Declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores

2020/06/18

Con la firma de la supuesta Acta de Política de Derechos Humanos de Uyghur 2020, la parte estadounidense la ha convertido en ley. Esta mal llamada Acta constituye una deliberada difamación de la situación de derechos humanos en Xinjiang, China, un malicioso ataque a la administración del Gobierno chino en esa región, un flagrante atropello al derecho internacional y a las normas básicas de las relaciones internacionales, y una brutal injerencia en los asuntos internos de China. El Gobierno y el pueblo chinos expresamos nuestra enérgica indignación y contundente rechazo al respecto.

La cuestión en Xinjiang no tiene nada que ver con los derechos humanos, las etnias o las religiones, sino con la lucha contra el terrorismo violento y contra la secesión. En cierto periodo, Xinjiang fue víctima del flagelo de actividades extremistas, violentas, terroristas y secesionistas, que implicaban serias amenazas a la vida y la propiedad de la gente. Las medidas antiterroristas que se han adoptado en Xinjiang se dirigen a eliminar dichas amenazas tanto en sus manifestaciones como en sus raíces, combinando el castigo a los criminales con la prevención, no sólo se enmarcan en las leyes chinas, sino que también están en línea con el compromiso de China con las iniciativas pertinentes de la comunidad internacional en materia de la lucha antiterrorista y la desradicalización, tales como la Estrategia Global de las Naciones Unidas contra el Terrorismo y el Plan de Acción para Prevenir el Extremismo Violento.

Las diversas labores llevadas a cabo por las autoridades de Xinjiang han surtido efectos reales para frenar eficazmente la creciente y frecuente incidencia de las actividades terroristas violentas, salvaguardar al máximo la unidad y la seguridad del país, y garantizarle a la población de diversas etnias de Xinjiang el derecho a la vida, la salud, el desarrollo, y otros derechos fundamentales. En los más de 3 años transcurridos, no se ha registrado ni un solo caso de violencia terrorista en Xinjiang y la población de todas las etnias vive en tranquilidad, en un ambiente de igualdad, unidad, solidaridad y armonía religiosa. Es por eso que las políticas del Gobierno chino en Xinjiang han sido objeto de una positiva evaluación por parte de la comunidad internacional en general.

El terrorismo y el extremismo son un enemigo común de toda la sociedad humana. Los esfuerzos desplegados por los diversos países en la lucha antiterrorista y en la desradicalización no deben ser juzgados con distintos criterios, ni mucho menos ser tergiversados de mala fe y en flagrante violación de la moralidad internacional y la sana conciencia humana. En este sentido, la mal llamada Acta estadounidense pasa por alto lo realmente ocurrido, confunde lo correcto con lo erróneo, e intenta estigmatizar las justas medidas contra el terrorismo, la separación y el extremismo en Xinjiang, basándose en un evidente doble rasero. Todo esto no puede sino poner de relieve con mayor claridad la perversa intención de Estados Unidos de perjudicar la soberanía y la seguridad chinas, sembrar discordias entre diferentes etnias de nuestro país, socavar la prosperidad y la estabilidad de Xinjiang y contener el desarrollo y progreso de China.

Advertimos seriamente a la parte estadounidense que los asuntos de Xinjiang son puramente asuntos internos de China, que no permiten ninguna interferencia extranjera. El Gobierno y el pueblo chinos mantenemos la inquebrantable determinación de defender la soberanía, la seguridad y los intereses de desarrollo de nuestro país. Instamos una vez más a la parte estadounidense a rectificar inmediatamente sus errores y dejar de dañar los intereses de China e interferir en nuestros asuntos internos mediante dicha Acta. Si no, la parte china se verá obligada a tomar contramedidas contundentes y la parte estadounidense tendrá que asumir todas las consecuencias derivadas.

 Para sus Amigos   Imprimir

Contáctenos en la siguiente dirección: Chaoyangmen Nan Dajie 2, Distrito Chaoyang, Beijing, 100701 Teléfono: 86-10-65961114