sexto lugar, ayudar a los países en vías de desarrollo a promover sus recursos humanos. China ha organizado más de 4000 cursos de capacitación para estos países y ha preparado a 120.000 profesionales administrativos y técnicos, acumulando para los países receptores de la ayuda recursos humanos que son más preciosos que el oro. En el próximo lustro, China formará para los países en vías de desarrollo a 80.000 profesionales adicionales en diversas áreas. Al mismos tiempo, incrementará el número de becas y programas de maestría para personas procedentes de los países en vías de desarrollo y además formará en el territorio chino a 3.000 rectores y maestros de escuela de estos países.

A partir de julio de este año, Pakistán ha sido azotado por graves inundaciones, que le han causado grandes pérdidas de vidas y propiedades. Siendo un bueno amigo vecino, el pueblo chino las ha percibido como si las padeciera en su carne propia. Para apoyar a Pakistán en su lucha contra los desastres de inundacines y en la reconstrucción de su país, China ya le ofreció ayudas humanitarias por un valor de 320 millones de yuanes y envió equipos de rescate a las zonas damnificadas. Quisiera aprovechar esta ocasión para anunciar que además de las ayudas prometidas, China ofreceráa Pakistán otros 200 millones de dólares americanos de ayuda humanitaria.

Señor presidente, estimados colegas:

El próximo lustro será una fase crucial para la implementación de los ODM. La comunidad internacional debe potenciar su conciencia de perentoriedad y su sentido de responsabilidad para aunar sus esfuerzos y trabajar con solidez.

---- Definir claramente las prioridades del trabajo. La ONU debe tomar como tema primordial el cumplimiento de los ODM en el plazo previsto y garantizar que estos objetivos no sean interferidos ni demorados por otros temas. La comunidad internacional tiene que tomar como el rumbo principal la ayuda a África a desarrollarse y salir de la pobreza e intensificar el apoyo a los países menos desarrollados. Los países en vías de desarrollo han de tener como tarea central la eliminación de la pobreza a través del desarrollo y mejorar sin cesar su capacidad de autodesarrollo.

---- Cumplir con las promesas oficiales. Vale más un pedazo de pan que un cheque sin fondos. Los países desarrollados deben cumplir efectivamente con sus compromisos, asumir su responsabilidad principal en la ayuda a los países en vías de desarrollo, aumentar tan pronto sea posible la ayuda de desarrollo oficial a la proporción de 7 por mil de su renta nacional, brindar a estos países ayuda de fondos de largo plazo, estable y previsible, y la ayuda tiene que ser desinteresada y sin ninguna condición adicional.

---- Perfeccionar el mecanismo de implementación. El sistema es una garantía importante para hacer realidad los ODM. Hay que seguir poniendo en juego el papel central de la ONU en el área de la cooperación de desarrollo internacional y establecer cuanto antes un mecanismo de valoración sobre los ODM. Las instituciones multilaterales internacionales han de reforzar la coordinación y la cooperación con las organizaciones multilaterales regionales, a fin de formar una fuerza convergente para el alivio de la pobreza a través del desarrollo.

---- Mantener el ambiente pacífico. Sin el orden y la paz duraderos de un país, será difícil que su pueblo pueda vivir y trabajar en paz y felizmente; sin la paz y la estabilidad mundiales, será difícil que la humanidad logre desarrollo y progreso. Entre todos los países y todas las naciones, es imperativo echar pelillos a la mar y convertir las lanzas y escudos en jades y telas para resolver los conflictos por medios pacíficos.

Señor presidente, estimados colegas:

La emisión de la Declaración del Milenio ha dejado a ver el alba a la gente torturada por la pobreza en el mundo. Para la humanidad, se trata de la luz de esperanza, luz de conciencia y luz de amor. Hoy volvemos a reunirnos aquí precisamente para lograr que esta luz ilumine todos los rincones de la Tierra y dé calor humano a todos y cada uno de aquellos que viven en miseria. En estos momentos, un sinnúmero de ojos llenos de expectativa nos miran atentos y en silencio desde el continente africano, desde Asia y América Latina, desde los lugares del mundo sobre donde se ciernen el hambre y la pobreza. No tenemos ninguna razón para defraudar a ellos en sus esperanzas. ¡Que todos, en una actitud más activa y en un espíritu más sincero de cooperación, trabajemos duro por alcanzar los ODM en el plazo previsto y promover el desarrollo y el progreso de toda la humanidad!

Gracias a todos ustedes. 

 Para sus Amigos   Imprimir

Contáctenos en la siguiente dirección: Chaoyangmen Nan Dajie 2, Distrito Chaoyang, Beijing, 100701 Teléfono: 86-10-65961114