Construir Juntos la Comunidad de Vida entre los Seres Humanos y la Naturaleza

--- Intervención de S.E. Xi Jinping Presidente de la República Popular China en la Cumbre de Líderes sobre el Clima
2021/04/22

Excmo. Sr. Presidente Joe Biden,
Estimados colegas:

Me es muy complacido asistir a la Cumbre de Líderes sobre el Clima cuando celebramos hoy el Día Internacional de la Madre Tierra. Agradezco al Presidente Joe Biden por su invitación. En esta ocasión, quisiera intercambiar a fondo opiniones sobre el cambio climático con ustedes, discutir la respuesta colectiva a este desafío y buscar un camino hacia la convivencia armoniosa entre los seres humanos y la naturaleza.

Desde el inicio de la era de la civilización industrial, los seres humanos han creado una gran riqueza material a costa de la acelerada explotación de los recursos naturales, lo cual ha desembocado en el deterioro del equilibrio del ecosistema del planeta y las crecientes y agudas contradicciones profundas entre la humanidad y la naturaleza. En los años recientes, el cambio climático, la pérdida de la biodiversidad, la desertificación y la mayor frecuencia de los incidentes climáticos extremos han acarreado severos desafíos para la subsistencia y el desarrollo de los seres humanos. La continua propagación de la pandemia de COVID-19 ha sumado problemas adicionales para el desarrollo socioeconómico de los países. Frente a las dificultades inéditas en la gobernanza ambiental global, la comunidad internacional debe asumir las responsabilidades y aunar los esfuerzos por construir juntos, con ambición y acciones sin precedentes, la comunidad de vida entre los seres humanos y la naturaleza.

--- Persistir en la convivencia armoniosa entre los seres humanos y la naturaleza. Como reza un sabio de la antigua China, "Todas las cosas nacen de la armonía de la naturaleza, y cada una tiene su propia forma de nutrirse de la naturaleza y crecer". La naturaleza es la cuna de la humanidad y todos los seres vivos, y ofrece las condiciones básicas para la subsistencia y el desarrollo de los seres humanos. Como la naturaleza nos da la vida, debemos tomarla como nuestro origen, respetarla, adaptarnos a ella y protegerla. Si no la respetamos y actuamos en su contra, terminaremos siendo castigados por ella. Si la naturaleza sufre daños sistémicos, la subsistencia y el desarrollo de los seres humanos serían río sin fuente y árbol sin raíz. En este sentido, se nos exige proteger la naturaleza y el medio ambiente como cuidar nuestros propios ojos y promover el nuevo patrón de convivencia armoniosa entre los seres humanos y la naturaleza.

--- Persistir en el desarrollo verde. Las aguas cristalinas y montañas verdes son tan valiosas como las montañas de oro y plata. Proteger el medio ambiente es proteger las fuerzas productivas, y mejorarlo equivale al desarrollo de las mismas. Se trata de un hecho tan obvio como veraz. Nos es menester abandonar los modelos de desarrollo que perjudican o socavan el medio ambiente, y decir no a las prácticas cortoplacistas que buscan un desarrollo temporal a expensas del medio ambiente. Hemos de adaptarnos al rumbo general de la revolución científico-tecnológica y las transformaciones industriales de nuestra era, aprovechar las enormes oportunidades ofrecidas por la transición verde, redoblar esfuerzos para transformar y actualizar vía innovación las estructuras económica, energética e industrial, haciendo del buen medio ambiente un sustento para el desarrollo socioeconómico sostenible del mundo.

--- Persistir en la gobernanza sistémica. Las montañas, los ríos, los bosques, las tierras de labranza, los lagos, los prados y los desiertos son partes inseparables de los ecosistemas. La protección ambiental no necesita soluciones parciales sin abordaje integral. Más bien, debemos seguir las leyes inherentes de los ecosistemas y tomar en consideración los diversos elementos de la naturaleza como un conjunto, para potenciar su capacidad de circulación y preservar el equilibrio ecológico.

--- Persistir en un enfoque centrado en el pueblo. El medio ambiente incide en el bienestar de todos los pueblos del mundo. En este sentido, hemos de tener bien presentes las aspiraciones de los pueblos a una mejor vida y a un mejor medio ambiente. Debemos ser bien conscientes de nuestras responsabilidades ante las generaciones venideras y trabajar por hacer compatibles la protección ambiental, el desarrollo económico, la creación de empleo y la eliminación de la pobreza, y velar por la equidad y la justicia sociales en medio de la transición verde, de manera que los pueblos se sientan más beneficiados, felices y seguros.

--- Persistir en el multilateralismo. Con apego al derecho internacional como base, la equidad y la justicia como objetivos primordiales, y las acciones efectivas como orientación, hemos de defender el sistema internacional centrado en las Naciones Unidas (ONU), hacer cumplir las metas y principios de la Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático y el Acuerdo de París, y trabajar por implementar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Nos es imperativo reforzar nuestras respectivas acciones, profundizar las asociaciones y elevar el nivel de cooperación, en procura del beneficio mutuo y la ganancia compartida a través del aprendizaje y referencia mutuos en la nueva marcha global hacia la neutralidad de carbono. Para tal efecto, necesitamos la cooperación en lugar del cruce de acusaciones, la perseverancia en vez de las reversiones repentinas, y el cumplimiento de las promesas, y no el abandono de las mismas.

China saluda el regreso de EE.UU. a la gobernanza climática multilateral. Recientemente, China y EE.UU. han publicado una Declaración Conjunta sobre el Cambio Climático. La parte china está a la expectativa de trabajar, junto con la comunidad internacional, incluyendo EE.UU., por promover la gobernanza ambiental global.

--- Persistir en el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas. Este principio constituye la piedra angular de la gobernanza climática global. Los países en vías de desarrollo encaran múltiples desafíos como la lucha antiepidémica, el desarrollo económico y la respuesta al cambio climático. Bajo las actuales circunstancias, hemos de reconocer plenamente las contribuciones de los países en desarrollo al enfrentamiento al cambio climático, y atender sus dificultades y preocupaciones particulares. Los países desarrollados han de tomar acciones más ambiciosas, y al mismo tiempo, prestar ayuda efectiva a los países en desarrollo a mejorar su capacidad y resiliencia contra el cambio climático, brindarles apoyo en financiamiento, tecnologías y construcción de capacidades y abstenerse de poner barreras verdes al comercio, ayudándoles así a acelerar su transición hacia un desarrollo verde y bajo en carbono.

Colegas:

La civilización china siempre aboga por la convivencia armoniosa entre la naturaleza y la humanidad. China ha incluido el concepto de la civilización ecológica y la construcción de ella en la Constitución de la República Popular China y la disposición general del socialismo con peculiaridades chinas. Guiada por el Pensamiento sobre la Civilización Ecológica, China implementa la nueva concepción de desarrollo. Tomando la transformación ecológica integral del desarrollo socioeconómico como orientación, y el desarrollo de energía verde y baja en carbono como clave, China avanza con toda firmeza por un camino de desarrollo verde y bajo en carbono, y continúa dando prioridad a la construcción ecológica.

En el año pasado, anuncié que China se esfuerza por alcanzar la cima de emisiones de CO2 antes de 2030 y la neutralidad de carbono antes de 2060. Se trata de una decisión estratégica trascendental que tomamos al asumir la responsabilidad de promover la comunidad de futuro compartido de la humanidad y cumplir el requisito inherente del desarrollo sostenible. El tiempo prometido por China para alcanzar la neutralidad de carbono desde la cima de emisiones de CO2 es mucho más corto que el de los países desarrollados, lo cual requiere un arduo esfuerzo de la parte china. Además de incorporar las dos metas a la configuración integral de la construcción de la civilización ecológica, China está elaborando un plan de acción para llegar a la cima de emisiones de CO2 y ha desplegado amplias y exhaustivas acciones al respecto, para ayudar a las localidades que cumplan las condiciones y a los sectores y las empresas prioritarios a ser los pioneros en alcanzar esta meta. China va a poner bajo estricto control los proyectos carboeléctricos, para contener con rigor el aumento del consumo de carbón durante el período del XIV Plan Quinquenal y reducirlo paulatinamente durante el período del XV Plan Quinquenal. Asimismo, al tomar la decisión de adoptar la Enmienda de Kigali del Protocolo de Montreal, China reforzará el control de otros gases de efecto invernadero además de CO2 y dará inicio a las transacciones del mercado nacional de carbono.

Como participante, contribuidor y pionero de la construcción de la civilización ecológica global, China defiende con firmeza el multilateralismo, en un esfuerzo por construir el sistema global de gobernanza ambiental, que sea equitativo, razonable y de cooperación y ganancia compartida. En octubre del año en curso, China auspiciará la COP15 del Convenio de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica, y trabajará junto con las diversas partes para llevar la gobernanza global de biodiversidad a una nueva altura. Apoyamos la COP26 de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático para que obtenga logros positivos. En virtud del concepto de "Es mejor enseñar a pescar que dar el pez", y mediante la cooperación sustancial Sur-Sur de diversas modalidades, China ayuda en la medida de lo posible a los países en desarrollo a aumentar su capacidad de respuesta al cambio climático. Desde el satélite meteorológico de teledetección en África, hasta las zonas demostrativas de bajo carbono en Sudeste Asiático y el alumbrado eficiente en pequeños países insulares, la Cooperación Sur-Sur sobre el Cambio Climático de China da resultados visibles, tangibles y con efectos reales. Tomando la cooperación en la civilización ecológica como una prioridad de la construcción conjunta de la Franja y la Ruta, China ha lanzado una serie de iniciativas de acciones verdes, y ha adoptado una serie de medidas como infraestructuras verdes, energías verdes, transporte verde y finanzas verdes, con miras a beneficiar de continuo a los pueblos participantes en la construcción conjunta de la Franja y la Ruta.

Colegas:

"Entre todos, se puede levantar el peso por mayor que sea". Aunque el cambio climático trae desafíos reales, severos y de largo plazo para la humanidad, estoy convencido de que siempre que nos esforcemos por avanzar hacia la misma dirección y nos solidaricemos y nos apoyemos mutuamente, seremos capaces de enfrentar de manera adecuada los desafíos climáticos y ambientales del planeta y dejar a las generaciones venideras un mundo limpio y hermoso.

Muchas gracias.

 Para sus Amigos   Imprimir

Contáctenos en la siguiente dirección: Chaoyangmen Nan Dajie 2, Distrito Chaoyang, Beijing, 100701 Teléfono: 86-10-65961114