Palabras de la Cónsul General de la República Popular China en Guayaquil Zhang Tao en la Recepción con motivo del 69° Aniversario de la Fundación de la República Popular China

2018/09/25

(Guayaquil, 20 de septiembre del 2018)

Excma. Sra. Juana María Vallejo,
Gobernadora de la Provincia del Guayas,
Distinguidas Autoridades ecuatorianas,
Distinguidos Colegas del Cuerpo Consular,
Distinguidos Representantes de la Comunidad y
las empresas chinas y del Instituto Confucio,
Damas y Caballeros,
Amigos y Compatriotas:

Buenas noches!

En una noche guayaquileña llena de luces como la de hoy, nos reunimos en el Granchef para celebrar un nuevo aniversario de la Fundación de la República Popular China. Quisiera extender, en nombre del Consulado General de China en Guayaquil, el más cordial saludo y sincero agradecimiento a todos los amigos que nos honran con su presencia.

Cada 1° de octubre es un momento para hacer revista al pasado y echar la mirada hacia el futuro. Hace 69 años, liderado por el Partido Comunista de China, el pueblo chino, después de una lucha árdua, logró librarse de los sufrimientos que duraron más de un siglo desde la Guerra del Opio y estableció una nueva República. Los últimos 69 años han sido un escenario en que el pueblo, unido como uno solo, se ha empeñado en buscar un camino de desarrollo acorde con las condiciones nacionales de China.

El poderío integral del país se ha elevado notablemente y la vida del pueblo se viene mejorando de manera fundamental. Se ha logrado un salto histórico de la pobreza a la solución de alimentación y vestimenta y posteriormente, a una vida modestamente acomodada en lo general. El socialismo con peculiaridades chinas ha entrado en una nueva era.

Cabe mencionar que el presente es el 40° aniversario de la política de reforma y apertura de China. Si el establecimiento de la Nueva China hace que el pueblo se ponga de pie, entonces la reforma y apertura lo ha conducido a un camino de prosperidad y fortaleza. En los 40 años transcurridos, se ha logrado incentivar la vitalidad de la economía y la sociedad. Al mismo tiempo, se ha configurado un panorama de apertura multidimensional, de distintos niveles y de ampia cobertura.

La economía registra un desarrollo sostenido y rápido. El PIB ha aumentado a una tasa anual promedio del 9,5%, duplicándose cada ocho años y contribuyendo más del 30% al crecimiento económico global durante años consecutivos. El volumen del comercio exterior cobra un incremento promedio anual del 14,5%, que permite a China convertirse en el mayor país de comercio de bienes del mundo.

Se conoce, al mismo tiempo, una expansión visible en escala y alcance de las inversiones foráneas y de la cooperación china en el extranjero. De 1979 a 2017, la inversión extranjera directa en China ha acumulado en un billón 896 mil 600 millones de dólares. Y de 2003 a 2017, el monto de la inversión directa de China en el exterior ha crecido en un promedio anual del 30,6%.

La reforma y apertura ha plasmado cambios trascendentales en China, cuyo destino, a su vez, ya está estrechamente vinculado con el mundo. China siempre mantiene una política exterior independiente y de paz. Sostiene en alto la bandera de la paz, el desarrollo, la cooperación y la ganancia compartida. Propone el concepto de una Comunidad de Destino de la Humanidad. Y aboga por el establecimiento de un nuevo modelo de relaciones internacionales.

En el presente año, China ha sido anfitrión de la Reunión Anual 2018 del Foro de Boao para Asia, la Cumbre de Qingdao de la Organización de Cooperación de Shanghai y la Cumbre de Beijing del Foro de Cooperación China-Africa.

Y, en el próximo mes de noviembre, tendrá lugar en Shanghai la Primera Exposición Internacional de Importaciones. Ésta es una importante decisión del Gobierno Chino para promover una nueva ronda de apertura de alto nivel y, a la vez, una gran iniciativa de China para abrir su mercado al mundo.

China invita a todos los países del mundo a compartir las oportunidades de desarrollo y está dispuesta a mantener con ellos una cooperación de beneficio recíproco para lograr el progreso común.

Amigos y Compatriotas,

Los lazos entre los pueblos de China y del Ecuador datan de más de 100 años. La comunidad china tan numerosa como la que hay en nuestra circunscripción consular ya forma parte de la sociedad ecuatoriana.

Desde el establecimiento de las relaciones diplomáticas hace 38 años, los intercambios binacionales en los ámbitos político, económico-comercial, científico-tecnológico, cultural y educativo se han ampliado contínuamente y ambos países comparten una fluida cooperación en los asuntos internacionales y regionales.

Para China, Ecuador es un socio energético en América Latina, uno de los principales destinos de inversiones y un mercado de obras contractuales. Mientras China es el tercer socio comercial del Ecuador. El volumen del comercio bilateral alcanzó los 3 mil 646 millones de dólares en 2017, un aumento del 18% con respecto al mismo período del año anterior. Y el monto total de las exportaciones de Ecuador a China también creció en un 18%.

Más de 90 empresas chinas operan en el Ecuador. Muchos de los proyectos que han ejecutado son emblemáticos de la cooperación estratégica entre las dos naciones, generando beneficios tangibles para el pueblo ecuatoriano.

Asimismo, son más frecuentes el contacto y la cooperación locales entre los dos países. La implementación de facilidades de visa ha promovido los intercambios económico-comerciales y de personal. Constatamos con satisfacción que cada día hay más ecuatorianos que quieren aprender el idioma y la cultura de China y hacer negocios con China. El número de chinos interesados en conocer el Ecuador también está aumentando.

Muchas instituciones y ciudadanos chinos toman a Ecuador como su segunda tierra natal y se dedican activamente a las labores de bienestar público. Durante muchos años, han hecho silenciosamente trabajos concretos como construir carreteras, escuelas, casas, socorrer y ayudar a las víctimas de terremoto y de otras calamidades, así como hacer donaciones a los grupos más vulnerables de la sociedad ecuatoriana. Personalmente he participado junto con ellos en algunas de estas actividades.

Deseamos sinceramente que la amistad entre los dos pueblos se transmita de generación en generación. Y desde el Consulado General de China en Guayaquil, estamos abiertos a trabajar junto con los amigos ecuatorianos de todos los ámbitos para promover las relaciones binacionales.

Aprovecho esta ocasión para darles una buena noticia. El próximo 15 de noviembre, el Buque Hospital Arca de la Paz de la Armada de China, en cumplimiento de la ¨Misión Armonía 2018¨, llegará al puerto de Guayaquil para visitar al Ecuador y prestar servicios médicos humanitarios.

El Arca de la Paz, cargado del sentimiento fraterno del pueblo chino, ha visitado, en otras ocasiones, a 37 países y regiones del mundo y ha atendido a 180 mil personas. Es conocido como un ¨buque de la paz¨ y ¨buque de la vida¨. Durante su estadía en Guayaquil, estará abierto al público y ustedes están bienvenidos a visitarlo y ser atendidos.

Amigos y Compatriotas,

En pocos días, se celebrará la tradicional Fiesta china de Medio Otoño o Fiesta de la Luna. Es una fiesta de reunión familiar. Mi esposo y yo tenemos el agrado de invitarles a todos los amigos aquí presentes a que se unan a nosotros para compartir la famosa torta de la luna. Asimismo, les hacemos llegar a todos los invitados nuestros mejores augurios por el bienestar y la felicidad de su familia.

Por ultimo, propongo un brindis,

por el 69° aniversario de la Fundacion de la Republica popular China,

por la prosperidad del Ecuador y de China,

por la amistad entre los dos pueblos,

por la salud y la ventura personal de cada uno de ustedes y su familia,

Salud!

窗体底端

 Para sus Amigos   Imprimir

Contáctenos en la siguiente dirección: Chaoyangmen Nan Dajie 2, Distrito Chaoyang, Beijing, 100701 Teléfono: 86-10-65961114