Hu Jintao: Discurso Pronunciado en el Acto de Inauguración de la Reunión Anual de 2011 del Foro de Boao para Asia

2011/04/15

HACIA EL DESARROLLO COMÚN Y UN ASIA ARMONIOSA

Intervención en la Acto de Inauguración de la Reunión Anual de 2011 del Foro de Boao para Asia

(15 de abril de 2011 en Boao, Hainan)

Hu Jintao, Presidente de la República Popular China

Distinguidos huéspedes,
señoras y señores, amigos:

En primer lugar, quisiera expresar, en nombre del Gobierno y el pueblo de China, nuestra cálida congratulación por la apertura de la Reunión Anual de 2011 del Foro de Boao para Asia y nuestra sincera bienvenida a todos los huéspedes aquí presentes.

El Foro de Boao para Asia (FBA), lanzado hace diez años gracias a los esfuerzos concertados de organizaciones y personalidades de Asia, es un importante símbolo de la creciente solidaridad y deseo de cooperación de Asia en la nueva situación. En los diez años transcurridos, el FBA ha desempeñado un papel importante en aunar consensos en Asia, hacer escuchar la voz de este continente y promover la cooperación regional, y se ha convertido en uno de los foros económicos más influyentes del mundo. El FBA debe su continuo crecimiento al desarrollo rápido de Asia y es, al mismo tiempo, un testigo y promotor de este proceso histórico.

En los diez años transcurridos, el rápido desarrollo de la economía de Asia y el vigoroso progreso de la cooperación regional han elevado constantemente la influencia internacional de este continente. La economía asiática ha sido la primera en estabilizarse y recuperarse de la crisis financiera internacional y se ha convertido en un importante motor para la recuperación y el crecimiento de la economía mundial. El desarrollo de Asia no sólo está cambiando decididamente el destino de los pueblos asiáticos, sino también está ejerciendo un impacto cada vez mayor sobre el desarrollo del mundo.

Al repasar la extraordinaria trayectoria recorrida por Asia, coincidiremos en que importantes razones explican la profunda transformación y los excepcionales éxitos logrados por Asia en medio de una situación internacional complicada y cambiante. El desarrollo de Asia se ha beneficiado del entorno internacional y regional generalmente estable, de la profundización de globalización económica y la cooperación regional y de las relaciones de buena vecindad y amistad de la región y, sobre todo, de los persistentes esfuerzos de los pueblos asiáticos por desarrollar la buena tradición formada en su historia y aprender de la experiencia positiva de otras regiones del mundo.

-- Los pueblos de Asia están imbuidos siempre de un espíritu de continua autosuperación. En su larga historia, los pueblos de Asia han creado ricas y brillantes civilizaciones que gozan de prestigio por todo el mundo. Sin embargo, debido a factores internos y externos, Asia vivió en la era moderna un proceso de desarrollo lleno de reveses y penalidades. Para cambiar su destino, los pueblos asiáticos lucharon duro e indoblegablemente y abrieron el camino a su propio avance. Los éxitos logrados hoy por Asia en el desarrollo son el resultado de los persistentes e inflexibles esfuerzos de sus laboriosos y talentosos pueblos.

-- Los pueblos de Asia tienen siempre un espíritu innovador y emprendedor. Ha sido probada por la historia y la realidad que el desarrollo económico y social no es posible sin un camino de desarrollo adecuado a las propias condiciones. Los pueblos de Asia saben perfectamente que no existe un modelo de desarrollo universalmente aplicable ni un camino de desarrollo inalterable. Los pueblos asiáticos, innovadores y emprendedores, han sido capaces de explorar y encontrar caminos de desarrollo adaptables a la corriente del tiempo y a sus propias condiciones, abriendo así brillantes perspectivas para el desarrollo económico y social.

--Los pueblos de Asia tienen un espíritu abierto e inclusivo en el aprendizaje de los otros. La diversidad del continente asiático y la pluralidad cultural que caracteriza la evolución de su civilización proporcionan a los pueblos asiáticos una importante base cultural para su aprendizaje mutuo y estímulo recíproco. Al fomentar su excelente tradición cultural y asimilar ampliamente los logros culturales positivos de otras naciones, los pueblos de Asia han contribuido al desarrollo común de Asia y de todo el mundo.

-- Los pueblos de Asia muestran siempre un espíritu solidario para enfrentar juntos las dificultades. Los asiáticos forman una gran familia. En el pasado, los pueblos de Asia lucharon hombro a hombro para ganar el control de sus propios destinos. En los últimos años, se han apoyado mutuamente y afrontado mano a mano los desafíos -- desde la crisis financiera asiática hasta la crisis financiera internacional y desde el tsunami del Océano Índico hasta el tremendo terremoto de Wenchuan de China. Con la aceleración de la integración regional, los destinos de los pueblos asiáticos están más estrechamente vinculados que nunca.

El 11 de marzo, Japón fue azotado por un terremoto y un tsunami excepcionalmente graves y sufrió enormes pérdidas de vidas y materiales. Todos los demás pueblos de Asia, incluido el chino, comparten el dolor del pueblo japonés y le han extendido su mano, mostrando una vez más al mundo el espíritu de solidaridad de los pueblos asiáticos en tiempos difíciles. Estamos convencidos de que el pueblo japonés superará el desastre y reconstruirá su hermoso hogar.

En resumen, las buenas tradiciones antedichas son importantes aspectos del espíritu asiático y un valioso patrimonio común de los pueblos asiáticos. Las debemos apreciar y desarrollar. Tengo la firme convicción de que los pueblos asiáticos lograrán nuevos éxitos en su camino de avance y harán nuevas y mayores contribuciones a la noble causa de la paz y el desarrollo de la humanidad siempre que perseveren en sus buenas tradiciones.

Señoras y señores:

En el albor de la segunda década del siglo XXI, el desarrollo de Asia se sitúa históricamente en un nuevo punto de partida. Hoy, Asia cuenta con mayor prosperidad economía, mayor progreso social, pueblos más confiados en sí mismos y mejores perspectivas de desarrollo. Pero Asia también enfrenta prominentes problemas estructurales en su economía, serios desequilibrios en el desarrollo, intermitentes conflictos regionales y múltiples desafíos tradicionales y no tradicionales de seguridad. Con la profundización de la tendencia hacia la multi-polaridad y la globalización económica, los pueblos de Asia encaran un importante problema: cómo deben tratar la relación entre el desarrollo y la estabilidad. Es muy significativo haber escogido el "desarrollo inclusivo: agenda común y desafío nuevo" como el tema central de esta Reunión Anual del FBA. Promover el desarrollo común y construir un Asia armoniosa es la misión común que nuestra época confía a los pueblos de Asia. Por lo tanto, quisiera hacer las siguientes propuestas:

Primero, respetar la diversidad de civilizaciones y promover relaciones de buena vecindad y amistad. Debemos continuar respetando el camino de desarrollo elegido por cada uno de nosotros así como sus respectivas prácticas y exploraciones por promover el desarrollo económico y social y mejorar el nivel de vida del pueblo. Debemos traducir la diversidad de nuestra región en una fuerza impulsora para dinamizar nuestro intercambio y cooperación, aumentar el entendimiento y la confianza mutua y llevar nuestra cooperación en los distintos campos a niveles más altos.

En segundo lugar, cambiar la modalidad de desarrollo y promover el desarrollo integral. Debemos seguir muy de cerca las nuevas tendencias del desarrollo del mundo y trabajar duro por cambiar la modalidad de desarrollo económico; reajustar la estructura económica; aumentar la capacidad de innovación científica y tecnológica; desarrollar la economía verde; promover el desarrollo equilibrado de la economía real y la virtual y el de la demanda interna y la externa; procurar tanto la velocidad como la calidad, eficiencia y equidad; combinar estrechamente el desarrollo económico con el mejoramiento del bienestar del pueblo, y realizar así el desarrollo económico y social coordinado.

Tercero, compartir las oportunidades de desarrollo y enfrentar juntos los desafíos. Debemos intensificar la coordinación en la política macroeconómica, ampliar continuamente los intereses comunes e impulsar el desarrollo común de todos los miembros de nuestra región. Los países grandes deben apoyar a los pequeños, los países ricos deben ayudar a los pobres, y todos debemos ayudarnos recíprocamente para agarrar juntos las oportunidades y enfrentar juntos los desafíos. De esta manera, todos los miembros de la región se beneficiarán de los frutos del desarrollo y todos los asiáticos llevarán una vida mejor.

Cuarto, buscar puntos de acuerdo, reservar las diferencias y promover la seguridad común. Debemos rechazar la mentalidad de la guerra fría y el planteamiento de suma cero, abogar por un nuevo concepto de seguridad basado en la confianza recíproca, el beneficio mutuo, la igualdad y la coordinación, tener en consideración los respectos intereses de seguridad, mostrar la mejor voluntad, sabiduría y paciencia, persistir en la solución de las diferencias mediante el diálogo y consulta y promover activamente la cooperación regional en materia de seguridad, todo con el objeto de mantener la paz y estabilidad en nuestra región.

Quinto, promover el beneficio mutuo y profundizar la cooperación regional. En la consolidación de los mecanismos de cooperación regional, debemos adherirnos al principio de logro de consensos mediante consultas y de progreso incremental, respetar el deseo común de todas las partes, y animar el desarrollo paralelo y no conflictivo de diversos mecanismos para que desempeñen cada uno sus mejores funciones. Debemos adherirnos al regionalismo abierto y respetar la presencia y los intereses de los países fuera de la región en Asia. Damos la bienvenida a la participación activa de todos los países, incluyendo los del BRICS, en el proceso de la cooperación de Asia para propulsar juntos la paz, estabilidad y prosperidad de Asia.

Señoras y señores:

En los últimos diez años, la economía de China ha disfrutado de un crecimiento rápido y continuo. La fuerza económica y el poderío nacional integral de China y el nivel de vida de su pueblo han escalado nuevos peldaños. China ha experimentado cambios históricos universalmente conocidos y hecho importantes contribuciones al desarrollo económico de Asia y del resto del mundo. En estos diez años, China ha profundizado sus relaciones de buena vecindad y amistad con los demás países asiáticos y ha participado extensamente en la cooperación regional. Ha establecido distintos tipos de asociaciones con casi todos los países asiáticos y se ha convertido en el mayor socio comercial o el mayor mercado de exportación de muchas naciones asiáticas. En 2010, el volumen comercial de China con los países asiáticos alcanzó los 931,6 mil millones de USD. Beneficiando a 1,9 mil millones de personas, la zona de libre comercio China-ASEAN se ha convertido en un modelo para los arreglos de este tipo entre países en vías de desarrollo. Los lazos de China con Asia y el resto del mundo han alcanzado un nivel sin precedentes tanto en la amplitud como en la profundidad. China desempeña un papel importante y constructivo en los asuntos internacionales y regionales. Los hechos demuestran que China no puede alcanzar su desarrollo y prosperidad sin Asia y, por su parte, Asia también necesita China para su desarrollo y prosperidad.

China ha obtenido notables logros en el desarrollo, pero sigue siendo el mayor país en vías de desarrollo del mundo. Nuestro desarrollo económico y social aguanta enormes presiones derivadas de la población, los recursos y el medio ambiente y sigue enfrentando serios problemas de desequilibrio, falta de coordinación y insostenibilidad. China tiene mucho por hacer antes de alcanzar la modernización y la prosperidad común para todo su pueblo. Hace poco, China formuló y publicó el documento guía de su XII plan quinquenal de desarrollo económico y social, que enumera nuestras principales labores en los próximos cinco años. Adaptándonos a los nuevos cambios de la situación interna y externa y respondiendo a las nuevas expectativas que abriga el pueblo de las diversas etnias de poder llevar una vida mejor, seguiremos tomando el desarrollo científico como tema clave y el aceleramiento del cambio de la modalidad de desarrollo económico como línea principal; pondremos mayor énfasis en la consideración del ser humano como lo primordial, en el desarrollo integral, coordinado y sostenible, en la programación con visión de conjunto y en la garantización y mejora de las condiciones de vida del pueblo. Así promoveremos el desarrollo económico duradero, seguro y relativamente rápido y la armonía y estabilidad social con miras a asentar una base decisiva para completar en todos los aspectos la construcción de una sociedad modestamente acomodada.

La ejecución total del XII plan quinquenal es de gran importancia elevar el nivel de apertura de China hacia el exterior y profundizar la cooperación mutuamente beneficiosa con los demás países de Asia y del resto del mundo.

En los próximos cinco años, China hará grandes esfuerzos para ejecutar la estrategia de ampliar la demanda nacional, especialmente la demanda del consumidor, y creará un mecanismo de efecto persistente para liberar el potencial del consumo. Haremos especiales esfuerzos para que el consumo, la inversión y la exportación contribuyan al desarrollo económico de manera coordinada. Seguiremos una estrategia más dinámica de apertura, exploraremos nuevos campos y espacios para la apertura y ensancharemos y profundizaremos nuestros intereses comunes con otras partes. Pondremos en juego el importante papel de la importación en la realización del equilibrio macroeconómico y de la reestructuración económica y promoveremos el balance básico de nuestro comercio, lo que proporcionará enormes oportunidades para que los países de Asia y del resto del mundo aumenten su exportación a China.

En los próximos cinco años, China hará grandes esfuerzos por ejecutar la estrategia de "salir al exterior" y conducir a las empresas de diversas propiedades a invertir en el ultramar de manera ordenada y a realizar proyectos de cooperación que contribuyan a mejorar la infraestructura y la vida del pueblo local. Haremos más inversiones en Asia y los mercados emergentes, y al mismo tiempo daremos más ayuda económica a los países en vías de desarrollo de Asia.

En los próximos cinco años, China hará grandes esfuerzos para participar en el gobierno de la economía global y en la cooperación regional y propulsar la reforma del sistema económico y financiero global y la construcción de un régimen comercial multilateral equilibrado que beneficie a todos, se opondrá a todas las formas de proteccionismo e impulsará la evolución del orden económico internacional en una dirección más justa y razonable. Tomaremos parte activa en 10+1, 10+3, la Cumbre de Asia del Este y la cooperación China-Japón-República de Corea, y promoveremos el desarrollo seguro de la zona de libre comercio China-ASEAN. Intensificaremos la cooperación con los países vecinos en el desarrollo de infraestructuras como transporte, conductos energéticos, tecnologías de información y comunicación y redes eléctricas, para elevar el nivel de la conectividad regional. Continuaremos fomentando el intercambio y la cooperación con otros países asiáticos en turismo, cultura y educación y entre la juventud para profundizar nuestro entendimiento mutuo y amistad.

En los próximos cinco años, China dará prioridad a la construcción de una sociedad ahorradora de recursos y amigable con el medio ambiente, aplicará a fondo la política básica del Estado de ahorro de recursos y de protección del medio ambiente, ahorrará energéticos, reducirá la intensidad de emisiones de gases de efecto invernadero, desarrollará la economía circular, promoverá el uso más amplio de tecnologías con bajo nivel de emisión de carbono y dará activa respuesta al cambio climático con el objeto de balancear el desarrollo económico y social con la población, los recursos y el medio ambiente y seguir el camino de desarrollo sostenible.

Señoras y señores:

El pueblo chino, que vivió grandes vicisitudes en los tiempos modernos, conoce perfectamente el valor de la paz y la importancia del desarrollo. China seguirá invariablemente el camino de desarrollo pacífico y la estrategia de apertura de beneficio mutuo. Pondremos siempre Asia en el lugar prioritario de nuestra política exterior, nos atendremos a la política de tratar de buena fe con los países vecinos y tenerlos como socios, trabajaremos vigorosamente por impulsar nuestras relaciones de buena vecindad y amistad y de cooperación mutuamente beneficiosa con los demás países asiáticos y profundizaremos el entendimiento y la confianza mutua con ellos. Seguiremos trabajando por buscar por medio de negociaciones amistosas soluciones pacíficas a los conflictos que tenemos con algunos vecinos sobre territorio y derechos e intereses marítimos. Desempeñaremos un papel constructivo en la solución de asuntos clientes de la región y tomaremos parte activa en las diversas formas de diálogo y cooperación en materia de seguridad regional a fin de preservar un entorno regional favorable a la paz y el desarrollo de Asia. China será siempre un buen vecino, un buen amigo y un buen socio de otros países asiáticos.

En fin de cuentas, tenemos plena confianza en el mañana de Asia. ¡Que trabajemos mano a mano por crear juntos un futuro más hermoso para Asia!

¡Deseo pleno éxito a la Reunión Anual del Foro de Boao para Asia!

 Para sus Amigos   Imprimir

Contáctenos en la siguiente dirección: Chaoyangmen Nan Dajie 2, Distrito Chaoyang, Beijing, 100701 Teléfono: 86-10-65961114