Asumir Nuestra Responsabilidad de Confrontar
los Desafíos para Iniciar la Nueva Marcha de la Diplomacia
de Gran País con Peculiaridades Chinas

2021/01/16

Wang Yi, Consejero de Estado y Ministro de Relaciones Exteriores

I

El año 2020 ha sido extraordinariamente inusual para China y para el mundo entero, marcado por la más devastadora pandemia de la última centuria, que exacerba la reconfiguración del orden planetario en una magnitud y profundidad poco conocidas en un siglo.

Fue un año en que los enormes impactos en el desarrollo pone la humanidad ante una encrucijada crucial. La súbita aparición y feroz propagación de la pandemia implican severos peligros a la vida y la salud de la población, y la grave recesión económica perjudica el bienestar de los pueblos. El fantasma de la política de la fuerza y la mentalidad de la guerra fría, sumado a las prácticas inescrupulosas del unilateralismo y el proteccionismo, lleva el mundo a un periodo repleto de turbulencias y cambios. Al mismo tiempo, se están acelerando la reconfiguración del orden internacional y la revolución tecnológica e industrial, mientras tanto los diversos pueblos cobramos mayor conciencia de que conformamos una comunidad de futuro compartido. Frente a este punto de inflexión histórico, nuestra opción común de la absoluta mayoría de la comunidad internacional es por la unidad y no la división, por la apertura y no el enclaustramiento, y por la cooperación y no la confrontación.

Fue un año en que hemos superado tremendas dificultades y creado nuevos horizontes en las causas del Partido y del Estado. Frente al gran examen de la pandemia y un entorno externo bien complicado, los chinos, bajo el firme liderazgo del Comité Central del Partido con el camarada Xi Jinping como núcleo, y hemos desplegado la lucha como un solo hombre y hecho de China el primer país en poner bajo control la pandemia, desarrollar la cooperación antiepidémica, retomar las actividades económicas y recuperar el crecimiento económico. Hemos cumplido como lo previsto la misión histórica de la erradicación de la pobreza, hemos logrado éxitos decisivos en la culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada y, estamos ya por cumplir cabalmente con las metas para el primer centenario. La Quinta Sesión Plenaria del XIX Comité Central del Partido ha trazado el grandioso plan de desarrollo nacional para el próximo lustro y un periodo más largo en el futuro, iniciando así una flamante marcha hacia la construcción integral de un país socialista moderno, y la revigorización de la nación china.

Fue un año en que la diplomacia de gran país con peculiaridades chinas ha avanzado con toda determinación, como un gran barco surcando olas. Bajo la guía del Pensamiento de Xi Jinping sobre el Socialismo con Peculiaridades Chinas de la Nueva Era y el Pensamiento de Xi Jinping sobre la Diplomacia, en el frente diplomático chino, tomamos la diplomacia de Jefe de Estado como pilar orientador y la diplomacia contra la pandemia como hilo conductor, y hemos confrontado los desafíos, anticipándonos a los cambios, para asestar golpes tanto al coronavirus como a todo tipo de virus políticos. De esta manera, hemos logrado poner en práctica la concepción de la comunidad de futuro compartido de la humanidad, demostrar el fuerte sentido de responsabilidad de un gran país, crear un entorno favorable para el desarrollo y la revigorización de la nación y aportar nuevas y relevantes contribuciones a la paz y el desarrollo mundiales.

II

La diplomacia de Jefe de Estado marca el rumbo y emite explícitos mensajes de China de luchar juntos contra las actuales adversidades. La fortaleza de las montañas se conoce mejor ante los impetuosos torrentes. En este sentido, frente a la peor pandemia del último siglo, el Secretario General Xi Jinping afirma que la historia de civilizaciones humanas es también una historia de lucha contra enfermedades y desastres, que ni los virus ni las enfermedades contagiosas saben de fronteras o nacionalidades, que los seres humanos formamos una comunidad de futuro compartido, y que la solidaridad y la cooperación constituyen nuestra arma más poderosa para vencer la pandemia. Con su visión global y sentido de responsabilidad de gran líder, el Secretario General Xi Jinping se ha dedicado a una intensiva diplomacia de Jefe de Estado, que incluye 88 encuentros y llamadas telefónicas con líderes extranjeros y responsables de organizaciones internacionales, y la participación en 23 cumbres o reuniones importantes tales como la Cumbre Extraordinaria de Líderes del G20 sobre COVID-19, la XX Reunión del Consejo de los Jefes de Estado de los Países Miembro de la Organización de Cooperación de Shanghai, la XII Reunión de Líderes de los Países BRICS, la XXVII Reunión de Líderes Económicos de APEC y la 73ª Asamblea Mundial de la Salud. En dichas ocasiones, el Secretario General Xi Jinping viene planteando concepciones de trascendental relevancia como la construcción de la comunidad de salud para todos, y una importante serie de propuestas sobre la batalla global contra la pandemia, la articulación planetaria de las medidas cautelares, el apoyo a las organizaciones internacionales como la OMS en el desempeño de sus funciones encomendadas y la coordinación de políticas macroeconómicas. Estas propuestas, al tiempo de indicar el rumbo para la diplomacia antiepidémica de China, han servido para enriquecer el contenido de nuestras relaciones bilaterales con los demás países y aglutinar los más amplios consensos para la lucha global contra la pandemia, y por lo tanto, han sido objeto de un amplio reconocimiento y acogida de la comunidad internacional.

A través de la diplomacia antiepidémica, resaltamos nuestro sentido de solidaridad y disposición proactiva a ayudar a otros países. La causa justa siempre es apoyada, y el amor desinteresado no tiene límite. Desde el inicio, China ha mantenido una actitud abierta, transparente, científica y responsable y una estrecha cooperación con la OMS y la comunidad internacional para luchar contra el virus. China fue el primer país en reportar los casos de contagio, dar a conocer las secuencias genéticas y otras informaciones clave, así como publicar los protocolos de diagnóstico y de control y tratamiento. Hemos organizado en línea más de cien conferencias informativas a favor de otros países, establecido el Centro Virtual de Conocimientos sobre Prevención y Control de Epidemias abierto para todos los países, y compartido sin reserva con los demás países nuestras experiencias antiepidémicas. Apoyamos firmemente el liderazgo de la OMS y ofrecimos asistencia financiera al Plan Global de Respuesta Humanitaria COVID-19. Pese a la ardua tarea doméstica, emprendemos la campaña humanitaria global de mayor magnitud desde la fundación de la nueva China, proporcionando asistencia a más de 150 países y 10 organizaciones internacionales y enviando 36 grupos de expertos médicos a 34 países necesitados. Poniendo en pleno juego nuestra ventaja como el mayor productor de insumos médicos, hemos suministrado a los diversos países más de 220 mil millones de mascarillas, 2,3 mil millones de trajes protectores y mil millones de kits de diagnóstico. Promovemos una activa cooperación internacional en la investigación y el desarrollo de medicamentos y vacunas, así como en el control y tratamiento de la pandemia, poniendo de manifiesto, con acciones concretas, nuestra sincera voluntad de propulsar la construcción de la comunidad de futuro compartido de la humanidad.

A través de una lucha diplomática contundente, defendemos con firmeza los derechos e intereses legítimos de China. Siempre tenemos presentes los intereses fundamentales del país. Rechazamos categóricamente las conductas erróneas de Estados Unidos de la politización de la pandemia y estereotipación del virus, cerrando el paso de todo tipo de virus políticos por el mundo. Rechazamos rotundamente a las calumnias y denigraciones contra el sistema político y el camino de desarrollo de China, en resuelta salvaguardia del poder político y de las instituciones del Partido y del Estado. Frustramos las intentonas de interferir en nuestros asuntos internos so pretexto de cuestiones relacionadas a Taiwan, Hongkong, Xinjiang y Tíbet, entre otras, defendiendo así la independencia soberana y las normas de las relaciones internacionales. Abordamos sin vacilación y de manera adecuada las disputas de fronteras y de intereses marítimos, en defensa efectiva de la soberanía nacional y la integridad territorial. Refutamos seriamente toda desinformación y denunciamos todo intento por achacar a China la culpa, exponiendo y dejando una objetiva y veraz narración de la historia. Contrarrestamos con medidas contundentes las arbitrarias sanciones unilaterales y jurisdicción extraterritorial so pretexto de seguridad nacional, defendiendo la dignidad del país y de la nación y salvaguardando los derechos e intereses legítimos de nuestras empresas y ciudadanos.

A través de una mayor apertura y cooperación, entonamos la melodía principal de beneficio mutuo y ganancia compartida. En el oriente, China es un gran barco, que está navegando viento en popa. La entrada en vigencia de la nueva Ley de Inversiones Extranjeras y el recorte hasta 33 ítems de la lista negativa para el acceso de las inversiones foráneas marcan una nueva ronda de apertura y reforma de China y dejan nuestras puertas aún más abiertas al exterior. Planteamos forjar un nuevo paradigma de desarrollo en el que la circulación doméstica es el pilar y las circulaciones doméstica e internacional se refuerzan mutuamente, para incrementar la demanda interna y ofrecer un mayor mercado al mundo y un espacio más amplio de cooperación con otros países. La cooperación mutuamente beneficiosa de China con el resto del mundo se incrementa pese a las circunstancias desfavorables, dando así soporte importante a la recuperación económica global. La construcción conjunta de la Franja y la Ruta ha demostrado una fuerte resiliencia y vigor: el Tren China-Europa ha batido nuevo récord histórico en el número de salidas y en el volumen de mercancías despachadas, y como una caravana de camello de hierro, brinda ayuda a los países concernientes en su lucha antiepidémica. En la Conferencia Virtual de Alto Nivel de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, acordamos construir la Ruta de la Seda de la Salud y logramos mantener así el buen ímpetu de la construcción conjunta de la Franja y la Ruta de alta calidad. Fue todo un éxito la tercera Exposición Internacional de Importaciones de China, que atrajo la participación de más de 3600 empresas de más de 150 países y regiones, y se coronó con un monto total de transacciones intencionadas de hasta 72 mil 620 millones de dólares. El mercado chino es cada día más un mercado mundial, un mercado compartido y un mercado para todos.

A través de la buena sintonía de las relaciones con otros grandes países, resguardamos un marco general de estabilidad estratégica. Entre los países grandes, lo más importante es la confianza mutua. La unidad y la amistad entre China y Rusia son tan sólidas e inquebrantables como montañas. El Secretario General Xi Jinping y el Presidente Vladímir Putin sostuvieron 5 llamadas telefónicas, y juntos han orientado la continua elevación del nivel de la Asociación Estratégica Cooperativa Integral de la Nueva Era China-Rusia. Ambos países promueven a pasos seguros la cooperación antiepidémica y en otras áreas, y defienden los resultados de la victoria de la Segunda Guerra Mundial y la equidad y la justicia internacionales, pasando a ser los dos una importante fuerza estabilizadora en un mundo turbulento. China y la Unión Europea, aprovechando el 45° aniversario de sus relaciones diplomáticas, fortalecen la coordinación y la cooperación, incrementan la confianza recíproca, defienden el multilateralismo y responden conjuntamente a los desafíos globales. Ambas partes han firmado el Acuerdo de Indicaciones Geográficas, han decidido forjar la asociación de cooperación verde y digital y han cerrado las negociaciones sobre el Acuerdo de Inversiones China-UE según lo programado. Gracias a todo eso, la connotación de la Asociación Estratégica Integral entre China y la UE ya se ha enriquecido a la altura de la época. Los lazos entre China y los EE.UU. están en el momento más álgido de los últimos más de 40 años de relaciones diplomáticas. Frente a las conductas matonistas y provocaciones de las fuerzas hostiles de EE.UU., desplegamos una lucha justa, razonable y mesurada en firme defensa de nuestra soberanía, seguridad e intereses de desarrollo, de las normas de las relaciones internacionales y la equidad y la justicia internacionales y de los intereses y derechos legítimos de todos los países, en especial de los numerosos países en desarrollo. Al mismo tiempo, mantenemos la estabilidad y continuidad de nuestra política, y con contundencia y calma y de forma constructiva, manejamos y controlamos las discrepancias con EE.UU., a fin de salvaguardar la estabilidad estratégica del sistema internacional.

A través de las diversas asociaciones en mayor desarrollo, forjamos una red mejor articulada de cooperación global. Contra vientos y tempestades, China siempre se solidariza con los demás países. Damos nuevos pasos en la construcción de la comunidad de futuro compartido con los países en el vecindario. La transición de nuestras relaciones con Japón ha sido sin contratiempo. Nuestras vinculaciones con la India mantienen un rumbo estable. Se desenvuelve de manera efectiva la cooperación de beneficio mutuo con la República de Corea con énfasis especial en la reactivación económica. Con la visita a Myanmar, el Secretario General Xi Jinping impulsó las relaciones binacionales a entrar en una nueva era. En cuanto a la cooperación en Asia-Pacífico, llegamos al importante consenso de construir una comunidad regional. Con la suscripción formal de la RCEP y nuestra disposición proactiva de incorporarnos al CPTPP, las diversas partes concernientes tienen mayor confianza en la construcción conjunta de la zona de libre comercio Asia-Pacífico. El Primer Ministro Li Keqiang asistió a la serie de reuniones de líderes de Aisa Oriental. China y ASEAN marcaron un hito histórico por ser mutuamente el mayor socio comercial para la otra parte. Desarrollamos con éxito el encuentro entre los Cancilleres de China y los cinco países de Asia Central. La unidad y la cooperación con otros países en desarrollo también presentan una nueva fisonomía. Celebramos la Cumbre Extraordinaria China-África de Solidaridad contra COVID-19 y realizamos diálogos colectivos con países latinoamericanos y árabes, utilizando las plataformas pertinentes existentes. Ofrecemos asistencia e insumos médicos para la lucha antiepidémica de los países en desarrollo a petición de los receptores, aseguramos la accesibilidad y la asequibilidad de las vacunas para los países en desarrollo, participamos activamente en la elaboración e implementación de la Iniciativa del G20 de Suspensión del Servicio de la Deuda, y organizamos, junto con la ONU, la Conferencia de Alto Nivel sobre el Alivio de la Pobreza y la Cooperación Sur-sur. China comparte el mismo aliento y el destino con los países en el vecindario y otros en desarrollo en la lucha antiepidémica y la recuperación económica, y se ha consolidado nuestra amistad solidaria.

A través de los planteamientos trascendentales para la reforma de gobernanza global, apostamos por resaltar la energía positiva del multilateralismo. Uno tiene que subir a la altura para tener una visión de largo alcance más allá de las nubes y nieblas. Ante los impactos y reveses que sufre la gobernanza global, el Secretario General Xi Jinping, a la altura de nuestros tiempos, ha presentado de manera sistemática en una serie de conferencias multilaterales los planteamientos de China para salvaguardar con firmeza el multilateralismo, poner en práctica los principios de consulta extensiva, construcción conjunta y beneficios compartidos y promover la edificación de la comunidad de futuro compartido de la humanidad, señalando el rumbo para la reforma del sistema de gobernanza global. Junto con el resto de la comunidad internacional, China defiende el sistema internacional centrado en la ONU, el orden internacional basado en el derecho internacional y el sistema multilateral de comercio cimentado en la OMC, y llama por una mayor democratización de las relaciones internacionales y una globalización económica más abierta, inclusiva, equilibrada y de beneficios generalizados y ganancia compartida. China se ha puesto en el lado correcto de la historia y se ha desempeñado como un actor responsable en la cooperación internacional contra el cambio climático, pues hemos declarado solemnemente la meta de alcanzar la cima de emisiones de CO2 antes de 2030 y la neutralidad de carbono antes de 2060, contribuyendo de esta manera a la civilización ecológica global. China ha presentado la Iniciativa Global sobre Seguridad de Datos, en aras de forjar un ciberespacio internacional de paz, seguridad, apertura y cooperación. Con firme apego a la justicia internacional, China defiende resueltamente el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC) sobre la cuestión nuclear iraní, formulando la propuesta constructiva de establecer una plataforma de diálogo multilateral para la región del Golfo. En cuanto a la cuestión de la península coreana, abogamos por avanzar por etapas y tomar acciones sincronizadas hacia las dos metas esenciales, que son la desnuclearización y el establecimiento del mecanismo de paz. Apoyamos y contribuimos a las negociaciones entre los afganos, y ofrecemos nuestros buenos oficios en los litigios entre Bangladesh y Myanmar, en un esfuerzo de explorar soluciones con características chinas para cuestiones candentes.

A través de los máximos esfuerzos, aportamos nuestra debida contribución al desarrollo nacional para escribir nuevos capítulos de una diplomacia al servicio del pueblo. Lo que desee el pueblo, es el objetivo de nuestro trabajo. En el comienzo de la pandemia, recaudamos insumos médicos por todo el mundo para ayudar la apremiante lucha doméstica antiepidémica. Ante la continua propagación del virus, aunamos esfuerzos con los compatriotas dentro y fuera para resguardar las entradas del país y evitar la importación de casos de contagio, cuidando los logros antiepidémicos arduamente conquistados por el país. Desde la reanudación de las actividades laborales y productivas, habilitamos canales exprés para el intercambio de personal entre China y el extranjero, y canales verdes para el transporte de mercancías, garantizando la estabilidad y la fluidez de las cadenas industriales y de suministro y contribuyendo a la recuperación y el desarrollo socioeconómicos del país. Con un enfoque centrado en el pueblo, tenemos bien presentes las necesidades de los chinos en ultramar, y adoptamos acciones de asistencia consular por todo el mundo. Realizamos gestiones ante gobiernos extranjeros para dar solución a los problemas que aquejan a nuestros compatriotas en el exterior, entablamos plataformas online para brindar asistencia médica a distancia a los compatriotas infectados. Repartimos más de 1,2 millones de paquetes de salud entre los estudiantes chinos fuera del país, enviamos insumos antiepidémicos de emergencia a los compatriotas residentes en más de cien países, arreglamos más de 350 vuelos especiales para traer de vuelta a quienes están en situación difícil en el extranjero. La línea caliente de protección consular "12308" se mantiene activa 24 horas del día, los puentes solidarios que unen a los compatriotas en el extranjero con la patria se extienden a todas las latitudes, de modo que cada uno de este colectivo se sienta atendido y apoyado por el Comité Central del Partido y el Consejo de Estado.

III

2021 será un año de trascendencia histórica para la gran revitalización de la nación china, tanto por el centenario de la fundación del Partido Comunista de China como por el comienzo del XIV Plan Quinquenal. China iniciará una nueva marcha hacia la construcción integral de un país socialista moderno y dará pasos agigantados hacia el objetivo fijado para el segundo centenario (de la Nueva República en 2049). Guiada por el Pensamiento de Xi Jinping sobre la Diplomacia, la diplomacia de China proseguirá nuestro desempeño en medio de la crisis y un escenario cambiante, con miras a aportar nuevas contribuciones para materializar el sueño chino de la gran revitalización de la nación china y construir la comunidad de futuro compartido de la humanidad.

Vamos a mantener el rumbo fundamental de la diplomacia. La persistencia en la dirección del Partido y en el sistema de socialismo con peculiaridades chinas constituye la idiosincrasia distintiva de la diplomacia china. Necesitamos reforzar sin vacilación la dirección centralizada y unificada del Partido sobre la diplomacia y los asuntos exteriores, servir con todo nuestro esfuerzo a la diplomacia de Jefe de Estado para poner de relieve el singular temple de la diplomacia de gran país con peculiaridades chinas de la nueva era. En vísperas del centenario de la fundación del Partido Comunista de China, debemos seguir contando al mundo cómo el Partido Comunista de China ha gobernado el país, cómo el pueblo chino ha luchado por materializar nuestro sueño, y cómo China ha honrado nuestro compromiso con el desarrollo pacífico, de manera que mejor se conozcan las aspiraciones originales y misiones del Partido Comunista de China y se entienda el socialismo con peculiaridades chinas. Continuaremos los intercambios amistosos con los diversos países y profundizaremos aún más el entendimiento mutuo entre China y el resto del mundo y la confianza entre el pueblo chino y otros pueblos.

Vamos a prestar nuestro mejor servicio al cumplimiento de la estrategia de desarrollo del país. Necesitamos captar acertadamente las características de esta nueva fase de desarrollo, dar a conocer la nueva concepción del desarrollo, articular mejor la conexión entre el mercado doméstico y el internacional, y entre los recursos nacionales e internacionales, con vistas a crear condiciones externas favorables al nuevo paradigma de desarrollo y al arranque del XIV Plan Quinquenal. En función de las medidas rutinarias contra el virus y el desarrollo socioeconómico, vamos a abrir más canales exprés y canales verdes, conforme a los avances domésticos de la lucha antiepidémica. Vamos a establecer con más países mecanismos de control y tratamiento conjuntos y desplegar la cooperación internacional en vacunas. Una vez superada la prueba de COVID-19, celebraremos una nueva ronda de presentación global sobre nuestras provincias, regiones autónomas y municipios directamente subordinados al Gobierno Central, junto con las regiones económicas, tendiendo puentes al servicio de la apertura y el desarrollo a nivel nacional y local. Optimizaremos nuestra red omnidireccional de servicios consulares para proteger nuestros compatriotas y entidades chinos en el exterior, así como sus derechos e intereses legítimos.

Vamos a continuar fomentando un nuevo tipo de relaciones internacionales. Vamos a profundizar la coordinación estratégica integral con Rusia, con el objeto de hacer de China y Rusia un pilar para la paz y seguridad mundiales y la estabilidad estratégica global. Vamos a incrementar la confianza mutua y los consensos con Europa, ampliar la cooperación sustancial y orientar las relaciones sino-europeas a un desarrollo de mejor calidad. Vamos a exhortar a Estados Unidos a regresar a una política racional hacia China, y a encontrarse a medio camino con China para resumir las experiencias, aprender de las lecciones, reanudar diálogos, retomar la cooperación y reconstruir la confianza mutua, a fin de poner los lazos sino-estadounidenses en un esquema estratégico de desarrollo sano y estable y de convivencia pacífica entre países de diferentes sistemas sociales.

Vamos a promover con vigor la cooperación internacional y regional. Vamos a impulsar la pronta entrada en vigor e implementación de la Asociación Económica Regional Integral, promover el proceso de libre comercio entre China, Japón y la República de Corea, profundizar la construcción de la franja de desarrollo económico de la cuenca del Río Lancang-Mekong, y llevar a la práctica la concepción de la comunidad de futuro compartido Asia-Pacífico. Vamos a avanzar en la comunidad de futuro compartido con África, Árabe y América Latina y el Caribe, y consolidar la unidad y la amistad con los numerosos países en desarrollo. Vamos a contribuir a la mitigación de la pobreza, la deuda y los desastres, así como al aumento de la capacidad de desarrollo soberano de los países en desarrollo. Vamos a cumplir nuestro compromiso de hacer de las vacunas chinas contra COVID-19, una vez desarrolladas, bienes públicos globales.

Vamos a elevar aún más el nivel de apertura y cooperación. China va a apostar por un sistema de economía abierta de nivel superior. Vamos a poner en pleno juego las ventajas de nuestro mega mercado y del enorme potencial de la demanda interna. Vamos a contribuir a la recuperación económica global mediante nuestro propio desarrollo y compartir con los demás los dividendos de nuestro desarrollo. Nos oponemos categóricamente a toda forma de proteccionismo. Nos esforzamos por mantener estables y fluidas cadenas globales de industrias y suministro, trabajando junto con los demás países por construir una economía global abierta. No escatimamos esfuerzos en impulsar la construcción conjunta de la Franja y la Ruta de alta calidad y de la Ruta de la Seda de la Salud, digital y verde, con vistas a beneficiar a más países y pueblos.

Vamos a participar activamente en la reforma de la gobernanza global. 2021 marca el quincuagésimo aniversario de la recuperación de China del puesto legítimo en la ONU y también el vigésimo aniversario de la incorporación china a la OMC. China seguirá apostando por el multilateralismo, la apertura, la inclusión, la cooperación y la ganancia compartida, avanzando al paso de los tiempos, haciendo valer el papel central de los órganos de la ONU en los asuntos internacionales. Vamos a llevar a buen término la COP15 de la Convención sobre la Diversidad Biológica, para acordar la nueva estrategia de la gobernanza global en diversidad biológica en aras de un futuro compartido para todas las vidas en la Tierra. Vamos a reforzar la cooperación con otras partes en los marcos de G20, APEC, OCS, BRICS, etc, para responder a los desafíos globales de cambio climático, ciberseguridad, salud pública, entre otros, elaborar las reglas de gobernanza digital, y construir un sistema de gobernanza global más justo y razonable.

Vamos a construir la comunidad de futuro compartido de la humanidad. A partir de su planteamiento por el Secretario General Xi Jinping, la connotación teórica y práctica diplomática de esta importante iniciativa se han enriquecido bastante, ganando cada día más comprensión y apoyo desde los países tradicionalmente amistosos hasta otros socios de cooperación, desde las regiones circundantes hasta las amplias regiones de Asia, África y América Latina y el Caribe, desde en los vínculos bilaterales hasta en las agendas multilaterales. Vamos a seguir promoviendo la superación de las diferencias en ideologías, sistemas sociales y etapas de desarrollo, y velando por los valores comunes de toda la humanidad como la paz, el desarrollo, la equidad, la justicia, la democracia y la libertad, en un esfuerzo mancomunado por construir un mundo abierto, inclusivo, limpio, hermoso, de paz duradera, seguridad universal y prosperidad compartida.

Avanzamos con la firmeza heredera de la trayectoria centenaria del PCCh y guardamos intacta nuestra aspiración y misión originales frente a cualquier dificultad y desafío. Nos uniremos más que nunca en torno al Comité Central del Partido con el camarada Xi Jinping como núcleo, afianzaremos aún más las "cuatro conciencias", las "cuatro convicciones" y llevaremos a cabo las "dos salvaguardias". Siempre tendremos presente nuestro objetivo fundacional de trabajar por el bienestar del pueblo chino y el progreso de toda la humanidad. Asumiremos nuestra responsabilidad ante nuestro país y ante el mundo y emprenderemos una nueva marcha de la diplomacia de gran país con peculiaridades chinas, con vistas a hacer mayores contribuciones a la gran revitalización de la nación china.

 Para sus Amigos   Imprimir

Contáctenos en la siguiente dirección: Chaoyangmen Nan Dajie 2, Distrito Chaoyang, Beijing, 100701 Teléfono: 86-10-65961114