Portada > Voz del Embajador
Embajador Zhu Qingqiao publica artículo de opinión sobre Foro Davos de Verano
2019/07/11

El embajador chino en México Zhu Qingqiao publicó el 11 de julio en Milenio un artículo de opinión titulado "Unidos para promover la globalización económica". A continuación el texto completo del artículo.

El Foro Davos de Verano tuvo lugar del 1 al 3 de julio en la ciudad china de Dalian, con el tema “Liderazgo 4.0: Triunfando en una nueva era de la globalización”, al cual, asistieron más de 1.900 representantes de más de 100 países quienes discutieron las oportunidades y los desafíos de la globalización económica en busca del nuevo motor para el crecimiento económico y el desarrollo sostenible. En su intervención en el acto inaugural, el primer ministro chino Li Keqiang emitió la voz de China de persistir en la apertura, la inclusión, la cooperación de beneficio mutuo y la promoción de la prosperidad duradera de la economía mundial.

Gracias a la globalización económica, hoy día, la cadena industrial, la de innovación y la de valor global están interconectadas. Las economías profundamente integradas y altamente interdependientes están frente a un periodo de oportunidades de oro en cuanto al aprovechamiento de las ventajas comparativas, una asignación racional de los recursos y una mejor división internacional del trabajo. Igual que una moneda con dos caras, la globalización económica también tiene problemas como, la desigualdad en oportunidades, la distribución del ingreso, el impacto a las industrias tradicionales y el empleo. Pero no hay que atribuirlos a la misma “moneda”, si no todo lo contrario, ante la presión a la baja de la economía mundial, los países, pasajeros de un mismo barco, deben insistir en la globalización económica, salvaguardar la autoridad y eficacia del sistema de comercio multilateral basado en reglas y centrado en la OMC, promover la liberalización y facilitación del comercio y la inversión. Tienen que perfeccionar los arreglos institucionales y la construcción de mecanismos, buscar puntos en común guardando las diferencias, y ampliar los consensos a fin de lograr un desarrollo sostenible de la globalización económica que ostente por las ganancias compartidas, el equilibrio y el bienestar universal.

China ha sido beneficiado con la globalización económica, y más aún, es su contribuidor. Aplicando la política de reforma y apertura durante 4 décadas, China ha compartido oportunidades de desarrollo con otros países a través de la apertura y la integración activa en la división internacional del trabajo. Ha cumplido con todos sus compromisos de adhesión a la OMC, reduciendo su nivel arancelario general del 15.3% al 7.5%. Los aranceles promedio ponderados por el comercio de China son 5.2%, más bajos que la mayoría de los demás países en desarrollo y menos de 3 puntos porcentuales altos que el nivel medio de los países desarrollados. El sector manufacturero de China básicamente se ha abierto; se están reduciendo las restricciones de acceso al sector de servicios modernos; la apertura del sector financiero se ha acelerado notablemente; y el uso real de la inversión extranjera continúa creciendo. Además, China está trabajando para mejorar sus leyes para proteger mejor los derechos de propiedad intelectual, y está poniendo en puesta el sistema de gestión de tratamiento nacional previo al establecimiento y de una lista negativa. La Iniciativa de la Franja y la Ruta, una propuesta para la gobernanza global, tiene el objetivo de alentar la integración de más países y regiones en la globalización económica y lograr un desarrollo inclusivo, interconectado y de beneficio mutuo.

El desarrollo de China es una oportunidad para el mundo. El desempeño de la economía china en general es estable y se encuentra dentro de un rango adecuado. Pese a una nueva presión a la baja, con su enorme mercado, amplios recursos humanos, sistema industrial completo y nuevos motores de crecimiento, la economía china cuenta con la resiliencia, el potencial y la flexibilidad suficiente para sostener su sólido desarrollo a largo plazo. En los próximos años, China se concentrará en el desarrollo como la prioridad principal, profundizará la reforma estructural del lado de la oferta, y fomentará un entorno empresarial de clase mundial regido por la ley y orientado hacia el mercado. China implementará completamente la estrategia de desarrollo impulsado por la innovación y cultivará y fortalecerá nuevos motores de crecimiento; impulsará un ciclo saludable entre el crecimiento económico y la mejora de la vida de la gente y continuará desatando el potencial de la demanda interna; y seguirá eliminando las barreras no arancelarias, aumentando la importación de bienes y servicios, y mejorando la apertura y transparencia para la inversión extrajera.

La ola de la globalización económica no se verá obstaculizada por las dificultades, ni la reforma y apertura de China se estancará por ellas. China desea trabajar con México y el resto de la comunidad internacional y acatarse al principio de cooperación de beneficio mutuo, para promover la globalización económica hacia un rumbo de mayor apertura, inclusión, bienestar universal, equilibrio y ganancias compartidas.

Para sus Amigos :   
Imprimir