Wang Yi y Ministro de Estado y Asuntos Exteriores de Portugal Augusto Santos Silva Celebran la Primera Ronda del Diálogo Estratégico China-Portugal a Nivel de Ministros de Relaciones Exteriores

2021/07/22

El consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores, Wang Yi, celebró el 22 de julio de 2021 la primera ronda del diálogo estratégico China-Portugal a nivel de ministros de Relaciones Exteriores con el ministro de Estado y Asuntos Exteriores portugués, Augusto Santos Silva, a través de un enlace de video, en Chengdu.

Wang Yi dijo que China siempre ve las relaciones entre China y Portugal desde una perspectiva estratégica y a largo plazo, y estima su amistad tradicional con Portugal. China y Portugal tienen establecida una asociación estratégica integral, y los intercambios y la cooperación amistosos entre los dos países siempre constituyen el tono principal de las relaciones bilaterales. Desde el brote de la pandemia de COVID-19, China y Portugal se han apoyado mutuamente con muchos esfuerzos y se han unido para superar conjuntamente los momentos difíciles. La amistad tradicional entre los dos países ha resistido la prueba y tiene ante sí nuevas oportunidades. La parte china está dispuesta a trabajar con la parte portuguesa para llevar adelante la excelente tradición, para consolidar la confianza estratégica mutua, y para ampliar la cooperación de beneficio mutuo, a fin de hacer contribuciones de China y Portugal a la promoción del desarrollo de las relaciones bilaterales, a la salvaguardia de la paz y la estabilidad mundiales, y a la construcción de una comunidad de destino común de la humanidad.

Wang Yi señaló que las vacunas son el arma más poderosa para derrotar a la pandemia, y que la parte china proporciona activamente vacunas contra la COVID-19 a los países en necesidad, y ha ofrecido más de 600 millones de dosis al exterior hasta ahora. La parte china tiene la voluntad de fortalecer la cooperación con Portugal y con otros países europeos en materia de investigación, desarrollo, y distribución justa de vacunas y medicamentos, y de oponerse conjuntamente al "nacionalismo de vacunas". La trazabilidad del virus es una cuestión científica severa, que requiere una cooperación internacional sobre la base de los hechos y el respeto por la ciencia y a nivel mundial. Wang Yi dijo que espera que ambas partes se opongan en común a la manipulación política de esta cuestión, que resistan codo con codo al "virus político", y que salvaguarden los intereses generales de la lucha solidaria contra la pandemia.

Wang Yi dijo que China apoya a las empresas chinas para que inviertan y emprendan negocios en Portugal, y tiene la disposición a explorar el potencial comercial con Portugal, a optimizar la estructura comercial, y a ampliar y reforzar los proyectos existentes en energía, finanzas e infraestructura, y en otros campos, para promover que la cooperación económica y comercial bilateral logren más resultados tangibles. También se debe reforzar la cooperación en la innovación científica y tecnológica, e impulsar el estudio conjunto entre las dos partes en términos de materiales avanzados, marinos, lingüísticos y de patrimonio cultural, entre otros.

Wang Yi también dijo que la parte china apoya a la parte portuguesa en el desempeño de un papel más constructivo en los asuntos internacionales, y está dispuesta a seguir coordinándose y apoyándose mutuamente con Portugal para defender y practicar conjuntamente el multilateralismo, para salvaguardar el sistema internacional nucleado en torno a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y para proteger el orden internacional basado en el derecho internacional.

Wang Yi enfatizó que China siempre ha apoyado el proceso de integración europea y apoya a Europa en su compromiso con la posición de autonomía estratégica, además de opinar que una Europa solidaria, estable y autónoma es beneficiosa tanto para los países europeos como para la comunidad internacional. La imposición europea de sanciones unilaterales contra China no está en línea en absoluto con la asociación estratégica integral entre las dos partes, por lo que, la parte china se ha visto obligado a dar respuestas legítimas y necesarias. No hay conflictos de intereses fundamentales ni enfrentamientos de intereses reales entre China y Europa. Ambas partes se adhieran al concepto de multilateralismo, persisten en impulsar el proceso de multipolarización, y abogan por la democratización de las relaciones internacionales y por la resolución de las controversias internacionales a través de medios pacíficos. Con los mercados altamente complementarios, la cooperación entre las dos partes cuenta con un enorme potencial y un vasto espacio. China y Europa deben ser fuerzas estabilizadoras del mundo, y asumir conjuntamente sus debidas responsabilidades hacia la paz y el desarrollo mundiales. Wang Yi expresó su deseo de que las dificultades actuales se puedan superar lo antes posible para fomentar la vuelta de las relaciones bilaterales al camino del desarrollo sano, y dijo que cree que la parte portuguesa seguirá desempeñando un papel constructivo para esto.

Por su parte, Augusto Santos Silva expresó una solidaridad a la parte china por las graves inundaciones en la provincia de Henan. Augusto Santos Silva dijo que Portugal y China disfrutan de una larga y profunda amistad. La parte portuguesa está agradecida con la parte china por brindar suministros antipandémicos, aprecia el éxito de China en la respuesta a la pandemia, y está dispuesta a llevar a cabo con la parte china la cooperación en materia de vacunas. La ciencia y la política deben tener sus sendos límites, y la trazabilidad sirve para responder mejor en el futuro, en vez de apuntar o criticar a determinados países. La parte portuguesa aboga por llevar a cabo el estudio de trazabilidad con apego a un espíritu científico y profesional, y no apoya ningún acto de politizar la trazabilidad y a la Organización Mundial de la Salud (OMS). Además, Portugal aprecia las contribuciones significativas al desarrollo económico y social portugués hechas por las empresas chinas mediante operaciones comerciales legales en el país. El mercado portugués estará abierto para siempre a las empresas chinas. Augusto Santos Silva expresó su deseo de estrechar aún más los lazos de intereses entre las dos partes y de profundizar la cooperación bilateral en la era posterior a la pandemia. Europa y China son importantes socios económicos y comerciales, y también pueden ser socios en cuestiones internacionales, incluida la respuesta al cambio climático. Portugal apoya a Europa y China para que amplíen los consensos y fortalezcan la cooperación. Tanto Portugal como China son sólidos partidarios del multilateralismo y abogan por salvaguardar el sistema internacional nucleado en torno a la ONU. La parte portuguesa está dispuesta a intensificar aún más la coordinación y la cooperación con la parte china en asuntos internacionales.

Las dos partes también intercambiaron opiniones en profundidad sobre asuntos internacionales y regionales de interés común. Ambas partes se sintieron satisfechas con el éxito de la primera ronda de diálogo estratégico a nivel de ministros de Relaciones Exteriores.

 Para sus Amigos   Imprimir

Contáctenos en la siguiente dirección: Chaoyangmen Nan Dajie 2, Distrito Chaoyang, Beijing, 100701 Teléfono: 86-10-65961114