Combatir COVID-19 mediante Solidaridad y Cooperación y Construir una Comunidad Global de Salud para Todos

2020/05/18

Discurso de S.E. Xi Jinping
Presidente de la República Popular China
en la Inauguración Virtual de la 73ª Asamblea Mundial de la Salud

Beijing, 18 de mayo de 2020

Sr. Presidente de la Asamblea,
Sr. Director General de la OMS,
Sres. Representantes:

Ante todo, quisiera subrayar el significado trascendental para la humanidad de esta Asamblea Mundial de la Salud en este momento crucial de combate contra COVID-19.

Los seres humanos nos encontramos ante la más grave emergencia global de salud pública desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. COVID-19 nos sorprendió a todos y se ha propagado a más de 210 países y regiones, afectando a más de 7.000 millones de personas, entre los cuales 300 mil han perdido su valiosa vida. Quisiera valerme de esta ocasión para expresar mi sentida condolencia a los fallecidos y sincera solidaridad a sus familiares.

La historia de la civilización humana es también una historia de constante lucha contra enfermedades y desastres. Este virus no sabe de fronteras ni razas. De cara a este feroz coronavirus, la comunidad internacional y los pueblos no retrocedemos, más bien lo afrontamos con valentía. Nos solidarizamos y nos ayudamos mutuamente, dejando constancia de un gran espíritu filantrópico y aglutinando una majestuosa fuerza común de toda la humanidad.

Tras arduos esfuerzos y enormes sacrificios, China ha logrado revertir la situación y salvaguardar la vida y la salud del pueblo chino. Siempre con una actitud abierta, transparente y responsable, China viene compartiendo oportunamente informaciones con la OMS y los países concernientes, dando a conocer a primer tiempo datos como la secuencia del genoma del virus, compartiendo sin reserva alguna nuestras experiencias sobre el control y tratamiento y proporcionando dentro de nuestras posibilidades cuantiosa asistencia y ayuda a todos los países que lo necesitan.

Sr. Presidente,

La continua propagación del virus nos exige aún más esfuerzos en su control y tratamiento. Quisiera plantear las siguientes propuestas:

Primero, hacer los máximos esfuerzos por llevar a buen puerto el control y tratamiento de COVID-19. Esta es la prioridad primordial en este momento. Nos es imperativo enfocarnos en el bienestar del pueblo, priorizar la vida por encima de todo, movilizar y asignar según criterios científicos los trabajadores médicos e insumos importantes y tomar efectivas medidas en los ámbitos relevantes como protección, cuarentena, detección, tratamiento y rastreo, con miras a frenar cuanto antes la propagación transfronteriza y la diseminación del virus en el mundo. Se nos exige potenciar el intercambio de informaciones, compartir experiencias y prácticas provechosas, desplegar la cooperación internacional en materia de métodos de detección, tratamiento clínico e investigación y desarrollo de vacunas y medicamentos, y seguir apoyando a los científicos de los distintos países a realizar la investigación científica global para aclarar el origen y las vías de transmisión del virus.

Segundo, hacer valer el liderazgo de la OMS. Bajo la conducción del Director General Tedros, la OMS ha hecho importante contribución en la dirección y promoción de la cooperación internacional contra COVID-19, a lo cual la comunidad internacional ha expresado su alto reconocimiento. En esta fase crucial de la lucha conjunta contra la enfermedad, apoyar a la OMS es apoyar la cooperación internacional contra COVID-19 y salvar vidas. China llama a la comunidad internacional a aumentar el apoyo político y financiero a la OMS para sumar recursos globales y ganar la batalla contra la enfermedad.

Tercero, aumentar el apoyo a los países africanos. Dados los frágiles sistemas de salud pública de los países en vías de desarrollo, sobre todo, de los países africanos, constituye la prioridad de primer orden de la lucha global contra COVID-19 ayudarles a forjar una sólida línea defensiva. Nos es menester proporcionar a los países africanos mayor asistencia de insumos, tecnologías y personal. China ha entregado a más de cincuenta países africanos y la Unión Africana una considerable cantidad de donaciones de materiales sanitarios, y enviado al continente africano cinco equipos de expertos médicos. A lo largo de las siete décadas pasadas, los equipos médicos chinos enviados a esta región han ofrecido servicios a más de 200 millones de africanos. Ahora, los 46 equipos médicos chinos residentes en África están enfrascados en plena lucha local contra COVID-19.

Cuarto, reforzar la gobernanza global de la salud pública. Tarde o temprano, la humanidad vencerá COVID-19. Pero para los seres humanos esta no será la última emergencia de salud pública de excepcional gravedad. A la luz de las debilidades e insuficiencias expuestas por COVID-19, debemos mejorar el sistema de gobernanza de la seguridad de salud pública, acelerar la respuesta a emergencias de salud pública, instalar centros de reservas de insumos antiepidémicos a nivel global y regional. China es partidaria de una revisión integral sobre la respuesta global a COVID-19 cuando esté bajo control, para resumir las experiencias y subsanar las debilidades. Este trabajo requiere una actitud profesional basada en criterios científicos, y debe ser liderado por la OMS, con apego a los principios de objetividad e imparcialidad.

Quinto, recuperar el desarrollo socioeconómico. Donde las condiciones se lo permiten, los países deben, según las recomendaciones profesionales de la OMS, retomar de manera ordenada el trabajo, la producción y las clases sin aflojar el control y tratamiento en un largo plazo. Es necesario reforzar la coordinación internacional en materia de políticas macroeconómicas y defender la estabilidad y la fluidez de las cadenas globales de producción y suministro, en aras de promover en cuanto pueda la recuperación de la economía mundial.

Sexto, fortalecer la cooperación internacional. La humanidad es una comunidad de futuro compartido. La solidaridad y la cooperación son las armas más poderosas para vencer el virus. Se trata de una importante experiencia de la comunidad internacional sacada en su lucha contra las graves enfermedades contagiosas como el SIDA, el Ébola, la influenza aviar y la influenza A (H1N1), que constituye también la vía acertada para la cooperación internacional contra COVID-19.

Sr. Presidente,

China siempre se adhiere a la visión de la comunidad de futuro compartido de la humanidad y asume la responsabilidad no solo de proteger la vida, la seguridad y la salud de los propios chinos, sino también de apoyar la causa global de salud pública. Para promover la cooperación internacional contra COVID-19, quisiera anunciar las siguientes medidas:

- China ofrecerá en 2 años una asistencia internacional de 2 mil millones de dólares, para apoyar a los países afectados, en particular, los en vías de desarrollo en el combate contra el virus y la recuperación del desarrollo socioeconómico.

- China va a cooperar con la ONU para construir en China un depósito y hub de respuesta humanitaria global, con vistas a garantizar la cadena de abastecimiento de insumos antiepidémicos y establecer vías rápidas de transporte y despacho aduanero.

- China va a establecer un mecanismo de cooperación para que sus hospitales se emparejen con 30 hospitales africanos, y acelerar la construcción de la sede del Centro Africano para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), apoyando a África a elevar su capacidad de prevención y control de enfermedades.

- Las vacunas chinas contra COVID-19, una vez desarrolladas y puestas en uso, serán disponibles como bienes públicos globales. Esta será una contribución china para la accesibilidad y la asequibilidad a estas vacunas a favor de los países en desarrollo.

- China va a implementar junto con otros miembros del G20 la Iniciativa de Suspensión del Servicio de la Deuda a favor de los países más pobres, y trabajar con la comunidad internacional para reforzar el apoyo a los países que sufren impacto extremadamente grave y presión sumamente alta debido a COVID-19 a superar las actuales dificultades.

Que trabajemos de la mano para proteger juntos la vida y la salud de los pueblos de todos los países del mundo, cuidar juntos la Tierra, el hogar común de la humanidad, y construir juntos una comunidad global de salud para todos.

Gracias.

 Para sus Amigos   Imprimir

Contáctenos en la siguiente dirección: Chaoyangmen Nan Dajie 2, Distrito Chaoyang, Beijing, 100701 Teléfono: 86-10-65961114